Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/27/1992 12:00:00 AM

EN LA RECTA FINAL

Inflación, narcotráfico y guerrilla son el panorama que recibirá el próximo presidente ecuatoriano.

SIXTO DURAN BALLEN TIEne 71 años -y es sereno y reflexivo. Jaime Nebot Saadi tiene 45 impulsivos y enérgicos abriles. Durán es nacido en Boston pero se considera de Quito, y por tanto es un hombre reservado y serio como buen serrano, lo contrario del guayaquileño Nebot.
Uno y otro disputarán el 5 de julio la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, pero a pesar de las diferencias personales, les une un común denominador: ambos son conservadores que aplicarían un programa de ajuste económico neoliberal.
Hasta el pasado 4 de junio, última fecha en que por ley se podía difundir las encuestas, la intención de voto favorecía a Durán, del Partido Unidad Republicana, quien aparecía con el 56 por ciento contra el 29 por ciento de su contendor, del Partido Social Cristiano. Esa predicción se ve reafirmada por el hecho de que Durán ha recibido el respaldo expreso de la Democracia Cristiana y el "velado" del partido de gobierno, del populismo y de varias agrupaciones de izquierda. Se trata de una tendencia que podría mantenerse a no ser que se presentara un terremoto político en el país del sur.
Ese resultado "anunciado" no ha evitado, sin embargo, que la campaña haya continuado a todo vapor, si bien las consignas ideológicas han quedado en segundo plano. Los puntales de la nueva etapa de campaña han sido los recorridos por diversas localidades del país y una verdadera avalancha de mensajes televisados que revela el poder económico que se mueve detrás de ambos candidatos. Lo irónico es que mientras en la primera vuelta ambos atacaron el populismo del tercero en discordia, Abdalá Bucaram, en la segunda etapa uno y otro han recurrido a los métodos de ese político guayaquileño, incluso los ataques personales. Para la muestra Nebot, quien antes de mayo ofrecía "El cambio, ya", ahora promete un subsidio de transporte a los trabajadores, libros gratuitos a los estudiantes y servicios de maternidad sin costo, así como tiendas populares en los que se vendan alimentos a precios inferiores al mercado. Durán, quien mantiene su lema de "Honestidad, Experiencia y Trabajo", introdujo en su campaña el ofrecimiento de crear prestaciones sociales adicionales.
La pugnacidad de los mensajes logró trascender el ámbito de la televisión, cuando se presentó en Guayaquil una balacera entre partidarios de Durán y simpatizantes de Nebot. El hecho se produjo tres días antes de que una nueva orgazación guerrillera, autodenominada "Milicias Populares" anunciara su presencia en Ecuador mediante un comunicado público en el que critica a los partidos y al proceso electoral. Se trataría de un grupo mucho más peligroso que el desaparecido Alfaro Vive Carajo, que tenía vínculos con el M-19 y entregó sus armas en febrero de 1991. Fuentes extraoficiales sostienen que "Milicias Populares" está vinculado con el peruano Sendero Luminoso, lo cual pone los pelos de punta a más de una autoridad en Quito.
Como telón de fondo, el gobierno centro-izquierdista de Rodrigo Borja se empeña en demostrar que el viraje hacia la derecha no fue un plebiscito desaprobatorio de su gestión. Pero la campaña enfrenta dificultades pues la inflación llega al 50 por ciento, la tasa de desempleo está en el 13, el déficit fiscal llega a 300 millones de dólares y la deuda externa a 12 mil millones.
Todo ello conforma un coctel explosivo en Ecuador. Sus ingredientes están sobre la mesa: una redada llevada a cabo en Quito reveló la dimensión y profundidad con que el tráfico de drogas ha penetrado la sociedad ecuatoriana. Si se le suma un grupo emparentado con Sendero Luminoso, una economía que no se atreve a involucrarse seriamente en el Grupo Andino y una presidencia que, cualquiera sea el vencedor, aplicará un esquema "neoliberal" de ajuste económico, la conclusión es que el horizonte ecuatoriano está plagado de nubes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.