Sábado, 21 de enero de 2017

| 2001/09/03 00:00

El rey de mil rostros

El rey de mil rostros

Esta es una historia digna de Las mil y una noches. El rey Abdalah II de Jordania suele disfrazarse y mezclarse entre la multitud para conocer la opinión de sus súbditos. En estos días se vistió de pobre con una túnica vieja, barba blanca y turbante y se apareció en la oficina del Ministerio de Finanzas para conocer el estado de la burocracia de su país. Ya en otras oportunidades el rey se había disfrazado de taxista, de periodista y de hombre de negocios interesado en invertir en el país. La costumbre de Abdalah II parece heredada de su padre, el recordado y querido rey Hussein.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.