Lunes, 1 de septiembre de 2014

. Foto: .

| 2013/05/23 00:00

El mundo en el 2030, según la CIA

La oficina de análisis y anticipación geopolítica y económica de la CIA describe los cambios que podría haber en el mundo en las próximas dos décadas.

La oficina de análisis y de anticipación geopolítica y económica de la CIA publicó un informe titulado Global Trends 2030: Alternative Worlds (Tendencias mundiales 2030: nuevos mundos posibles). Aunque naturalmente busca defender los intereses de Estados Unidos, el informe incluye opiniones de expertos independientes y de estudios de prestigiosas universidades que arrojan una serie de pronósticos sobre lo que será el mundo en el 2030.

Según el texto, el principal pronóstico que se avecina es el declive del mundo occidental. En los próximos años llegará el fin de los cinco siglos de dominación de Occidente sobre el resto del mundo. Estados Unidos, particularmente, seguirá siendo una de las principales potencias pero perderá su hegemonía económica por la llegada de gigantes como China.

Otras potencias como India, Brasil, Rusia y Sudáfrica tendrán vocación de constituir fuertes sistemas económicos y militares, y de disputarles la supremacía algunas de las potencias actuales (Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia).

Los países del grupo llamado BRICS (Brasil, Rusia, la India y Sudáfrica) se instalarán en segunda línea para directamente con los antiguos imperios dominantes del llamado grupo JAFRU (Japón, Alemania, Francia, Reino Unido).

El informe estima algunas cifras dan cuenta de esta realidad: el dominio de los países occidentales en la economía mundial va a pasar del 56 por ciento que tiene hoy, a un 25 por ciento en el 2030. Es decir, Occidente perderá más de la mitad de su influencia económica. Además, se augura que la crisis en Europa durará al menos una década y se ve como algo probable que la Unión Europea rompa su cohesión.

Otro grupo que al parecer tendrá cada vez más influencia mundial es el llamado CINETV (Colombia, Indonesia, Nigeria, Etiopía, Turquía, Vietnam). Estos países tienen demografías en alza y tasas altas de crecimiento económico, por lo que cuentan con potencial para convertirse también hegemonías regionales y para transformarse en grupo de trascendencia mundial.

Por otra parte, se revelan los cambios que puede tener la estructura y la naturaleza del poder. El acceso universal a internet y el uso de nuevas herramientas digitales serán instrumentos para reordenar las relaciones entre los países y el poder.

El alcance que tiene toda la población a la red y la universalización del uso de las nuevas tecnologías permitirán a la ciudadanía alcanzar altas dosis de libertad y desafiar a sus representantes políticos (como ha ocurrido con la primavera árabe y con los Indignados). Pero, del otro lado, estas mismas herramientas permitirán a los gobiernos tener “una capacidad sin precedentes para vigilar a sus ciudadanos”.

El vínculo entre el ser humano y las tecnologías protésicas acelerará las creaciones de robots y la aparición de "superhombres" capaces de proezas físicas e intelectuales inéditas, según los autores.
El texto de la CIA insiste en que la geopolítica debe llamar más la atención nuevos fenómenos que no tienen necesariamente un carácter militar, pues aunque las amenazas militares no han desaparecido, los principales riesgos que corren hoy nuestras sociedades son de orden no-militar: cambio climático, conflictos económicos, crimen organizado, guerras electrónicas, agotamiento de los recursos naturales.

Sobre este último tema el informe indica que uno de los recursos que más aceleradamente se está agotando es el agua dulce. De acuerdo con el texto en el 2030, el 60 por ciento de la población mundial tendrá problemas de abastecimiento de agua, lo que podrá ocasionar la aparición de “conflictos hídricos”. En cuanto al fin de los hidrocarburos, la CIA parece más optimista. Gracias a las nuevas técnicas de fracturación hidráulica, la explotación del petróleo y del gas está alcanzando niveles excepcionales. Actualmente Estados Unidos es autosuficiente en gas y en el 2030 lo será en petróleo.

Según estos pronósticos en el mundo que nos espera el 60 por ciento de las personas vivirá en las ciudades, las clases medias serán dominantes y se triplicarán: de los mil millones que se encuentran en ese nivel actualmente a los tres mil millones de personas.

También anuncia la CIA que en el 2030 habrá 8.400 millones de habitantes en el planeta y que el aumento demográfico cesará en todos los continentes menos en África.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×