Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/23/2013 12:00:00 AM

El plan de Obama para cerrar Guantánamo

Al mismo tiempo, el presidente de EE. UU. prometió una lucha antiterrorista transparente.

;
EFE
El presidente de EE.UU., Barack Obama, presentó un nuevo plan para el cierre de la cárcel de Guantánamo, que incluye levantar la moratoria a la transferencia de presos a Yemen. También se comprometió a dar más transparencia a las operaciones terroristas con aviones no tripulados o "drones".

En un discurso sobre la lucha antiterrorista en la Universidad de Defensa Nacional, a las afueras de Washington, Obama tendió una mano a la comunidad musulmana para prevenir el extremismo violento y abogó por que EE.UU. deje de estar en una "guerra perpetua" contra el terrorismo.

Más allá de completar la retirada de las tropas de Afganistán en 2014, argumentó Obama, "debemos definir nuestro esfuerzo no como una guerra infinita y global contra el terror, sino como una serie de persistentes esfuerzos dirigidos a desmantelar redes específicas de extremistas violentos que amenazan a Estados Unidos".

En esa "guerra global" en algunos casos "comprometimos nuestros valores básicos, mediante el uso de la tortura para interrogar a nuestros enemigos y la detención de personas de una forma contraria a la ley", admitió el mandatario.

Obama llamó a "terminar la tarea de derrotar a Al Qaeda y sus fuerzas asociadas", pero anotó que "el futuro del terrorismo" que acecha a EE.UU. son tanto "las amenazas a las instalaciones diplomáticas y las empresas en el extranjero" como los "extremistas de cosecha propia".

Así, recordó el asalto al consulado estadounidense en Bengasi (Libia) del 11 de septiembre de 2012 y el atentado del pasado 15 de abril en Boston, perpetrado presuntamente por los hermanos Tsarnaev, de origen chechén pero residentes legales en EE.UU.

Cierre

En cuanto a Guantánamo, "no hay ninguna justificación, más allá de la política, para que el Congreso impida el cierre de un centro que nunca debió haber sido abierto", enfatizó Obama.

Además del levantamiento de la moratoria al envío de presos a Yemen el mandatario anunció que va a nombrar a un nuevo enviado especial para el cierre de Guantánamo y urgió al Congreso a levantar las restricciones al resto de transferencias.

De los 166 presos que tiene hoy en día la cárcel de Guantánamo, ubicada en Cuba, 86 han recibido el visto bueno para ser liberados.

"En la mayor medida posible vamos a transferir a los detenidos que han sido aprobados para ir a otros países. Cuando sea apropiado, vamos a llevar a los terroristas ante la justicia en nuestros tribunales y en nuestro sistema de justicia militar", afirmó Obama.

La huelga de hambre que secundan desde hace tres meses un centenar de los 166 presos de Guantánamo ha disparado las alertas sobre las condiciones de la prisión y ha reavivado el debate sobre su cierre, una promesa que hizo Obama en la campaña electoral de 2008.

Obama señaló también que EE.UU. "no está en guerra con el islam", al argumentar que la "violencia contra objetivos occidentales" proviene en muchas ocasiones de esa creencia falsa.

"La mejor forma de evitar el extremismo violento es trabajar con la comunidad musulmana", anotó al respecto.

Una conocida militante del grupo pacifista CodePink interrumpió repetidas veces a Obama durante su discurso y le exigió el cierre inmediato de Guantánamo.

Drones

En su discurso el presidente anunció que ha firmado un memorando que determina las circunstancias en las que EE.UU. utilizará en el futuro los "drones" contra presuntos terroristas y defendió que el uso de esos aviones es legal y que "han salvado vidas".

"Estados Unidos no ataca cuando tenemos la capacidad de capturar a terroristas, nuestra preferencia siempre es detener, interrogar y enjuiciar", argumentó.

Obama justificó el uso de "drones" en casos como el que acabó con la vida del clérigo estadounidense Anwar al Awlaki en Yemen y sobre ese ataque en particular insistió en que hubiese sido un abandono de su responsabilidad como presidente el no haberlo ordenado.

Los ataques con "drones" han causado víctimas civiles y "a mí y al resto de mi cadena de mando esas muertes nos perseguirán mientras vivamos", reconoció.

Además, quiso destacar que la operación contra Al Qaeda en Pakistán que logró la muerte de Osama bin Laden en 2011 no debe ser la norma en la lucha antiterrorista porque tuvo riesgos "inmensos" y afectó a las relaciones bilaterales con ese país, todavía hoy dañadas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.