Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/11/2011 12:00:00 AM

El policía encubierto que se unió a sus investigados

Un policía que había infiltrado un grupo ecologista en el Reino Unido terminó "convirtiéndose" a la causa que investigaba.

;
BBC
Mark Kennedy era un agente de la Policía Metropolitana de Londres que, en el año 2000, infiltró una organización de activistas ecológicos con el propósito de recaudar evidencia sobre supuestas actividades ilícitas que condujeran al juicio y condena de sus integrantes.
 
Dentro del círculo de ecologistas era conocido como Mark Stone, a quien también apodaban 'Flash', porque siempre parecía tener más dinero a su disposición que el resto de los activistas.
 
Entre la información que suministró Kennedy a sus superiores estaban los planes del grupo de ocupar durante unos días la estación de Ratcliffe-on-Soar, una generadora de energía a base de carbón cerca de la ciudad de Nottingham, en el centro de Inglaterra, como protesta contra el calentamiento global.
 
Antes de la movilización, en abril de 2009, la policía lanzó a cientos de efectivos en una redada que terminó con el arresto de 114 personas acusadas de "conspirar para cometer allanamiento agravado de morada".

La Fiscalía de la Corona (CPS, por sus siglas en inglés) inició un proceso contra seis de los detenidos y el comienzo del juicio estaba programado para este lunes.

No obstante, la CPS derogó el caso cuando surgió que Mark Kennedy estaba dispuesto a rendir testimonio a favor de los acusados.

Instigador
 
Parece ser que Kennedy, después de diez años profundamente involucrado con el movimiento verde del Reino Unido, fungía más como agente instigador de actividades ecologistas que como policía infiltrado.
 
Danny Chivers, uno de los activistas acusados, señaló que Kennedy (a quien llama Stone) no era solo un simple observador.
 
"No estamos hablando de alguien que se sentaba en el extremo del salón tomando notas, él estaba metido en el meollo del asunto", afirmó.
 
Con respecto a la movilización contra la estación de Ratcliffe-on-Soar, Chivers dijo que "Mark Stone estuvo vinculado a la organización de ésta durante meses. La policía hubiera podido frenarla desde un principio".

Por el contrario, el agente encubierto ayudó a reclutar gran cantidad de personas e, inclusive, condujo en su auto a un grupo que hizo un reconocimiento de los predios de la estación y alquiló un camión para el día de la protesta, añadió Chivers.
 
Ratcliffe-on-Soar fue una de muchas actividades de protesta en el Reino Unido y Europa en las que participó Kennedy, incluyendo la manifestación contra la cumbre del G8 en Gleneagles, Escocia, en 2005, que condujo a la fundación del movimiento Climate Camp (Campamento para el Clima).
 
"Serio ataque"
 
Kennedy solía desaparecerse durante largos períodos, explicando que tenía que visitar un hermano en Estados Unidos. Pero, en octubre de 2010, tuvo que confesar a su doble vida cuando fue encarado por unos activistas que descubrieron documentos que revelaban su verdadera identidad.

Reconoció que era agente de la Policía Metropolitana y que había infiltrado la organización. No obstante, antes de desaparecer, aseguró que había abandonado el uniforme y luego se comunicó con los abogados defensores para ofrecer su testimonio a favor de los acusados.

Uno de los abogados, Mike Schwartz, hablando a la salida del tribunal en Nottingham tras la derogación del caso, cuestionó las tácticas de la policía contra el activismo ecológico, afirmando que había "interrogantes clave" sobre el costo y la intención de infiltrar organizaciones pacíficas y responsables.
 
"Este es un serio ataque contra las protestas pacíficas y responsables en torno a asuntos de interés público y de importancia urgente como el cambio climático", denunció el abogado.

"Se trata de una desobediencia civil que tiene una larga historia en este país y que debe ser protegida", concluyó.

Un parlamentario de la oposición laborista que es miembro de la Comisión Selecta de Asuntos Internos de la Cámara de los Comunes, hizo un llamado para que la secretaria del Interior, Theresa May, emita una declaración al Parlamento sobre el caso.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.