Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/1/2016 11:24:00 AM

El Super Tuesday: el gran evento

Las primarias de ambos partidos entran hoy a la etapa decisiva. Pero aún falta para que las candidaturas se consoliden definitivamente.

‘Momentum’.  Esta expresión inglesa, equivalente a la castellana momento, proviene de la Física y, a grandes rasgos, describe la inercia que adquiere un cuerpo al ser empujado por una fuerza determinada. En los últimos años los norteamericanos la han popularizado en términos políticos para decir que tal o cual candidato ha tomado un impulso que puede resultar determinante a la hora de confrontarse en las urnas con sus adversarios.

Más allá de que en Colombia algunos periodistas usan la palabra mal, pensando equivocadamente que describe un instante estelar de las campañas, el ‘momentum’ es el concepto que domina los análisis en Estados Unidos a medida que avanzan las votaciones del supermartes de este 1 de marzo en doce estados de la Unión.

En efecto, los  dos precandidatos punteros en ambos partidos, Hillary Clinton en el demócrata, y Donald Trump en el republicano, llegaron a esta, la primera gran prueba para sus aspiraciones, impulsados por un fuerte ‘momentum’.

Clinton estuvo cerca de dar por terminada la competencia del partido del burrito en Carolina del Sur el sábado pasado, cuando venció con un 47 por ciento de los votos al senador Bernie Sanders, su sorprendente contendor que se declara socialista y fascina a los jóvenes a pesar de tener 74 años.

Trump, en el lado republicano, sigue con un momentum que da pocas trazas de desacelerar. De hecho, una encuesta de CNN lo mostró a nivel nacional con una intención de voto del 49 por ciento, con lo cual sigue arrasando a sus adversarios Marco Rubio y Ted Cruz, quienes con magros 16 y 15 por ciento comienzan a depender de eventos puntuales.   Pero aún si ganara los estados del super tuesday, la carrera republicana no estaría terminada.

Por un lado, Ted Cruz tiene buenas opciones de ganar contundentemente hoy en su estado de Texas.  Pero requiere una ventaja sustancial, pues el estado de la Estrella Solitaria otorga sus delegados proporcionalmente a los votos obtenidos por los candidatos. Eso quiere decir que, aún si Cruz ganara en términos absolutos, Trump seguramente alcanzará alguna tajada de ese ponqué de 55 delegados, por lo que la dimensión de la ventaja adquiere una gran importancia. En cualquier caso, si Cruz llegara a perder en Texas, estaría firmando el acta de defunción de sus aspiraciones presidenciales, al menos por ahora.

Pero Rubio, de quien no se espera que gane ninguno de los estados del Super Tuesday, todavía podría obtener un triunfo el 15 de marzo en su Florida natal. Y tendría la ventaja de que ese es un estado “winner takes all”, por lo cual así gane por un voto se llevaría la totalidad de los 99 delegados, lo que le daría un importante segundo aire a su campaña. Esta, hoy por hoy, se perfila como la esperanza del establecimiento político republicano, que mira con horror la posibilidad de que un personaje como Trump se convierta en su opción a la presidencia.   

Antes de conocerse los resultados de hoy, Trump tiene asegurados 82 delegados a la convención  de Cleveland que comienza el 18 de julio, Cruz tiene 17 y Rubio 16.  Para ganar sin más trámite, el vencedor tiene que asegurarse de llegar con 1.237 delegados, y en el Super Tuesday hay 595 en disputa. La carrera, pues, en el lado republicano, tiene un líder claro, pero aún falta mucho por definir.

Y lo mismo sucede en el demócrata, donde Hillary ha amasado 544 delegados contra 85 de Sanders. Con 865 delegados en disputa hoy, la ex secretaria de Estado necesita asegurar 2.383 para confirmar la candidatura en la convención de Filadelfia de julio, y su ventaja se volvería inalcanzable después de las primarias de Florida y Ohio, a realizarse el 15 de marzo.  Pero nadie espera que Bernie Sanders se retire: a sus 74 años, aprovechará hasta la última oportunidad de dejar su impronta contestataria y refrescante en la política norteamericana. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.