Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/23/2013 12:00:00 AM

El soldado que fue brutalmente asesinado en Londres

Sus superiores definían a Lee Rigby como ingenioso y comprometido, además de padre excepcional.

Lee Rigby es el nombre del soldado de 25 años que fue asesinado el miércoles en el distrito de Woolwich, al sur de Londres.

El joven pertenecía al Segundo Batallón del Regimiento Real de Fusileros, el cual tiene la capacidad de desplegar rápidamente y adaptarse a cualquier escenario de operación militar. Su brutal homicidio causó consternación en el pueblo británico.

El Primer Ministro, David Cameron, fue uno de los primeros en lamentar el suceso y en mostrar su tristeza y dolor en un discurso ofrecido el miércoles, minutos después del crimen.

“Este fue un atentado contra Gran Bretaña y el estilo de vida de los británicos, pero también fue una traición del Islam”, Cameron también agregó que no existe ninguna justificación para el ataque y que la responsabilidad recae sobre los individuos “enfermos” que cometieron el delito.

Con su fallecimiento, el joven soldado Rigby, originario de Manchester, deja huérfano a su pequeño hijo Jack de tan solo dos años, así lo expresó el Ministro de Defensa Andrew Robathan, quien también exaltó la labor del soldado al narrar un breve perfil del joven.

Su recorrido

"Rigby o ‘Riggers’ para sus amigos,  nació en julio de 1987. Se unió al ejército en 2006 y luego de terminar con éxito su curso de infantería en el Centro de Entrenamiento de Infantería Catterick fue seleccionado para ser miembro del Segundo Batallón y de la banda marcial del Regimiento de Fusileros”, aseguró Robathan.

El soldado manejó armas mientras estuvo de servicio en Chipre y después de realizar varias tareas volvió a Londres en 2008 cuando erguía orgullosamente fuera de los palacios reales como parte del compromiso de las funciones públicas del Batallón.

En abril de 2009 Rigby desplegó operaciones en la provincia de Helmand en Afganistán, donde hizo parte del Grupo de Apoyo al Fuego en la base de Woqab. Cuando regresó a Reino Unido completó su segundo recorrido en funciones públicas para luego trasladarse al Batallón de Celle en Alemania, donde se vinculó al Grupo de Alta Preparación para Operaciones de Contingencia.

Dos años más tarde, el joven de 25 años regresó a su país natal donde colaboraba en varias tareas en la Torre de Londres.

“Fue extremadamente popular e ingenioso. Lee era toda una celebridad en la banda marcial, en el cuerpo de tambores. Era muy conocido, querido y respetado en el Segundo Regimiento de Fusileros. Era un apasionado y un fanático eterno del Manchester United” dijo el Ministro de Defensa quien finalizó recordando su faceta más personal. “Era un padre amoroso con su hijo Jack, que seguramente lo extrañará muchísimo. Los pensamientos y oraciones del ejército están con su familia en estos duros momentos... Una vez fusilero, siempre fusilero”, finalizó.

Por su parte, el Secretario de Defensa, Philip Hammond, se refirió al crimen con tristeza: “Este fue el brutal homicidio de un soldado que servía con fe en diversos roles, incluyendo el batallón de operaciones en Afganistán. Recordamos lo vulnerables que somos pero la reacción de los británicos también nos recuerda que estos ataques terroristas no nos deben intimidar. Estoy seguro que el soldado Rigby también pensaría lo mismo”.

Los detenidos

Un hombre de tez negra, quien apuñaló al soldado, fue grabado por la cámara de uno de los transeúntes de la zona. El sujeto fue identificado como Michael Adebolajo, un británico de 28 años que se convirtió al Islam hace una década.

Adebolajo cargaba en sus manos los cuchillos ensangrentados con los que le quitó la vida al soldado Lee Rigby. En un estado de completa alteración, el hombre proclamaba que había matado al soldado porque los británicos matan musulmanes todos los días y que era el momento de iniciar una guerra.

La familia del asesino (él mismo admitió su crimen ante las cámaras), originaria de Nigeria, practicaba el cristianismo. Sus antiguos compañeros de escuela no pueden creer que el estudiante juicioso que conocieron y que luego cambió de religión sea hoy el asesino despiadado que tiene en conmoción al Reino Unido.

El diario The Guardian logró establecer que Adebolajo y el otro sospechoso, de quien no se ha confirmado su identidad, han estado vinculados en diferentes atentados terroristas en los últimos ocho años.

Los dos hombres se encuentran bajo arresto en un hospital, luego de que la policía les disparara en las piernas.

En las más recientes actualizaciones de la policía de Londres se informó que se capturaron dos personas más, que son investigadas por el asesinato del soldado Lee Rigby en Woolwich (Londres).
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.