Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/19/2009 12:00:00 AM

El Nuevo Continente

No fue fácil, pero el Tratado de Lisboa se hizo realidad. A pesar de que la batalla duró más de nueve años y estuvo plagada de referendos fallidos, retrasos y mucha resistencia, el primero de diciembre, en Portugal, los gobernantes de los 27 países firmaron el tratado, diseñado para destrabar el proceso de integración y aumentar la influencia de Europa en el escenario global. Uno de los cambios más significativos es la creación de dos importantes cargos, equivalentes a un Presidente y un ministro de Exteriores. El mundo se sorprendió cuando, después de mucho deliberar, los europeos escogieron al belga Herman Van Rompuy para el primero y a la británica Catherine Ashton como canciller, dos políticos de más bajo perfil del que se esperaba.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1832

PORTADA

El fantasma del castrochavismo

La mitad del país cree que Colombia está en peligro de convertirse en la próxima Venezuela. ¿Cuáles son las posibilidades reales de que eso suceda?