Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/13/2015 3:50:00 PM

El mundo pendiente de París, ignora matanzas en Nigeria

Las acciones en que fallecieron 17 personas en Francia hicieron pasar a un segundo plano la matanza de probablemente 2.000 personas en Baga.

;
AP
El presidente de Nigeria fue uno de los líderes mundiales que condenaron los ataques de la semana pasada de extremistas islámicos contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo, pero no ha dicho nada sobre la carnicería de civiles perpetrada por milicianos en su propio país.

Algunos comentaristas criticaron la reticencia del presidente Goodluck Jonathan a hablar del tema y el que no haya una reacción internacional comparable a la de los ataques en Francia. El slogan "Soy Baga", alusivo al "Soy Charlie", que se ha popularizado en todo el mundo, está circulando en las redes sociales.

La solidaridad mundial y la desafiante concentración en París que atrajo a líderes de todo el mundo tras las acciones en que fallecieron 17 personas en Francia hicieron pasar a un segundo plano la matanza de probablemente 2.000 personas en Baga, ciudad del nordeste de Nigeria, cerca de Chad.

Jonathan, quien buscara la reelección dentro de seis meses, expresó de inmediato su solidaridad con Francia.
"El presidente considera que el ataque cobarde e innoble de extremistas violentos es un ataque monstruoso al derecho a la libertad de expresión", señaló un comunicado de su oficina al día siguiente de los ataques en Francia.

Pero no hizo pronunciamientos fuertes sobre Baga. Ese ataque comenzó el 3 de enero y es otro episodio sangriento en un conflicto turbio y costoso, en el que escasea la información, la insurgencia es vista a menudo como un problema local y la violencia es rutinaria.

La ONU, Estados Unidos y otros países condenaron la violencia de la organización extremista islámica Boko Haram y organizaciones internacionales de asistencia se movilizan para ayudar a los sobrevivientes.

El lunes, la portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Marie Harf, se mostró exasperada por el escaso interés sobre las matanzas de Nigeria tras responder una andanada de preguntas de la prensa sobre la multitudinaria manifestación del fin de semana en París.

"Quiero ver cuántos minutos le dedicamos a Boko Haram, comparado con la marcha", declaró Harf a los periodistas. "Sólo quiero hacerle notar esto a la gente".

La diferencia en las reacciones a los baños de sangre en París y Baga se inscribe dentro de un contexto más amplio, según expertos.

La matanza de París, entre cuyas víctimas figuraron prominentes caricaturistas, tuvo un gran impacto más allá de las fronteras de Francia porque fue vista como un ataque a "libertades fundamentales... un ataque existencial contra toda Europa", según Michael Jennings, disertador sobre desarrollo internacional de la Escuela de Estudios Africanos y Orientales de Londres.

La violencia en Nigeria, en cambio, no genera la misma atención porque "a menudo se la presenta como parte de una continua historia de violencia entre las comunidades" africanas, indicó Jennings.

Muna Ndulo, profesor de derecho y experto en el desarrollo de Africa de la Cornell University de Estados Unidos, hizo notar que en París hay muchos medios de prensa y los hechos se desarrollaron frente a las cámaras, mientras que "en Nigeria uno tiene que tratar de descifrar qué es exactamente lo que pasó. En cierto sentido, eso afecta la forma en que la gente observa las cosas".

Sobrevivientes de la matanza de Baga describieron los horrores que presenciaron pero es casi imposible verificar lo sucedido en forma independiente por el momento porque la ciudad sigue bajo control de Boko Haram. Los estimados de la cantidad de muertos varían. Los militares nigerianos informaron acerca de 150 muertes confirmadas, pero otros estimados hablan de varios cientos e incluso de dice que 2.000 personas fallecieron.

Por otro lado, indicó Ndulo, los atacantes de París eran ciudadanos franceses de origen extranjero que dijeron haber sido inspirados por al-Qaida y el Estado Islámico, planteando delicados interrogantes en torno a políticas de "inclusión", inmigración y seguridad con las que se pueden identificar muchos países porque encaran tensiones parecidas en su propio territorio. En contraste, muchos combatientes de Boko Haram son nigerianos que tal vez se sientan alienados por la pobreza y los malos gobiernos, acotó.

Jennings advirtió sobre el peligro de considerar a Boko Haram, que hace poco tomó una base militar en la vecina Camerún, como un problema local.

"Con demasiada frecuencia se dice que los conflictos son algo local y no se hace nada hasta que llega un momento en el que sale a la luz su alcance internacional", manifestó. "El peligro es que no vemos la relación, no vemos gente que va y viene".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.