Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/8/2001 12:00:00 AM

El regreso de Reagan

Los nombramientos de Bush para las con América Latina recuerdan tiempos idos.

Hay quienes dicen, hablando de libros, que las segundas partes nunca fueron buenas. Pero eso parecería inaplicable a la política a juzgar por los candidatos del presidente norteamericano George W. Bush para puestos clave de sus relaciones con América Latina. Ellos aspiran a regresar a la Casa Blanca luego de protagonizar hechos controversiales de la era de Ronald Reagan, en plena Guerra Fría. En esa época eran funcionarios ideales por su anticomunismo. Pero hoy, cuando el énfasis en los derechos humanos es más preponderante, sus nominaciones van a ser examinadas severamente por el Congreso en sus audiencias de confirmación este mes.

Esa lista comienza con el cubano-norteamericano Otto J. Reich, candidatizado para secretario de Estado asistente para asuntos del hemisferio occidental, responsable de las relaciones con América Latina. De 1983 a 1986, como consejero del secretario de Estado, Reich estableció y manejó una oficina desde la que dirigió una campaña de difamación contra el gobierno sandinista de Nicaragua. En 1987 una investigación oficial concluyó que Reich realizó “actividades ilegales de propaganda contra un gobierno extranjero”.

En el sector privado Reich fundó RMA International, una firma de consultoría cuyos clientes incluyen al ron Bacardí, envuelto en un pleito de marcas con la francesa Pernod Ricard, distribuidora del ron Havana Club, de Cuba. Por cuenta de Bacardí, Reich asesoró a los congresistas Jesse Helms y Dan Burton en la redacción de la ley que endurece el bloqueo a Cuba. Los representantes Christopher Dodd y John Kerry ya han expresado su desacuerdo con la nominación de Reich. El ex presidente de Costa Rica y premio Nobel de Paz Oscar Arias le dijo a Los Angeles Times que “nombrar a Reich sería retroceder en la cooperación hemisférica”.

Los críticos vinculan a Reich con Roger Noriega, nominado como embajador de la Organización de Estados Americanos (OEA), y sostienen que los dos quieren empezar otra guerra contrainsurgente y no tienen ningún respeto por la autoridad democrática. Durante los 80 Noriega, muy cercano al ultraderechista Helms, trabajaba en la oficina de asuntos latinos del Departamento de Estado, donde se mostró partidario de la línea dura.

Eliott Abrams fue nombrado miembro del Concilio nacional de seguridad, una posición que, convenientemente, no requiere aprobación congresional. Abrams es conocido por su rol en el gobierno de Reagan en Nicaragua durante el asunto Irán-Contras, en el que el coronel Oliver North vendió armas a Irán para financiar a la guerrilla proestadounidense. En 1991 se declaró culpable de dos cargos de delito menor por ocultarle información al Congreso durante del asunto Irán-Contra. El primer presidente Bush lo perdonó el 24 de Diciembre de 1992.

También genera tensión el nombramiento de John D. Negroponte como embajador ante la ONU. De 1981 a 1985 Negroponte fue embajador en Honduras, donde escondió abusos de derechos humanos. Mientras fue embajador en Honduras, con el remoquete de ‘Procónsul’, este país fue la plataforma para las campañas contra los sandinistas en Nicaragua y el Fmln en El Salvador. Documentos recientemente revelados por el CIA dicen que cientos de hondureños fueron secuestrados, torturados y asesinados por el Batallón 316, un cuerpo del ejército entrenado por la CIA y militares argentinos graduados de la Escuela de las Américas Todo bajo la mirada complaciente del “procónsul”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.