Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/2/2014 12:00:00 AM

El misterioso número que engañó a miles de internautas

La supuesta cura para el sida, con número de patente 5676977, no ha demostrado ser más efectiva que otros tratamientos alternativos.

El pasado martes el número 5676977 disparó la curiosidad del Internet y fue tendencia en los motores de búsqueda. Al mismo tiempo miles de personas compartieron en las redes sociales imágenes y comentarios que invitaban a la gente a que buscara el número.

No se trataba de una serie para jugar una lotería. Es ni más ni menos que la patente de un compuesto de óxido de plata, que se identifica como una supuesta cura del sida. No obstante, el método, cuya patente fue recibida por la oficina de patentes de los Estados Unidos en 1994, no ha demostrado hasta ahora resultados significativos.

Entonces, ¿por qué buscaron el número? Todo apunta a que la bola de nieve de búsquedas comenzó en 9GAG, un portal y aplicación donde se intercambian imágenes y memes que buscan entretener a los usuarios. Una imagen captivó la curiosidad de los internautas y varios de ellos indagaron por el número 5676977 en los motores de búsqueda.

Al hallar que ese número coincidía con una patente de la Oficina de Patentes de Estados Unidos, las teorías conspiracionistas se dispararon y miles de usuarios comenzaron a compartir y comentar la imagen, aseverando que existía una cura para el sida pero que el gobierno o las farmacéuticas tenían el control de ésta.

Parte de la confusión de la red se dio porque la oficina de patentes de Estados Unidos no se preocupa por la efectividad o éxito de un producto al otorgar una patente. Lo que importa es que el producto sea único, para que no pueda ser copiado por terceros y poder recibir así su número de patente. De esta forma, no es que por que exista una patente para un producto que dice ser la cura del sida ésta sea efectiva o siquiera útil.

El inventor de la patente, el doctor Marvin S. Antelman, asevera que el producto, llamado Imusil, un compuesto inyectable de Tetrasil, es supuestamente tan efectivo que con una única inyección bastaría para curar el sida. La empresa que lo fabrica, Marantech Holdings LLC, no posee un sitio web que brinde más información del tema.

La Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos se ha pronunciado sobre los usos del Tetrasil como tratamiento alternativo a otras condiciones. En 2008 penalizaron la promoción de cremas a base de éste como curas para el herpes y otras enfermedades debido a que no han sido reconocidas como curas seguras y efectivas para estas condiciones.

Otro de los elementos que no hablan bien de la efectividad de la patente y que evidencian la ingenuidad a ratos de la web es que este producto no ha sido objeto de revisiones de pares o investigaciones con grupos de control.

De hecho, el único estudio que afirma su efectividad fue realizado, según el sitio web www.compassion-response.net, del Imusil, en los Laboratorios Exetec S.A., en Honduras, bajo supervisión del Doctor L. Roland Valenzuela. 

En el estudio también se habría comprobado que el sida y el VIH no están relacionados (otra famosa teoría de la conspiración), en contravía de lo que la ciencia moderna ha comprobado y de los estudios de Luc Montagnier, Premio Nobel de Medicina de 2008.

Históricamente otros tratamientos a base de Tetrasil (ingrediente principal del Imusil) se han presentado como curas para el cáncer y el sida, pero ninguno de ellos ha sido efectivo. Que su efectividad no haya sido probada llevó a que, por ejemplo, la República de Zambia prohibiera la venta de este producto y de otras curas que se muestran como milagrosas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.