Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/30/2001 12:00:00 AM

El diputado Bronca

Con cuatro millones de votos en blanco las elecciones parlamentarias argentinas son un castigo ejemplar a la clase política.

El voto que depositaron en las urnas los argentinos en las elecciones legislativas se hiciera realidad los nuevos diputados y senadores serían Osama Ben Laden, el libertador José de San Martín y Clemente, un pato de una tira cómica “que no roba porque no tiene manos”. Cuatro millones de sufragios en blanco (21,1 por ciento) convirtieron al ‘voto bronca’ en la tercera fuerza política y en la sensación de las elecciones legislativas del 14 de octubre en Argentina. Los sobres con papel picado, candidatos estrambóticos, preservativos usados o polvo blanco fueron la forma en que millones de personas manifestaron su rechazo a la grave situación económica y a la crisis política del país.

El ‘voto bronca’ ganó en la capital federal con 506.000 votos, un 75 por ciento más que el triunfador, Rodolfo Terragno, de la Alianza gobernante. En Santa Fe el voto nulo o en blanco llegó al 40 por ciento (671.000 votos), casi duplicando al justicialismo ganador.

En un país donde el voto es obligatorio las elecciones se caracterizaron por el más alto índice de ausentismo desde la reinstauración democrática en 1983, algo más del 25 por ciento. Casi la mitad de los ciudadanos votaron negativamente o se abstuvieron de hacerlo.

La Alianza (coalición del radicalismo y el Frepaso) perdió 5.400.000 votos y resignó la mayoría en la Cámara de Diputados. El peronismo ganó, se impuso en 17 de los 24 distritos del país, seguirá siendo mayoría en el Senado y será la primera minoría en la Cámara de Diputados, pero perdió 1.120.000 de votos en relación con 1999.

El resultado más sorprendente fue la votación de la izquierda, tal como había previsto SEMANA. Computadas las distintas listas obtuvo más de 1.300.000 votos en todo el país, y eligió entre tres y cinco diputados. A nivel nacional, Izquierda Unida se consagró como la cuarta fuerza.

A pesar de todo los votos nulos y en blanco terminaron favoreciendo a las fuerzas políticas tradicionales pues los porcentajes que determinan los cargos ganados por cada partido se miden sobre el total de votos positivos, excluyendo los blancos y nulos.

El voto negativo terminó consolidando la hegemonía de las dos principales fuerzas políticas en ambas cámaras a pesar de la pérdida de votos. En el Senado, justicialistas y aliancistas pasarán de 61 a 64 bancas y algo parecido ocurrirá en la Cámara de Diputados. El justicialismo (peronismo) podría asumir la presidencia de la Cámara Baja, otorgando por primera vez desde 1983 el liderazgo al partido opositor.

Para la analista Graciela Römer, “la anulación del voto es un gesto de rebeldía civil que tiene dos componentes: una crítica al conjunto de la dirigencia política respecto de los resultados de varios gobiernos y de promesas incumplidas, y un deterioro muy importante del conjunto de los indicadores sociales”.

Para la consultora se trata de un fenómeno latinoamericano, como se refleja en las posibilidades electorales de Lula en Brasil y el crecimiento de los partidos de centroizquierda en Perú. “Hay señales de un agotamiento en los consensos de los 90 vinculados al Estado neoliberal. La gente está demandando más Estado y no menos”. Según Römer, “las posibilidades de Horacio Serpa en Colombia tienen básicamente que ver con esta ola que estamos viendo en América Latina”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.