Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/31/2014 12:00:00 AM

El hombre más odiado por Cristina Fernández

Archimillonario, defensor de los gay y va por el todo o nada. Así es el hombre que tiene contra las cuerdas a Buenos Aires.

La vida te da sorpresas, dice la canción. Eso le pasó al estadounidense Paul Singer, uno de los hombres más conservadores y poderosos del mundo, cuando su hijo le confesó que no sólo era gay sino que pensaba casarse con otro hombre lo que hizo en poco tiempo.

Desde entonces este influyente empresario, que gracias a su generosa chequera, estaba obsesionado con el regreso de los republicanos al poder en Estados Unidos ha cambiado mucho. Al punto que hoy es uno de los defensores más vehementes de la comunidad homosexual.

En lo que sí no ha dado su brazo a torcer es en perder ni una moneda en cuanto a negocios se refiere. Eso quedó evidencia en las últimas horas cuando puso contra las cuerdas a la presidenta de Argentina Cristina Fernández.

Él es el mandamás de Elliott Capital Management y una de sus  filiales -NML- fue la que no aceptó, junto a otros inversores, las suplicas de Buenos Aires y lideró una larga y feroz pelea en los tribunales.

La historia la cuenta en su edición electrónica El País de Madrid que recuerda que la victoria final le llegó en junio cuando un juez de Nueva York determinó que Argentina debía pagar sus deudas pendientes. A NML le corresponden alrededor de 225 millones de euros, a cambio de la deuda que, según el Gobierno argentino, adquirió por 35 millones.

El diario anota que Singer acumula una fortuna de 1.120 millones de euros, según la revista Forbes. En 1977 fundó Elliott y, gracias a su agresividad empresarial, ha logrado catapultar el fondo, que gestiona un capital de unos 11.000 millones.

Pero, ¿cuál es la estrategia de este multimillonario discreto? Presionar al máximo, ser inflexible, no ceder en nada.

De hecho, “Singer no ha tenido reparos en organizar la distribución de folletos contra la política del gobierno argentino en cualquier viaje de la presidenta Cristina Fernández a Estados Unidos, consiguió retener durante 70 días en 2012 en un puerto de Ghana la fragata insignia de la Armada argentina y ha puesto en enormes aprietos logísticos a Fernández. Entre 2007 y 2010, el Gobierno argentino tuvo que cancelar varios vuelos de su avión oficial a EE. UU. y a Alemania para que no fuera embargado”, anota rotativo madrileño.

¿Cómo hace plata Singer? Se la juega al todo o nada. Su estrategia consiste en comprar deuda cuando su precio está hundido para después reclamar un beneficio mayor. Eso ha hecho siempre y por eso su firma ha recibido el calificativo de fondo buitre. 

Así, escribe el diario, “en los años 90 consiguió, mediante fallos judiciales, cobrar 43 millones de euros en deuda de Perú que había adquirido por 8 millones, y otros 67 millones en pasivo de Congo que había comprado por 15 millones”.

Pero en EE. UU., este licenciado en derecho por la Universidad de Harvard no es conocido por su ofensiva contra Buenos Aires sino por sus vínculos políticos y su influencia en Wall Street. Singer es uno de los donantes más generosos con los republicanos de cara a las elecciones legislativas de noviembre, como ya lo fue en el pasado.

Sin embargo, no coincide al 100 % con las tesis del aparato del partido, especialmente respecto a los derechos de los gays, una causa que defiende con fuerza cuando su hijo, en 2010, le dijo que amaba a otro hombre. Desde entonces, decidió apoyarlo y ponerse a la causa de los homosexuales. Pero, eso sí, según la revista Fortune, es “un defensor apasionado” del 1 % de los más ricos de Estados Unidos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.