Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1991/09/16 00:00

EN EL BANQUILLO

La acusación parlamentaria contra Alan García por corrupción, abre una batalla legal de final imprevisible.

EN EL BANQUILLO

EN LA NOCHE DEL JUEVES, LOS PERUANOS presenciaron el primer asalto de una pelea larga. Fue entonces cuando la Cámara de Diputados aprobó, por 88 votos contra 76, dar vía libre a una acusación constitucional contra el ex presidente Alan García, por presunto enriquecimiento ilícito. García no se inmutó. Haciendo gala de una firmeza que sus amigos perciben como una prueba de inocencia, y sus enemigos ven como una demostración de cinismo, García declaró que es objeto de una persecución política por haberse atrevido a afectar los Intereses de la plutocracia durante su gobierno. Lo cierto es que detrás de las acusaciones contra García, está de por medio la permanencia de su Alianza Popular Revolucionaria Americana, APRA, de fuerte orientación izquierdista, como primera fuerza política peruana.
La acusación estuvo a punto de fracasar a mediados de julio, cuando su principal animador, el diputado Fernando Olivera, presentó unas conclusiones según las cuales García sería titular de ciertas cuentas en el exterior por 50 millones de dólares, provenientes de depósitos oficiales en el Banco de Crédito y Comercio de Panamá; habría adquirido varias casas en Lima, y llevaba un nivel de vida imposible para su sueldo presidencial de mil dólares mensuales. Pero los defensores de García lograron desacreditar a los investigadores norteamericanos, al demostrar que sus afirmaciones no habían sido comprobadas directamente.
Pero el 29 de julio, el fiscal de Nueva York, Robert Morgenthau reveló, dentro de las investigaciones contra el BCCI, que éste había pagado tres millones de dólares a Leonel Figueroa y Héctor Neyra, presidente y gerente, respectivamente, del Banco Central, a cambio de mantener 270 millones de dólares en la sucursal de Panamá.
Eso, y la mención de un

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.