Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/14/2013 12:00:00 AM

En Lima quieren revocar su alcalde

La alcaldesa, Susana Villarán, podría dejar su cargo este 17 de marzo si la revocatoria por el sí gana.

Gustavo Petro no es el único alcalde de capital en el continente al que se le quiere sacar de su mandato. Una campaña de revocatoria avanza con fuerza en Lima, ciudad que se ha polarizado entre el apoyo a la alcaldesa Susana Villarán del partido “Fuerza Social” y sus contradictores.

La campaña contra Villarán inició en marzo del 2012, un año y dos meses después del inicio de la gestión. Marco Tulio Gutiérrez, actual vocero del comité pro-revocatoria comenzó el proceso de recolección de firmas en ese momento, cuando según la legislación peruana se podía empezar la iniciativa.

El movimiento requería de mínimo 400.000 firmas de un electorado de seis millones, que representa un tercio del espectro electoral peruano. Estas firmas se registraron en octubre del año pasado ante la Oficina de Procesos Electorales (ONPE). Este domingo 17 de marzo se llevará a cabo la jornada de votación.

A pesar de que el proceso es similar al que se está llevando a cabo en Bogotá en contra del alcalde Petro, la decisión que se tome en Lima este domingo tendrá repercusiones mucho más grandes en la capital peruana ya que la revocatoria toca la rama ejecutiva y la legislativa.

El sistema electoral peruano indica que el 50% más 1 del concejo municipal deben ser miembros del partido del candidato que gana la alcaldía. Esa cifra corresponde a 21 curules en el concejo, sin embargo, el movimiento está apostando por una renovación total al mando de la capital peruana, es decir, revocar 40 funcionarios públicos.

Por este motivo, el suceso parece más una campaña de elecciones de candidatos a ocupar cargos públicos, en lugar de una campaña de revocatoria. Ha habido incluso marchas rechazando la iniciativa.

Los apoyos a favor o en contra no se pueden determinar como provenientes de algún sector social específico, ya que el panorama es bastante difuso. Según el promotor de la campaña, los sectores populares están muy molestos y sería donde se ve más fuertemente un activismo político a favor del "sí", pero también es claro que varios sindicatos y organizaciones sociales conformadas por personas de distintas procedencias, apoyan a Villarán.

Según las encuestas, las clases medias y altas limeñas, representadas en la “izquierda caviar” (término usado para personas de clase alta que apoyan la izquierda) y algunos miembros en el partido de derecha “Perú Posible”, apoyan a la alcaldesa y rechazan la revocatoria.

“El problema mío no es de izquierda o derecha, sino de ineptitud”, declara Gutiérrez. Afirma que Villarán ha sido incapaz en resolver los asuntos de la ciudad, diciendo entre líneas que el cargo le ha quedado grande, al decir que la alcaldesa ha aprendido sobre la marcha.  

Al igual que Petro, Villarán le ha dado prioridad a los asuntos sociales y culturales. Gutiérrez afirma que esas no son cosas que contenten a la gente, pues “la ciudad sufre un caos en infraestructura y las obras no se ven por ninguna parte”. La campaña por el “sí”, resalta cuatro puntos neurálgicos que justifican la revocatoria: “la actitud violenta y prepotente (de la alcaldesa)”, “mucha pompa y poco impacto”, “doble discurso”  y “preferencia por amigos en la contratación municipal”.

Villarán fue representante del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables del Perú y se ha caracterizado por ser una alcaldesa que defiende la igualdad de género, los derechos de la comunidad LGBTI y por promover la laicidad estatal.

La “ordenanza gay”, que obligaría a los lugares públicos a tener un afiche que diga Este local promueve la igualdad por identidad de género y orientación sexual ha sido un tema álgido en la ciudad que depende de la revocatoria. Gutiérrez y muchos otros sectores de la sociedad limeña se han mostrado en desacuerdo con este tipo de decisiones tomadas por el ejecutivo.

Este proceso no ha estado exento de grandes polémicas. La ley 26300 que regula ese tipo de campañas indica que en caso de que la revocatoria sea exitosa, los promotores pueden solicitar el reembolso de los gastos efectuados ante la autoridad electoral. Esto implica que a la larga serían los recursos públicos los que terminan financiando la totalidad de la revocatoria, razón por la cual muchas personas no aceptan la misma.

Villarán declaró al programa televisivo “Primera Edición” de Perú que aceptará los resultados del escrutinio. Según una encuesta de Ipsos, el 54.5% de los limeños votarían a favor del “sí”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.