Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/1/2010 12:00:00 AM

El mundo dice adiós al 2009 y recibe al 2010

Así celebraron en los diferentes países la llegada del año 2010.

La bola de cristal bajó y el confeti comenzó a llover sobre una multitud de cientos de miles de personas que se reunieron en la plaza Times Square de Nueva York para recibir el año 2010 con ovaciones.
 
Con abrazos y besos, los asistentes intentaban dar comienzo a una década con más esperanzas luego de 10 años ensombrecidos por las guerras, una economía incierta, ataques terroristas y la amenaza de un desastre ambiental.
 
Sin embago, Gail Guay, de Nueva Hampshire, lanzó este consejo: "No miren atrás".
Los organizadores mezclarn algunos deseos escritos a mano entre las toneladas de confeti Los mensajes incluían el regreso seguro de los soldados que están peleando en el extranjero, la recuperación del empleo y el hallazgo de una cura para la diabetes.
 
La multitud generó un fortalecimiento en las medidas de seguridad. Cientos de policías fueron diseminados por toda el área de Times Square y había francotiradores en varios edificios.
 
Un poco más tarde, en Ciudad de México, una multitud de varios miles de personas asistieron al céntrico monumento a la Independencia de México, donde fue colocado un escenario temporal y se llevó a cabo un concierto con varios intérpretes mexicanos justo antes de la medianoche.
 
Al llegar el nuevo año, durante 16 minutos el monumento a la Independencia, conocido como El Angel, se iluminó con fuegos artificiales ante la maravilla de los miles de asistentes al concierto gratuito organizado por el gobierno de la capital mexicana.
 
Mientras tanto, en Río de Janeiro, cerca de dos millones de personas fueron a la playa de Copacabana, donde fueron testigos de un gran despliegue de fuegos artificiales y escucharon a decenas de cantantes y artistas.
 
La multitud vino ataviada en su mayoría con ropa blanca, como una muestra de respeto a la religión afro-brasileña del Candomble, aunque muchos explicaron su manera de vestir como una esperanza de que el Año Nuevo traiga paz y buena suerte a todo el mundo.
 
Más temprano, en París, la Torre Eiffel alegró los festejos con un juego colorido de luces mientras el mundo se entregaba al regocijo del Año Nuevo con la esperanza de que el 2010 sea un tiempo de más paz y prosperidad.
 
Desde el espectáculo de fuegos artificiales en el famoso puente de Sydney hasta los globos soltados en Tokio, millones y millones de personas en todo el planeta guardaron al menos temporalmente sus preocupaciones por el futuro para despedir a la primera década del siglo XXI.
 
En la ciudad de Nueva York, cientos de miles de personas afrontaron el clima gélido para congregarse en Times Square y recibir al 2010. Los organizadores de la celebración prepararon 1.360 kilos (3.000 libras) de confeti para soltarlo desde las alturas cuando a la medianoche del Año Viejo descendiera la bola iluminada de cristal.
 
Las plazas principales de varios países de América Latina fueron también el centro de reunión de numerosos lugareños y turistas para decirle adiós a un año complicado.
 
Aunque algunas grandes bolsas de valores ganaron en el 2009, la turbulencia financiera pegó con fuerza y dejó una secuela de numerosas economías industrializadas en recesión, millones de personas sin trabajo y otras más sin vivienda ante el aumento considerable de ejecuciones hipotecarias en varias naciones.
 
"El año que termina ha sido difícil para todos. Ningún continente, ningún país, ningún sector se ha salvado", manifestó el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, en su mensaje televisivo de Año Viejo al país. "Incluso si los retos no finalizan, el 2010 será un año de renovación".
 
La canciller alemana Angela Merkel advirtió a su población que el comienzo de la década no liberará inmediatamente al mundo de las dificultades económicas. El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, fue mas optimista y dijo que la Copa Mundial de fútbol hará que el 2010 sea el año más importante para el país desde el fin del apartheid en 1994.
 
El primer ministro australiano Kevin Rudd dijo que el 2009 había sido un año extraordinario para el mundo y mencionó como ejemplos la llegada a la presidencia del primer mandatario de raza negra de Estados Unidos, las medidas internacionales para controlar el cambio climático y la crisis financiera.
 
"El gran mensaje del 2009 es que como todos llegamos juntos a esto, todos podemos mejorarlo juntos", dijo Rudd en su mensaje de fin de año.
 
Australia fue de los primeros países en comenzar las celebraciones de Año Nuevo. Más de un millón de personas se reunieron en Sidney bajo destellos azules y morados de juegos pirotécnicos en el puente del puerto.
 
El temor a que el calentamiento global eleve el nivel del mar y cause problemas ambientales estuvo en el pensamiento de algunas de las personas mientras el Año Viejo terminaba.
 
En Venecia las personas tuvieron que celebrar entre charcos. La marea llegó a su punto más alto justo antes de la medianoche e inundó sus partes más bajas, como la plaza de San Marcos.
 
En un comunicado, el primer ministro de Gran Bretaña, Gordon Brown, sugirió el miércoles que el terrorismo marcó esta década de principio a fin, desde los ataques del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos hasta el fallido atentado de un nigeriano para derribar el día de la Navidad un avión con pasajeros que se dirigía a Detroit.
 
"A finales de diciembre se nos recordó al final de esta década, así como lo fuimos en sus comienzos, que existe una amenaza terrorista que compromete nuestra protección y seguridad y que nos exige emprenderla contra al-Qaida y el Talibán en el epicentro del terrorismo global", dijo.
 
La embajada de Estados Unidos en Indonesia advirtió de un posible ataque terrorista en la isla turística de Bali durante las celebraciones de Año Nuevo, según información proporcionada por el gobernador de la isla, aunque las autoridades de seguridad locales dijeron el jueves que desconocían la amenaza.
 
En París más de 8.000 policías y soldados fueron desplazados para brindar mayor seguridad en la ciudad. La Torre Eiffel estaba decorada para comenzar las celebraciones por su 120mo aniversario con cientos de luces de colores que ahorrarán más energía que otro tipo de iluminación utilizado en el monumento.
 
España festejó también el comienzo de su presidencia rotativa de seis meses en la Unión Europea con un programa de luz y sonido en la Plaza del Sol de Madrid. Las imágenes de los 27 países del bloque fueron proyectadas en el edificio central de correos.
 
En Londres, a pesar de las temperaturas bajo cero, miles de personas se reunieron a la orilla del río Támesis para ver los juegos pirotécnicos que fueron encendidos justo en el momento en que el Big Ben marcó exactamente la medianoche, una hora después que en la zona continental de Europa occidental.
 
"(El 2009 fue) como una terapia de choque, donde la gente cambia de verdad cuando algo malo le pasa", dijo el jueves el contador Conrad Jordaan, de 35 años, mientras tomaba café y fumaba en una cafetería al aire libre en Londres. "Será interesante ver si cambia la conducta de la gente en el largo plazo".
 
El presidente chino Hu Jintao transmitió un mensaje de felicitación por el fin del 2009 en la cadena China Central Television.
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.