Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/28/2015 3:14:00 PM

El discurso sobre Cuba que continúa vigente 60 años después

El entusiasmo por el reencuentro entre Cuba y EE. UU. disminuye por la actitud de Cuba. Un discurso de 1955 preveía la situación.

La noticia del acercamiento entre Estados Unidos y Cuba causó más entusiasmo que recelo, tanto para el mundo como en especial para el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Los cubanos empezaron a ilusionarse ante el nuevo panorama que promete el restablecimiento de las relaciones, pero la actitud de Cuba es contraria a hacer concesiones en sus sistemas político y económico.

Quedó evidente en las afirmaciones de Josefina Vidal, directora general para Estados Unidos de la Cancillería cubana: “Cuba ha dicho muy claramente que no se puede pretender que para mejorar las relaciones con Estados Unidos y normalizarlas, Cuba tenga que renunciar a los principios en los que cree”.

La posición de Cuba quedó más que reflejada en las últimas declaraciones de Fidel Castro en el diario cubano Granma, cuando expresó que desconfía de la política de Estados Unidos aunque respalda “la cooperación y la amistad con todos los pueblos del mundo y entre ellos los de nuestros adversarios políticos”.

Aquí cabe recordar que Rafael Díaz Balart, quien fue senador y subsecretario de Gobernación en la Cuba anterior a la Revolución, pronunció un discurso en 1955 que preveía la situación de la Cuba de hoy. Sus palabras surgieron del desacuerdo con la ley de amnistía a Fidel Castro y otras personas involucradas en el asalto al cuartel de Moncada en 1953. El discurso sigue vigente hoy ante las condiciones sociales y económicas de la isla.

En esa época Fidel Castro estaba en la cárcel Presidio Modelo y Balart afirmaba que desde allí: “Fidel Castro y su grupo han declarado reiteradamente que saldrán de esa cómoda cárcel sólo a seguir con nuevos hechos violentos… en la búsqueda del poder total a que aspiran”.

Más adelante Balart agregaba que “Fidel Castro y su grupo solamente quieren una cosa: el poder, pero el poder total, que les permita destruir todo vestigio de Constitución y de ley, para instaurar la más cruel, la más bárbara tiranía, un régimen totalitario, ladrón y asesino que sería muy difícil de derrocar por lo menos en 20 años. Porque Fidel Castro no es más que un psicópata fascista”.

Este discurso, más allá de su carácter polémico y de que algunos lo señalen de falso, aparece en el diario Miami Herald y es legitimado en libros como Iglesia y Revolución en Cuba. Enrique Pérez, el obispo que salvó a Fidel Castro, del investigador de la Universidad de Georgetown Ignacio Uría Rodríguez, y en Rafael Diaz-Balart: pensamiento y acción, del abogado cubano Francisco Lorié Bertot.

De hecho, y volviendo a las conversaciones entre los dos países, otro de los puntos complejos a tratar es el de derechos humanos. Según la AFP, la jefa de la delegación estadounidense, Roberta Jacobson, afirmó luego de las conversaciones con Cuba: "Como elemento central de nuestra política, presionamos al gobierno cubano para que mejore las condiciones de los derechos humanos, incluida la libertad de expresión y de reunión".

El informe de la Human Rights Watch del año pasado señala esta situación en particular, “el gobierno cubano continúa reprimiendo personas y grupos que critican al Gobierno o reivindican derechos humanos fundamentales. Los funcionarios aplican tácticas para castigar el disenso e infundir temor entre la población, incluidas golpizas, actos de repudio, despidos y amenazas de largas penas de prisión”.

De acuerdo con el informe, las detenciones arbitrarias aumentaron en los últimos años, lo que impide que defensores de derechos humanos, periodistas y otras personas puedan reunirse de forma libre.

Por ahora la comunidad internacional incentiva la cooperación entre los dos países y espera que se logren acuerdos. “Espero que la relación entre Estados Unidos y Cuba mejore cada vez más”, así lo confirmó este miércoles el presidente Juan Manuel Santos durante una rueda de prensa previa a la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), a la cual asistirá este jueves.

*Con información de AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.