Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/21/2012 12:00:00 AM

El máximo fugitivo

Joaquín el 'Chapo' Guzmán es ahora el hombre más buscado del mundo, pero, con malicia, sobornos y terror, el narcotraficante lleva 11 años fugado sin que nadie sepa dónde está.

"A grandes jefes compró, por eso en todo el país la ley nunca lo encontró, su gente sigue operando, así lo ordena el señor", le cantan Los Tucanes de Tijuana al más escurridizo, poderoso y mítico narcotraficante mexicano. 'El señor' es Joaquín Guzmán, el 'Chapo', el amo del cartel de Sinaloa, una de las personas más influyentes del mundo -según Forbes-, con una fortuna de 1.000 millones de dólares y, desde la semana pasada, la persona más buscada de la tierra, según las autoridades estadounidenses.

Su cabeza vale 5 millones de dólares y miles de policías van tras su pista. Pero desde que se escapó de la cárcel, en 2001, nadie sabe de él. A veces llegan ecos de sus celebraciones, fotos de sus crímenes y pruebas de sus sobornos. Pero, como un fantasma, ha atravesado los periodos presidenciales de Vicente Fox y Felipe Calderón, sobrevivido a las mortíferas guerras 'narcas' y burlado decenas de operativos para capturarlo.

Su rastro se pierde en la polvorienta Sierra Madre, cordillera que atraviesa México y abarca el Triángulo Dorado, una región indómita y pobre entre los estados de Sinaloa, Durango y Chihuahua, roída por los cultivos de marihuana, amapola y laboratorios de drogas. Ahí nació hace 54 años, en un hogar campesino y miserable. Creció escuchando que "más vale vivir 10 años como rey que toda una vida como güey (un tipo cualquiera)" y se hizo hombre a la sombra del capo Miguel Ángel Félix, el 'Padrino', del que se volvió uno de sus lugartenientes.

En 1989 el 'Padrino' murió y Guzmán levantó su reino. Ingenioso, construyó túneles que cruzaban la frontera, empacó cocaína en extintores y en latas de ají, y llevó la violencia a otro nivel. Masacres, decapitaciones y violaciones se volvieron la marca de la Federación de Sinaloa, el cartel del 'Chapo'. En 1996 lo ametrallaron en el aeropuerto de Guadalajara. Salió ileso, pero siete inocentes murieron, entre ellos el cardenal Juan Jesús Posadas. El escándalo fue nacional y las autoridades mexicanas se jugaron todo para capturarlo. Cayó a los quince días en Guatemala.

Aunque insistió en que era "un humilde campesino", fue condenado a 20 años en la prisión de Puente Grande. Ahí se hizo emperador. Protegido por guardaespaldas, coordinaba todo desde su celular mientras organizaba fiestas. Se voló cuando quiso. En enero de 2011 salió por la puerta principal escondido en un carrito de lavandería.

Desde entonces su leyenda crece cada día. Tiene operaciones en Suramérica, Estados Unidos y Europa. Es considerado el narcotraficante más poderoso de la historia, por encima de Pablo Escobar. Malcolm Beith, periodista y autor de The Last Narco, sobre el 'Chapo' le dijo a SEMANA que "es un hombre con muchas caras. Tiene un lado de negocios; uno ambicioso, casi enfermizo, y otro inteligente. No es errático, siempre usa su cabeza. Y utiliza su lado humano para manipular a la gente pobre. Ellos se sienten como él y lo admiran".

En 2007 se casó en una estruendosa fiesta en Durango con Emma Coronel, una reina de belleza de 18 años. Un año después, un arzobispo aseguró que vivía en Guanaceví, un pueblo de Durango. "Todos lo sabemos, menos la autoridad", dijo. Algunos cuentan que ha ido a Culiacán, la capital de Sinaloa, a comer en restaurantes. Lo han visto en su natal Sinaloa, en Chihuahua, en Chiapas. El año pasado la policía de Tegucigalpa no descartó "la posibilidad de que se encuentre en Honduras". Y la semana pasada el flamante presidente de Guatemala, Otto Pérez, anunció que hay información sobre su presencia en el país.

Pero Guzmán no se esfumó. Se gasta cada año una pequeña fracción de su fortuna para enterarse de los operativos en su contra. Siempre se salva. También es generoso con los campesinos pobres de Sinaloa. Hay miles de ojos que vigilan para él los caminos de la región. Algunos dicen que se hizo una operación estética. Para Beith, "tiene contactos en todas partes. En el gobierno y en la Policía federal, municipal y estatal. Hay testigos que dicen que su organización incluso ha tenido contactos con la DEA".

Y tal vez, como muchos creen, lo cuidan los Santos, la Santa Muerte y Jesús Malverde, la trinidad espiritual de los narcos. Pero lo deprimente es que, mientras siga la guerra contra las drogas, puede que lo capturen, que lo maten o que desaparezca. Pero no se acabará el tráfico, los excesos y las atrocidades.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.