23 agosto 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

El reclamo de Laura Chinchilla a Daniel Ortega

EFE

MUNDOLa presidenta de Costa Rica le exige a su homólogo nicaragüense “respeto a la soberanía” de su país.

El reclamo de Laura Chinchilla a Daniel Ortega. Laura Chinchilla y Daniel Ortega

Laura Chinchilla y Daniel Ortega

Foto: Archivo Particular

Daniel Ortega tiene varios frentes abiertos de discusión y en algunos le han dicho basta. La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, exigió a su homólogo nicaragüense “respeto a la soberanía” de su país, y aseguró ante miles de sus compatriotas que la provincia de Guanacaste “es, ha sido y siempre será costarricense”.

Chinchilla pronunció un contundente discurso al cierre de la llamada “Marcha por la patria”, organizada en la ciudad de Nicoya, Guanacaste, en rechazo a unas declaraciones de Ortega en las que mencionó la posibilidad de reclamar esa provincia fronteriza con Nicaragua.

“Hoy el pueblo de Guanacaste, que es el pueblo de Costa Rica, se ha unido para exigirle respeto al presidente Daniel Ortega. Esta voz que hoy ha vibrado en Nicoya es la voz de todos, también la mía. Es la voz de nuestra integridad territorial, de nuestra soberanía, de nuestro derecho a vivir en paz”, afirmó Chinchilla.

Ortega dijo la semana pasada que no descartaba acudir a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para reclamar los derechos de su país sobre Guanacaste pues, según él, ese territorio fue “cedido” a Costa Rica a inicios del siglo XIX.

La mandataria aseguró que la actividad de este jueves, a la que asistieron varios ministros, diputados y los alcaldes de la provincia, demuestra “firmeza y convicción, para que no le quede ninguna duda a nadie de que Guanacaste es, has sido y siempre será costarricense”.

“Repetimos, de la patria por nuestra voluntad. Costa Rica es una y seguirá siéndolo. Es una voluntad que nadie podrá cambiar con amenazas, falsedades, matonismos o invasiones. Costa Rica no acepta que se cuestionen sus derechos absolutos sobre la provincia de Guanacaste”, añadió.
Chinchilla subrayó que Costa Rica le reclama a Nicaragua por “el menosprecio al diálogo civilizado, a la historia y al derecho ante el absurdo reclamo sobre Guanacaste”.

La protesta, a la que asistieron miles de personas de toda la provincia, se desarrolló de forma pacífica en la localidad de Nicoya, unos 275 kilómetros al noroeste de San José, una de las principales comunidades de la provincia y el sitio donde el 25 de julio de 1824 ese territorio decidió, en un cabildo abierto, unirse a Costa Rica.

Por esta razón, al final del recorrido, se celebró un cabildo abierto en el que el Consejo Municipal de la comunidad preguntó a los habitantes si deseaban ratificar el acta de anexión de 1824.
Levantando la mano y con los tradicionales “gritos guanacastecos” los asistentes apoyaron la propuesta y se procedió a la firma, por parte de los alcaldes de la provincia, de un “manifiesto de reafirmación del acto de anexión”, que será enviado a la Presidencia de la República, al Congreso y a la Cancillería.

El presidente del Congreso costarricense, Luis Fernando Mendoza, quien además es de origen guanacasteco, dijo que la marcha era una reafirmación de la decisión soberana de ese territorio de pertenecer a Costa Rica.

“El presidente Ortega no solo habla, sino que actúa. Lo hemos visto en broncas con Colombia, con Honduras y ahora Costa Rica, pero acá estamos defendiendo lo que nos pertenece”, afirmó.
Los límites entre Costa Rica y Nicaragua quedaron establecidos en el tratado Cañas-Jerez firmado en 1858.

La provincia de Guanacaste, que abarca el 20 % del territorio de Costa Rica, se anexó a este país en 1824 tras realizar cabildos en sus principales pueblos, y según historiadores locales antes de esa fecha no pertenecía a nadie.

Chinchilla concluyó su discurso aclarando que esta situación con Ortega no afecta la “amistad” con el pueblo nicaragüense.

“Tenemos una voz de amistad con los nicaragüenses, que le dice presidente Ortega que no permitiremos que su irresponsabilidad separe a nuestros pueblos”.

“Exigimos que costarricenses y nicaragüenses podamos vivir en paz y con respeto, construyendo patria y no alimentando conflictos”, apuntó.
PUBLICIDAD
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad