Sábado, 25 de octubre de 2014

| 2013/06/13 00:00

El entramado de empresas del caso Messi

La red para evadir impuestos del mejor jugador del mundo también alcanzó a Colombia.

EFE Foto: EFE

Ni siquiera la más alevosa patada ni el marcaje más férreo puso en una situación tan inesperada a Lionel Messi, el mejor jugador de fútbol del planeta y ganador por cuatro años consecutivos del Balón de Oro: este jueves trascendió el documento con la denuncia que le hace la Fiscalía española al crack y a su padre por evadir más de 4 millones de euros por derechos de su imagen.

Se trata de un documento en el que se especifica por qué debe procesarse a la estrella del Barcelona y de la selección Argentina como a su padre Jorge Horacio Messi y a Rodolfo Schinocca, un experto contable.

El documento de 14 páginas es demoledor. Allí se consignan, incluso, los nombres de las empresas, dos de ellas colombianas y una filial peruana de otra firma nacional, que le pagaron al jugador por aprovechar su imagen. Fue ese dinero que habría utilizado el papá de Messi para ocultar en paraísos fiscales y con el cual evadió impuestos en España.

Según las cuentas Messi ganó entre 2007 y 2009 más de 10 millones de euros por la explotación de su imagen comercial. De estos, más de 4 millones de euros habrían dejado de pagarse el fisco español a través de maniobras con empresas en paraísos fiscales.

¿Cómo es la historia?

El punto de partida de la presunta defraudación fue la constitución de la empresa Sports Consultants Ltd. el 14 de diciembre de 2004 domiciliada en Belice (paraíso fiscal) manejada por el papá de Messi Jorge Horacio. En él se establecía la sesión del jugador para el manejo del dinero por diez años prorrogable. En ese momento se hizo así porque Messi era menor de edad.

La denuncia asegura que el 4 de marzo de 2005, cuando Messi alcanzó la mayoría de edad, Sports Consultants Ltd. “licenció” con efectos desde el primero de febrero de 2005 a la sociedad Sport Enterprieses Ltd., domiciliada en el Reino Unido, como agente exclusivo para la explotación comercial y publicitaria de los derechos de imagen de Lionel Andrés Messi en todo el mundo con la única salvedad del propio Reino Unido.

Meses más tarde, Sports Consultand Ltd., encomendó a otra sociedad, Lazario Gmbh. con sede en Suiza, la prestación de servicios relativos a la conclusión de contratos de patrocinio, mercadeo y demás a cambio de una comisión de entre el 5 % y el 8 % ciento de los pagos netos que se derivasen de dichos contratos.

El papá de Messi y Rodolfo Schinocca tuvieron “desavenencias” y este último fue apartado de la gestión económica sobre la imagen de Messi. Se creó entonces otra figura donde confluyeron tres empresas: Jenbril S. A. Sidefloor y Tubal Soccer Management Gmbh., a través de las cuales se realizó la explotación económica de los derechos de imagen de Messi a partir de 2007. Jenbril, domiciliada en Uruguay contrató con otra sociedad, Sidefloor Ltd. domiciliada en el Reino Unido, para que cumpliera la misma labor.

Los contratos

Con este entramado de empresas y formas jurídicas, asegura la justicia española, se conseguía evadir la totalidad de la renta de los contratos, pues las empresas estaban domiciliadas en países donde no llegaba el brazo tributario español.

Los ingresos por donde los Messi habrían evadido impuestos se derivaron de millonarios contratos con FC Barcelona (España), Banco de Sabadel (España), Danone S. A. (firma de productos lácteos), Globalia Corporación Empresarial S. A. (España), Fin. Esse Srl (Italia), PVA Events Llp (Reino Unido), Adidas Internacional, Marketing BV (Holanda), Konami Digital Entertainment Gmbh (Alemania), Procter & Gamble International Operations S. A. (Suiza), Aspire Academy for Sports Excellence (Qatar), Kuwait Foods Company Llc (Kuwait).

También aparecen contrataciones con Carvajal S. A. (Perú), Productos El Cid S. A. (Colombia), Bico Internacional (Colombia), Pepsi Cola International Cork (Irlanda) y Pepsi Cola Advertising and Marketing INCL (USA) / Players Image SA (Uruguay), Teléfono Internacional S.A.U /Players Image S. A., Además de los ingresos derivados de un viaje promocional a Uzbekistán con otros jugadores del FC Barcelona.

Los ingresos netos que obtuvo Messi por la explotación económica de sus derechos de imagen entre 2007 y 2009 ascendieron a más de 10 millones de euros. De ellos, la cifra no tributada fue de más de 4 millones de euros.

Messi, ¿en la cárcel?

La pregunta ahora es: ¿Messi puede terminar en la cárcel? Según el nuevo Código Penal español, en caso de que el juez impute por delito fiscal al astro argentino, éste tiene un plazo de dos meses para reconocer el delito y pagar la cuota defraudada (más las sanciones interpuestas) de acuerdo con la fiscalía.

El objetivo de este movimiento sería reducir en hasta dos grados la pena prevista. Tras el pago de una suma que ronde los 10 millones de euros, la condena quedaría reducida a entre tres y seis meses de cárcel, por lo que no cumpliría ninguno.

Por ahora, lo más grave para el jugador es el terrible golpe que sufre su imagen. Esto porque en contraposición con su gran archirrival, Cristiano Ronaldo, el argentino siempre había irradiado sencillez, humildad y un perfil bajo alejado por completo de cualquier escándalo.

Lo más grave Messi que había hecho, por ejemplo, era tomar después del almuerzo con su esposa en unas vacaciones una Coca Cola cuando por contrato debe ser fiel a Pepsi. Ahora, sin embargo, está en la primera plana de todos los rincones del planeta por cometer un delito fiscal.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×