Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/7/2011 12:00:00 AM

El nuevo líder

El nombre de Ayman al Zawahiri tal vez no le suene a mucha gente, aunque este cirujano egipcio fue quien ideó el ataque contra las Torres Gemelas.

El nombre de Ayman al Zawahiri tal vez no le suene a mucha gente. Aunque este cirujano egipcio fue quien ideó el ataque contra las Torres Gemelas y el que estuvo detrás de los asaltos a las embajadas de Estados Unidos en Kenia y Tanzania en 1998, pocos sabían de él hasta la semana pasada, cuando trascendió que sería el reemplazo de Osama bin Laden como máximo líder de Al-Qaeda. Zawahiri, de 59 años, tendrá el reto de mantener la unidad de la organización, una tarea difícil si se tiene en cuenta que ya ha tenido diferencias importantes con algunas facciones del islamismo radical y que muchos lo consideran una figura polarizante.

Zawahiri fue una especie de mentor para Bin Laden. Fue él quien lo inspiró para formar Al-Qaeda y desde ese momento se convirtió en el número dos de la organización. Aun así, nunca ha logrado tener el mismo carisma de su discípulo. Su capacidad organizativa, sin embargo, es muy valorada dentro de la red terrorista. Además, cuenta con una larga historia de odio puro hacia Occidente y tiene una visión radical y extremista. Zawahiri fue arrestado por primera vez cuando tenía 15 años, por haberse unido a la Hermandad Musulmana. Al considerar que era una organización muy pasiva, ayudó a fundar el Yihad Islámico Egipcio.

En 1998 se unió a Osama in Laden para iniciar una guerra frontal contra objetivos norteamericanos en todo el mundo. Ese mismo año, después de que Estados Unidos atacó con misiles los campamentos de Al-Qaeda en Afganistán, llamó a un periodista pakistaní, en nombre de Bin Laden, y le hizo la siguiente advertencia: “La guerra ha empezado. Los norteamericanos deberán esperar por la respuesta”. Desde ese momento ha estado en la mira del gobierno estadounidense, que ofrece una recompensa de 25 millones de dólares por su captura. Se cree que actualmente está escondido en Pakistán, país en el que ya se salvó de un ataque norteamericano en 2006.

Lo que no sabía sobre el fin de Osama

La muerte de Bin Laden estuvo marcada por varios hechos curiosos que pasaron inadvertidos.

El héroe canino

Los rambos de los Navy Seals que mataron a Bin Laden no estaban solos. En la misión los acompañó un perro, cuya identidad, al igual que la del resto del comando, aún se desconoce. Los analistas todavía debaten cuál pueda ser su raza: algunos insisten en que es un pastor alemán y otros que es un pastor belga. En Irak y Afganistán, cerca de 600 perros, protegidos con chalecos especiales, combaten junto al Ejército gringo, sobre todo en tareas de desminado.

La barba de 9 años y 232 días

El 11 de septiembre de 2001, Gary Weddle, un profesor de 50 años de East Wenatchee, en el estado de Washington, prometió que no se afeitaría hasta que Estados Unidos pusiera la mano sobre Bin Laden. Nunca pensó que la cacería fuera a durar tanto. Cuando se convenció de que la noticia del fin de Osama no era un chiste, primero con unas tijeras y después con una cuchilla, se quitó la barba, que medía cerca de cuarenta centímetros.

Osama Cola

En las horas que siguieron al fin de Osama, algunos periodistas les preguntaron a sus vecinos de Abbottabad cuáles eran sus costumbres. Dos tenderos dijeron que de la casa del enemigo número uno de Occidente hacían grandes pedidos de Coca-Cola, Pepsi y productos Nestlé. Además, Nic Robertson, de CNN, encontró matas de marihuana en la huerta de la villa de Bin Laden.

El complot

¿Dónde está el cuerpo de Bin Laden? ¿Por qué lo tiraron al mar? Con la negativa de publicar las fotos de la muerte de Bin Laden, lo único que logró la Casa Blanca fue alimentar las teorías de la conspiración. Miles de lunáticos afirman que Bin Laden está vivo: “lo están interrogando o protegiendo”, dicen en Facebook. Unos creen que Obama se inventó todo para facilitar su reelección. Para otros, Bin Laden ya llevaba años muerto y hasta ahora, por oscuros cálculos políticos, lo revelan. Y para los más fanáticos, Bin Laden no cometió el 9/11, y ni siquiera es seguro que haya existido, pues los atentados fueron planeados por la CIA.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.