Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/8/2000 12:00:00 AM

En la mira

Por cuenta de Estados Unidos y del gobierno chileno los problemas de Augusto Pinochet no lo abandonan.

La milagrosa recuperación de Augusto Pinochet al bajar del avión que lo trasladó de Londres a Santiago pudo deberse a que pensó que sus problemas quedaban atrás. Pero no podía estar más equivocado. Estados Unidos, que financió el golpe militar de 1973, que lo ayudó a mantenerse en el poder durante 17 años y que acomodó la transición a la democracia con él a bordo, le ha dado la espalda. Y los chilenos, bajo el mando del presidente socialista Ricardo Lagos, parecen haberle perdido el miedo y se disponen no sólo a iniciar los juicios en su contra y a quitarle el fuero parlamentario, sino a modificar la Constitución para eliminar los senadores vitalicios y designados, una herencia clave de la dictadura.

Por la parte norteamericana, varios agentes del FBI llegaron a Chile para buscar evidencias sobre las conexiones entre Pinochet y el atentado ocurrido en Washington en septiembre de 1976, donde resultaron asesinados el ex canciller Orlando Letelier y su secretaria Ronnie Moffit.

Este hecho ha sobresaltado no sólo a Pinochet y a las Fuerzas Armadas que lo protegen sino a la derecha política que participó en el gobierno durante la dictadura. La voz de alerta llegó cuando la justicia chilena recibió la petición de interrogar a 42 personas, entre las que se encuentran personajes de la política, para que expliquen sus funciones en el gobierno y si Pinochet era superior jerárquico del director de la Dina, Manuel Contreras, condenado por el atentado.

“Nada nuevo si se mira la historia de América Latina” dijo a SEMANA el sociólogo y politólogo de la Universidad de Chile Rafael Otano: “Los Estados Unidos han traicionado siempre a sus dictadores. Ellos guardaron toda la información sobre el caso Letelier mientras el juez Garzón intentaba extraditar a Pinochet a España. En definitiva, los Estados Unidos quieren pasar a la historia como los grandes justicieros de la humanidad. Eso sin duda le traerá grandes beneficios a su imagen y nadie recordará que ellos fueron los ideólogos de la teoría de la seguridad nacional, que ha causado más de 100.000 desaparecidos en Latinoamérica”.

La acción norteamericana ha coincidido en el tiempo con el inicio de los juicios que se realizan en Chile en contra del ex dictador. Este cerco a Pinochet ya ha tenido sus rendimientos. El Consejo de Defensa del Estado, que se había negado a ser parte de los juicios contra el anciano general, cambió drásticamente y se hizo parte de las 75 querellas presentadas ante los tribunales de justicia. El primer golpe a la defensa de Pinochet ocurrió el 3 de abril cuando la Corte rechazó los argumentos de la defensa, que quería que se aceptaran las evidencias médicas antes de discutir el desafuero del general.

En efecto, en tanto Pinochet tiene la dignidad, autoconcedida, de senador vitalicio, no puede ser llevado a juicio sin que la Corte de Apelaciones analice previamente el caso, y levante su fuero, para la continuidad del proceso en contra del ex dictador. De esta manera, si Pinochet pierde el fuero será porque el tribunal ha encontrado que hay evidencias suficientes para juzgarlo, y aunque en el curso del juicio los argumentos médicos lo eximan de responsabilidades, quedará constancia ante Chile y el mundo que no se exime por inocente sino por demente.

Fabiola Letelier, hermana de Orlando, dijo a SEMANA: “Yo hubiese querido que Pinochet hubiese sido juzgado en España, allá tenía derecho a un proceso justo. Lo que el gobierno norteamericano está haciendo es investigar. En interrogar a las 42 personas va a demorar más de un mes, luego la información irá al Departamento de Justicia y ahí demorará un tiempo. Pero yo creo que ellos están tras las pistas que determinen quién dio la orden de asesinar a Orlando Letelier y Ronnie Moffit y no sé si reabrirán el proceso”.

Pero quienes más afectados se sienten con la llegada de los agentes del FBI son los miembros de la derecha política. Esta, a partir de las últimas elecciones presidenciales, había buscado separar aguas con el ex dictador y hoy varios de sus dirigentes están siendo solicitados por la justicia internacional .

“Estados Unidos —dice Otano— hoy tiene la sartén por el mango y va a golpear para obtener lo que quiere: hacer que la derecha llegue a acuerdos que permitan democratizar la Constitución. Hoy la izquierda chilena no es nada, el modelo económico está consolidado y por lo tanto la administración Clinton quedaría muy bien como la que impulsó la democracia en Chile. La síntesis histórica sería: ellos la destruyeron, ellos la recuperaron”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.