Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/6/2012 12:00:00 AM

"El secreto del voto está garantizado"

SEMANA entrevistó a Vicente Díaz, rector del Consejo Nacional Electoral de Venezuela, y el único que representa a la oposición venezolana en la institución.

Semana: ¿Por qué estas elecciones son distintas de otros procesos electorales en Venezuela?

Vicente Díaz:
Este es un proceso electoral complejo, inédito. Para empezar, es la primera vez que el presidente actual va a la elección habiendo perdido elecciones previas. Perdió la reforma en 2007, perdió las principales gobernaciones y ciudades e las del 2008, y en 2010, voto a voto, perdió el parlamento, aunque por razones legales, esos votos no se tradujeron en mayoría de curules a favor de la oposición.

También es inédita porque es la primera vez que el Presidente ha estado enfermo y porque es la primera vez que en Venezuela, en su historia democrática, ningún partido político llama a la abstención. El propio presidente en su época fue abstencionista y la oposición en 2005 le dijo a la gente que no fuera a votar.

Además, es la primera vez que en Venezuela todos votamos con un sistema como el que tenemos ahora, en el que el elector se identifica en la pantalla, con su huella digital.

Semana.com: Frente al sistema de identificación de huellas, hay temores entre muchos venezolanos de que así van a saber por quién votaron. ¿Eso es posible?

V.D.:
Definitivamente no se puede cruzar esa información. El secreto del voto está garantizado porque el software está diseñado para preservar el secreto del voto. Hace varias cosas para que así sea.

La primera de ellas es que tanto electores como votos aparezcan como si todo el mundo hubiese votado a la misma hora. No se puede saber a qué horas alguien votó y a partir de allí construir una secuencia de electores con votos.

La segunda cosa es que el sistema desordena los votos y los electores, no hay forma de cruzar esos dos datos. Pero adicionalmente a eso, en el reporte que da el sistema no aparece un campo de elector. Los archivos informáticos son parecidos a los archivos físicos, con carpetas y gavetas. No hay una carpeta ni gaveta dónde guardar al elector.

Semana.com: ¿Quién diseña el software?

V.D.:
Ese software es desarrollado por ingenieros venezolanos. Es auditado y revisado por todos los partidos, que trae a los técnicos de más alto nivel. Por ejemplo, uno de los auditores técnicos de la oposición es un profesor de la gente que diseñó el software.
Luego de revisarlo, todo se firma digitalmente y esas firmas son protegidas con un conjunto de claves de resguardo. La clave está compuesta por 4 partes y hay que ingresarlas simultáneamente, si no, no se abre el software. Una parte de la clave la tiene el aliado tecnológico, que es Smartmatic, otra el CNE, otra el gobierno, y otra la oposición. De hecho, los que ponen la clave pidieron que no fuese a través de teclado, porque hay un mecanismo con el que puedes registrar las teclas que pulsaron. Se hará a través de un teclado digital en la propia pantalla. Se han tomado todas las precauciones para que sea inviolable.

Semana.com: ¿Cuándo se hizo esa auditoria y desde cuándo quedó sellado el sistema?

V.D.:
Depende, porque son aproximadamente 19 auditorias de cosas distintas. Si es la auditoria del software que acabo de explicar, se hace aproximadamente faltando 2 meses para las elecciones.

Semana.com: ¿Y una vez eso está certificado y auditado, el software no se cambia más?

V.D.:
No, ese queda ya blindado. Luego ese software se empieza a cargar a las máquinas. Son aproximadamente 39 mil máquinas, más las de contingencia. Ese proceso también es auditado y están todos estos ingenieros revisando las máquinas. Ahí se revisan dos cosas. Una, el hardware de la máquina, es decir que la máquina tenga solo el componente que debe tener, y que no tenga puertos adicionales, que no tenga capacidad de transmisión inalámbrica. Luego revisan que el software que se le está cargando sea el establecido, firmado y certificado. Luego viene otra auditoría más que es de pre-despacho. Hay que revisar que las máquinas que se están despachando a los diferentes estados del país sean las que ya fueron revisadas y auditadas.

Semana.com: ¿Cuándo se hizo eso? 

V.D.:
El 30 de octubre, el domingo pasado. Al azar se bajaron máquinas de las rutas de despacho y se abrieron y practicaron todas las pruebas. En esta oportunidad inclusive trajimos a 800 electores de todas partes de Venezuela que votan en esas máquinas porque ahora se requiere la huella digital para activar la máquina.

Semana.com: ¿Si hay tantas auditorías por qué hay tanto rumor en Venezuela de que el voto no es secreto?

V.D.: El problema aquí no es que el voto no sea secreto, es que una cosa es la realidad y otra cosa lo que la gente cree. El voto es secreto pero el hecho de que la maquina esté conectada por un cable a la máquina con que se identifica el elector, puede hacer que en la mente de la gente hay una conexión.

Hay que entender que en Venezuela hubo un proceso de persecución política tremenda en 2004 que se llamó la lista Tascón. Fue un apartheid político contra los opositores que firmaron una petición, que es un derecho constitucional. El gobierno lo interpretó como que esos eran sus enemigos y empezó a perseguirlos en todos los terrenos. Como consecuencia, la gente le tiene miedo a todo lo que tenga que ver con el CNE, porque el CNE fue el organismo que recibió las firmas y mucha gente asocia la lista con votos, que no tiene nada que ver porque esas firmas fueron públicas, las recolectaban hasta en plazas. Eso explicó que en las elecciones parlamentarias de 2005, la gente se abstuvo de participar por temor.

Semana.com: ¿Cuál fue el porcentaje de abstención en esas elecciones?

V.D.: Fue de 75 por ciento.

Semana.com: ¿Cuál es el porcentaje que esperan el domingo?

V.D.: Se espera que la participación sea del 75 por ciento. La elección más votada en Venezuela siempre es la presidencial. De hecho, la del 2006 fue la más votada de hace varias décadas.

Las fallas del tarjetón

Semana.com: ¿Cómo se sorteó la ubicación de los candidatos en el tarjetón?

V.D.:
El partido más votado en la última elección presidencial escoge de primero, el segundo más votado después y así sucesivamente.

Semana.com: En el tarjetón hay cuatro fotografías que van a conducir a votos nulos porque esos partidos le retiraron su apoyo a Henrique Capriles a última hora. ¿Eso no es una preocupación para el CNE?

V.D.:
Hay los que retiraron el apoyo a Capriles y hay un caso en que no le retiraron el apoyo sino que lo sustituyeron, y aunque aparece la foto de Capriles, esos votos van para la candidata Reina Sequera. Lo que es preocupante, es que es la casilla de la Unidad Democrática, que se puede confundir con la de la Mesa de Unidad Democrática, la MUD, que es la coalición de la oposición que apoya a Capriles.

Semana.com: Esa es justamente la primera foto que aparece de Henrique Capriles en el tarjetón.

V.D.:
Sí, ahí sí hay una preocupación porque pueda generar algunos votos que se pierdan. Estoy yendo a programas de televisión todos los días a explicar eso. Lo que pasa es que la ley establece que hay un momento para cambiar o sustituir la boleta o tarjetón. Después de ese plazo ya no se puede porque ya está producida y programada la máquina para eso.

Semana.com: ¿Cuál era la fecha límite para hacer modificaciones?

V.D.: Fue el 23 de julio.

Semana.com: Justamente, con un resultado estrecho, si esos votos que la gente está marcando por Capriles son nulos, se podría armar un problema.

V.D.:
Puede haber una crisis política, pero no legal. Tenemos un cronograma establecido a partir del cual ya no se puede modificar la boleta.

Semana.com: ¿Ante el riesgo de que los electores se equivoquen y marquen esos votos nulos, hay alguna advertencia en el mismo puesto de votación o por parte de los jurados de mesa sobre esta situación?

V.D.:
La ley dice que los partidos son los que están obligados a poner una fe de erratas, a publicarla en prensa y establece cómo se tiene que publicar. Pero eso tiene muy poco valor. El CNE pondrá unos avisos en el centro de votación que yo estimo que también tendrán poco valor porque no dice prohibido votar así. La gente igual tiene el derecho de votar de esa manera para que el voto le salga nulo. Lo correcto es que el presidente de la mesa alerte a los electores sobre lo que puede pasar.

Semana.com:¿Ya había pasado anteriormente este tipo de situación con el tarjetón?

V.D.:
Sí, siempre pasa y el impacto realmente es muy poco. Pasa porque cada partido inscribe gente para después retirarla o hay partidos que se inscriben y después venden la tarjeta y se ganan unos reales por eso. De hecho, cuando yo llegué al CNE había como 800 partidos. Me dediqué a limpiar eso y actualmente tenemos alrededor de 100 partidos, porque también se reproducen como los champiñones. ¿Cuántos partidos de esos realmente sacarán votos? Pocos.

Semana.com : ¿Qué lógica hay en permitir que aparezca la foto de un mismo candidato representando a tantos partidos? ¿No es mejor una solo foto por candidato, sin importar los movimientos que lo apoyan?

V.D.:
Eso me lo he preguntado siempre. Cuál es el fetichismo que hay en esto. Pero hay gente que se siente orgullosa de eso. Por otro lado, está la gente que lo hace por negocio, porque tratan de crear partidos con siglas parecidas. Tenemos PSUV y otra gente creó uno que se llama PSOV. Estas cosas suceden, son juegos económicos para comprar y vender los partidos.

Esperando resultados

Semana.com: ¿A qué hora se podrán conocer los resultados?

V.D.:
Los primeros datos empiezan a entrar al CNE a las 6:01 pm, pero nosotros no vamos a entregar datos parciales, solo datos definitivos. Siempre decimos que eso se da alrededor de 3 horas después del cierre de la última mesa, pero no sabemos realmente. Porque la responsabilidad de eso no depende de los rectores. Hay otras variables que nosotros no controlamos.

Semana.com: ¿Cuáles son esas variables?

V.D.:
Por ejemplo, la ley en Venezuela a diferencia de otros países, como Colombia, que a las 4 pm cierran las mesas con los que estén, dice que mientras haya electores haciendo fila en las mesas pueden votar. Aquí ha habido elecciones en donde la gente vota hasta la 1 de la madrugada. Esa es una variable que no podemos controlar. Depende de si las mesas abrieron a tiempo, porque pueden haber faltado los miembros de mesa.

Semana.com: ¿A qué horas abren las mesas?

V.D.:
A las 6 am. También está la variable de a qué horas cierra la mesa, si las mesas fluyeron normalmente deberían cerrar a las 6pm. Pero también puede pasar que una máquina que no transmita, porque está lloviendo y no hubo acceso satelital, por ejemplo. Eso también puede retrasar los resultados.

Finalmente, una variable imponderable es la distancia entre el primero y el segundo lugar. Si la distancia es de 20 puntos como fue en 2006, los resultados pueden darse más temprano. Pero si la diferencia entre los dos es de 0.5 por ciento, tenemos que esperar hasta que lleguen todas las actas.

Semana.com: ¿Como no hay hora de cierre de mesa, esa situación no se presta para que los partidos traigan a última hora votantes de todas partes para inclinar hacia un candidato u otro la elección si sabe que va perdiendo?

V.D.:
Sí, y pasa. Lo que se debe garantizar es que a las 6 pm esté la gente haciendo cola, no es que yo mantengo el centro abierto para que tú me traigas gente. Tiene que haber gente en la cola, y habrá testigos para evitar que eso pase. En algunas ocasiones lo que se hace es dejar entrar a la gente al centro, cerrarlo, y luego la gente vota, hasta que terminen.

Semana.com:¿Cómo es el proceso para determinar finalmente quién ganó la elección entre los rectores del CNE?

V.D.:
Todo es automatizado. La máquina registra los votos, al final de la votación hay un cierre y se imprime el acta de resultados, donde está el escrutinio de los votos. Luego se conecta la máquina y en ese momento transmite los resultados. Posteriormente se cuenta en el cuaderno cuántos electores votaron y se anota en el acta física. Tiene que haber correspondencia entre el número de votantes y votos.

Todos los miembros de mesa y testigos deben quedarse tranquilos en su mesa sin hacer nada y esperar a que el resto de las mesas de ese centro cierren. Una vez cerradas todas las mesas, se reúnen todos y se hace el sorteo de cuáles mesas se van a auditar. Por ejemplo, si un centro tiene 12 mesas se auditan 5 al azar. En esas cinco abren las urnas donde están los comprobantes de votos y se cuentan. Luego eso se vacía en un acta y se compara contra los votos que la máquina emite a través del acta. Ese es el procedimiento.

Finalmente, esas actas son transmitidas al CNE y allí los rectores, cuando hay cierta cantidad de actas transmitidas, subimos a la sala de totalización y se introduce una clave al sistema y se empieza a contar las actas que han llegado. Cuando el resultado ya es irreversible, lo anunciamos.

Denuncias en veremos

Semana.com: Ha habido denuncias en medios de que el gobierno ha obligado a los empleados públicos en Venezuela a participar en actos de campaña del presidente Chávez….

V.D.:
Eso es ilegal.

Semana.com: ¿Y quién se encarga de investigar y hacer algo respecto a esas denuncias?

V.D.: Ahí interviene la justicia electoral, debería intervenir la Contraloría, debería intervenir la Fiscalía porque es un delito. Pero no hay denuncias formales. Por ejemplo, a mí hay gente que me ha dicho cosas, pero cuando les digo si están dispuestos a dar un testimonio dicen que no. La realidad es que no va a intervenir nadie.

Semana.com: ¿Por qué?
 
V.D.: Porque probablemente a los mismos empleados de esas entidades les han pedido que vayan. Nosotros tenemos una realidad política en el país que los poderes públicos son seleccionados por el parlamento nacional por un procedimiento diferente para cada poder público. Pero el parlamento nacional que eligió a todos los poderes públicos es el resultado de esa elección en la que la oposición se retiró. El cien por ciento de los cargos de diputados quedaron para el partido de gobierno. El balance del poder propio de la Constitución y de la vida republicana por esa elección de 2005 se alteró.

Datos claves

Semana.com:¿Cuántos venezolanos pueden votar este domingo?

V.D.:
Pueden votar 18.903.143 que están en el registro electoral venezolano. Ese registro se pone en la página web del CNE y cualquiera lo puede descargar completo, y una vez que se cierra se abre un lapso de impugnación que dura un mes. En ese lapso cualquiera que esté inconforme, incluyendo los partidos, puede impugnarlo y se hace una convocatoria nacional de auditoría ciudadana.

Incluso algunos partidos montan call centers y empiezan a llamar a las personas que están allí, para ver donde están etc. Ese registro, como toda base de datos humana, tiene algunos errores. Probablemente hay gente fallecida que está en el registro y probablemente hay gente con nombres cambiados. Pero se logró captar con el nuevo sistema hasta el 93 por ciento de las huellas de buena calidad de los que van a votar. Ese día se toman el resto.

Semana.com: ¿Las encuestas a boca de urna están prohibidas?

V.D.: No. Se pueden hacer pero está prohibido difundirlas. El tema es que siempre trascienden, todo el mundo empieza con sus números.

Semana.com: ¿El cierre de las fronteras es algo habitual?

V.D.: Sí en las últimas elecciones ha sucedido.

Semana.com: ¿Cuántas mesas van a instalar?

V.D.: Casi 40 mil.

Semana.com: ¿Habrá testigos tanto de gobierno, como de oposición en todas las regiones?

V.D.: Sí, claro.
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.