Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/13/2015 10:10:00 PM

“En el New York Times vemos mucho potencial en América Latina”

El periodista colombiano, Ernesto Londoño, quien trabaja en ese diario, acaba de recibir el premio María Moors Cabot. Semana.com lo entrevistó.

Ernesto Londoño es una de las grandes promesas del periodismo colombiano. El  año pasado llegó a ser parte de la mesa editorial del New York Times. Por su trabajo allí, esta semana ganó una mención especial en el María Moors Cabot, uno de los premios más importantes para los reporteros que cubren América Latina.

Los jurados destacaron que Londoño, a su corta edad, había logrado una serie de editoriales que “crearon un apremiante y factual caso político para que los Estado Unidos pudiera terminar con una política de enfrentamiento con Cuba que ha durado 50 años”.

Agregaron que “Londoño abordó todos los aspectos polémicos de la política entre los Estados Unidos y Cuba, que habían languidecido en un estancamiento político por décadas. Por lo tanto, los editoriales parecieron proféticos cuando en el diciembre pasado el gobierno de Obama anunció cambios audaces, abriendo una nueva vía para la normalización de relaciones diplomáticas”.

Por último destacaron que las editoriales de Londoño fueron una herramienta definitiva en la formación de la opinión pública en ambos países, que es precisamente lo que significa el liderazgo editorial.

Semana.com habló con él sobre este premio y lo que viene para el periodismo.

Semana.com: El premio Maria Moors Cabot suele entregarse a personas que llevan toda una vida en el oficio. ¿Qué se siente recibirlo a los 34 años?

Ernesto Londoño:
Nos ha dado mucho orgullo y satisfacción este reconocimiento. Aunque sólo incluye mi nombre, el premio fue producto de una serie de editoriales sobre Cuba que contó con el apoyo de varios colegas.

Semana.com: Cuéntenos de ese trabajo.

E.L: Nuestros editoriales sobre Cuba generaron mucho interés y algo de controversia. Alimentaron un debate que llevaba años estancado en posiciones intransigentes. Muchas personas en Estados Unidos y América Latina comenzaron a contemplar por primera vez que un giro radical de la política estadounidense era viable. Eso generó expectativas muy altas, lo cual ayudó a quienes estaban negociando el deshielo.

Semana.com: El premio destaca que la serie de editoriales fueron publicadas en español y en inglés. ¿Por qué cree que el periódico ha tomado la decisión de apostarle a la comunidad latina?

E. L:
Porque queremos cultivar una audiencia global digital más grande. Vemos mucho potencial en América Latina. Además, la comunidad de latinos en Estados Unidos está creciendo muy rápido.

Semana.com: El New York Times tiene ahora una edición América que traduce al español muchos de los artículos del diario. ¿De qué se trata ese proyecto?

E. L: NYT América es un proyecto piloto mediante el cual estamos buscando la manera más efectiva de llegarles a los lectores de habla hispana. Estamos estudiando qué temas son de mayor interés, cómo consume noticias este segmento de la población y qué potencial hay a largo plazo. Los invito a que nos sigan en Facebook y Twitter: @NYTAmerica.

Semana.com: ¿Ha cubierto el proceso de paz de la Habana? ¿Cuál es su percepción?

E. L:
Tuve la oportunidad de reunirme con líderes de las FARC en La Habana en diciembre. Yo creo que debemos aspirar a firmar un acuerdo de paz, ojalá pronto. Hay que tener claro que será imperfecto y que el final de ese proceso no será el final de la violencia en Colombia. Pero pienso que nos permitiría comenzar a abordar los problemas de fondo del país de una manera más sensata y constructiva.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.