Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/17/2012 12:00:00 AM

El Don Nadie que se coló en la galería del Pentágono

Al Pentágono, uno de los lugares más custodiados y seguros del mundo, un bromista se les coló para decorar una de sus paredes con la imagen de un ilustre desconocido al lado, ni más ni menos, de los ilustres comandantes de las fuerzas armadas estadounidenses.

A Adam Entous, corresponsal de The Wall Street Journal, le llamó la atención un retrato de los muchos que hay en los pasillos del Pentágono. En él aparecía el capitán de la Marina Ens Chuck Hord, quien, según una placa, desapareció en el mar en 1908. Hasta aquí no hay nada raro.

Lo extraño que encontró el periodista fue el corte de pelo del capitán que no se ajustaba a la época de la imagen. De inmediato, los encargados de la decoración del Pentágono indagaron quién era esa persona que estaba al lado de destacados héroes de guerra como el general, y presidente, Dwight Eisenhower, el inolvidable George Patton y Collin Powell, entre otros.

La investigación de la central de inteligencia de decoración encontró al responsable, o al menos, a quien estaba en la imagen. Se trata de Ensign Hord, un solado de la Marina que pasó por varias bases navales, incluido el Pentágono, quien está vivo, jubilado y vive en Virginia.

El periodista cuenta en su publicación que el cuadro, que en realidad es una impresión digital a diferencia de los demás que son pinturas, es una imagen tomada en los 80 que pasó de mano en mano hasta que fue colgada por el teniente coronel Broook Bangsboll, amigo de Hord.

La imagen ya fue retirada y Hord lamenta no haberse quedado en el Pentágono para lo posteridad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.