Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2009/12/19 00:00

El Nuevo Continente

El Nuevo Continente

No fue fácil, pero el Tratado de Lisboa se hizo realidad. A pesar de que la batalla duró más de nueve años y estuvo plagada de referendos fallidos, retrasos y mucha resistencia, el primero de diciembre, en Portugal, los gobernantes de los 27 países firmaron el tratado, diseñado para destrabar el proceso de integración y aumentar la influencia de Europa en el escenario global. Uno de los cambios más significativos es la creación de dos importantes cargos, equivalentes a un Presidente y un ministro de Exteriores. El mundo se sorprendió cuando, después de mucho deliberar, los europeos escogieron al belga Herman Van Rompuy para el primero y a la británica Catherine Ashton como canciller, dos políticos de más bajo perfil del que se esperaba.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.