Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/4/2013 12:00:00 AM

El maestro shaolín que asesinó a una colombiana

Asombro en España: el primer occidental en ser aceptado donde habitan los monjes budistas confesó un macabro crimen.

La descripción de la escena del crimen es espeluznante: La policía localizó unas bolsas con restos orgánicos en el interior de un gimnasio. En la práctica, estaban a la vista de todo el mundo.

A partir de ese hallazgo los peritos iniciaron la búsqueda de los demás partes del cuerpo. Su intención era completar un cadáver. El rastreo, con ayuda de perros, se ha hecho en una amplia área incluyendo los contenedores de basuras de las inmediaciones. No se trata de un truculento guión de una serie de televisión sino de un hecho real en el que la víctima es de nacionalidad colombiana.

En efecto, los restos humanos hallados en el gimnasio de un experto en artes marciales de Bilbao (norte de España) pertenecen a una sola mujer, que es de nacionalidad colombiana, informaron a la agencia Efe fuentes de la investigación.

Esta historia se hizo pública el domingo pasado cuando la Policía detuvo a un hombre en un gimnasio de Bilbao por dar una brutal paliza a una mujer nigeriana que está en coma. Los investigadores allanaron su lugar de entrenamiento y, en un examen posterior, hallaron varios huesos humanos.

El detenido, Juan Carlos Aguilar, de 47 años, es famoso en España porque es un prestigioso maestro shaolín. Incluso tiene reconocimiento internacional por ser el primer occidental en ser aceptado en el monasterio de Shaolín, en la provincia china de Henan, donde habitan los monjes budistas guerreros del mismo nombre.

“Aguilar, un hombre vinculado desde hace años a la cultura oriental, especialista en artes marciales, que ha alardeado en programas de televisión y entrevistas de ser el primer occidental en ser ordenado monje shaolín en China, no cuenta con antecedentes policiales por delitos similares”, informó la prensa ibérica. La policía cree que actuó en solitario.

Hasta ahora en sus declaraciones se ha mostrado confundido. Inicialmente confesó a la Policía que golpeó hasta el cansancio a la nigeriana y que además “creía” haber matado a otra mujer unos días antes. Los investigadores han determinado que los restos corresponden a una sola persona y que se trata de una mujer de nacionalidad colombiana de la que no han aportado más detalles.

Fuentes de la investigación dijeron a Efe que tras el análisis de los fragmentos óseos de manos, columna vertebral y otros restos encontrados en el gimnasio y en el domicilio del detenido los expertos llegaron a la conclusión de que se trata de una única persona.

Además, comprobaron que es una mujer adulta, de nacionalidad colombiana y que “está identificada”, aunque no facilitaron su filiación.

La Policía de la región del País Vasco logró así despejar una de las mayores incógnitas de este caso, ya que hasta ahora se ignoraba si los huesos hallados en el gimnasio de Aguilar podrían corresponder a varias personas.

La mujer presuntamente asesinada sería por tanto la que mencionó ayer el detenido en su confesión policial, ya que reiteró que “creía” haberla matado el pasado 31 de mayo, aunque añadió estar “confuso” al respecto.

Las mismas fuentes de la investigación no especificaron si ha sido una muestra dactilar lo que les ha llevado a determinar la identidad de la mujer o bien si hay otras pistas como una posible relación con Aguilar o si había una denuncia sobre su desaparición.

Tampoco confirmaron si la fallecida se dedicaba a la prostitución al igual que Ada, la nigeriana de 29 años que sigue ingresada en el hospital en estado de coma tras la paliza que recibió el domingo en el gimnasio.

Aguilar fue un campeón de artes marciales en los años 90 y monje shaolín y desde hace tiempo regentaba un gimnasio en el centro de Bilbao.

La Policía confirmó que Aguilar lleva dos años en tratamiento por un tumor cerebral en un centro de la vecina región de Navarra, sin que esté claro si esa circunstancia podría alterar sus facultades.

Los vecinos y comerciantes de inmuebles cercanos al gimnasio declararon estar impresionados por el suceso.
 
Izaskun, dependienta de un establecimiento comercial ubicado frente al local, dijo a Efe: “Cuando lo piensas en frío dices ‘hemos tenido ahí enfrente un asesino’”.

Relató que el gimnasio tenía una actividad normal, con alumnos que entraban y salían continuamente, en lo que coincidió con Fernando, residente en un inmueble cercano al establecimiento.

Son “cosas que parecen que pasan lejos” y “luego las tienes al lado de casa”, afirmó este hombre. La Policía, sin embargo, seguía con una pregunta sin respuesta: ¿Por qué el maestro shaolín asesinó a la colombiana?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.