Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/4/2015 7:30:00 PM

Le Pen, humillado en su propio partido de extrema derecha

Tras una fuerte lucha entre la presidenta de Frente Nacional y su fundador Jean-Marie Le Pen -a su vez hija y padre-, él perdió el pulso por sus dichos antisemitas.

El ultraderechista Frente Nacional francés (FN) suspendió este lunes de militancia al fundador del partido, Jean-Marie Le Pen, y convocará una asamblea general extraordinaria para suprimir su estatus de presidente de honor en los próximos tres meses.

En un comunicado, el comité ejecutivo de la formación anunció el castigo que le será aplicado a Le Pen por sus polémicas declaraciones, enfrentado a la cúpula del partido y en particular a su hija y presidenta del FN, Marine Le Pen.

La suspensión de militancia será efectiva al menos hasta que la asamblea general vote sobre su continuidad o no como presidente de honor.

Además de modificar el artículo sobre la presidencia de honor del partido, la asamblea general servirá también para una remodelación "más completa" de los estatutos.

Como miembro del comité ejecutivo -que este lunes se reunió en su forma de máximo órgano disciplinario-, Le Pen debía haber participado en el encuentro que abordaba su castigo, pero, tras una reunión de la ejecutiva, decidió marcharse, en un nuevo desafío a la cúpula.

"He sido desautorizado", dijo el veterano líder ultraderechista, de 86 años, tras abandonar la sede de la formación en Nanterre, en las afueras de París.

El partido consideró que "los comentarios o tomas de posición del presidente de honor no pueden en ningún caso comprometer al Frente Nacional, a su presidenta o a sus instancias deliberantes".

La crisis del partido llegó tras las últimas declaraciones provocadoras de Le Pen a la revista Rivarol, en las que reiteró que las cámaras de gas nazis fueron un "detalle" de la historia y que el colaboracionista mariscal Petain no podía ser considerado un "traidor".

Sin embargo la batalla entre Le Pen y su hija se viene librando desde hace años por sus diferencias ideológicas dentro del mismo partido de derechas: mientras que el padre pregona y refuerza el antisemitismo, la hija busca alejarse de esa posición tan evidente para expandir su electorado aunque las bases del FN sean las mismas: xenófobas, islamófobas, nacionalistas y antieuropeas, como las describió el diario español El País.

Las intenciones de la hija menor, que van desde un cambio de nombre del partido a su logro del 17,9 % de votos para la presidencia de Francia en 2012, resultaron en la explosión este lunes de la crisis interna del partido.

El secretario de Estado Jean-Marie Le Guen, quien hizo un análisis sobre el FN, explicó a El País que la diferencia entre padre e hija radica precisamente en que Jean-Marie se interesa por atacar al poder, mientras que su hija Marine le apunta a obtener el poder.

Muy recordado es el episodio en que Jean-Marie Le Pen estuvo hospitalizado, a inicios de abril, por un problema cardiáco y afirmó en broma que: “Marine desea mi muerte, quizás, pero no debe contar con mi colaboración”.

A pesar del constante pulso familiar y la fuerte crisis ideológica del partido, el Frente Nacional fue el partido francés más votado en las elecciones al Parlamento Europeo del año pasado.

*Con información de Efe.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.