Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/13/1989 12:00:00 AM

ENCUENTROS CERCANOS

Los soviéticos insisten en que los visitaron los extraterrestres.

ENCUENTROS CERCANOS, Sección Mundo, edición 389, Nov 13 1989 ENCUENTROS CERCANOS
Han pasado un poco más de 50 años. En esa noche veraniega de Nueva York, la ciudad más racional del mundo se convirtió en una especie de manicomio. Algunas personas corrían en paños menores y otras clamaban al cielo, mientras los teléfonos de los organismos encargados de resguardar el orden público no podían resolver las miles de llamadas que no dejaban descansar sus teléfonos. La razón era que, según los rumores más insistentes, cerca de Nueva York había desembarcado una nave llena de extraterrestres, quienes, además de su extraordinaria estatura y complexión, disponían de un arma mortal que usaban contra los seres humanos que encontraban a su paso.
La invasión de los marcianos estaba en marcha.

Como es sabido, el episodio histórico se originó por una transmisión radial de la novela "La guerra de los mundos", de H.G. Wells, puesta en escena por un muchacho de 23 años que revolucionó de paso la radio y quien sería uno de los genios del cine en los años siguientes: Orson Welles.

Casi medio siglo más tarde, un episodio semejante está atravesando el mundo de parte a parte. Pero, a diferencia de la transmisión de Welles, en la que todo el mundo creyó en la creación de un novelista, en el caso de la semana pasada en la URSS son más las miradas de escepticismo que los gritos de pavor. De nada vale que la agencia de prensa TASS, en el pasado tan restrictiva en sus informaciones, haya puesto de por medio todo el peso de su prestigio. Todo indica que, al menos fuera de la Unión Soviética, no son muchos los dispuestos a creer en historias de extraterrestres a estas horas de la vida.

Y no es que falten testimonios concretos ni el apoyo, al menos preliminar, de personal científico. Según el matutino Sovietskaya Kultura, todo sucedió en la tibia tarde otoñal del 27 de septiembre en la ciudad de Voroniezh, en el centro de Rusia. Los escolares Vasya Surin, Zhenya Blinov y Yulya Sholojova se encontraban en un concurrido parque de la ciudad.
De repente, a las 7:30 de la noche los niños notaron en el cielo una luminiscencia rosada y más tarde una esfera de color rojo-morado de unos 10 metros de diámetro. Cuando descendió, se había formado un grupo considerable de gente alarmada por el extraño fenómeno. Entonces, según el periódico, sucedió lo increíble. Todos los presentes vieron cómo se abrió una escotilla de la parte inferior de la esfera y por allí apareció un ser de unos tres metros de altura, con tres ojos en la cara y vestido con una especie de overol color plata y algo parecido a unas botas de bronce. Más tarde lo siguió otro ser semejante, acompañado de lo que parecía un robot.
Cuando el primero pronunció algo, sobre la superficie de la tierra surgió un triángulo iluminado de unos 30 cm, que pronto desapareció. Entonces el ser tocó algo en el robot y este comenzó a moverse "como si fuera una cosa mecánica". Cuando uno de los niños gritó asustado, el "extraterrestre" lo miró y el niño quedó como paralizado, inmóvil. Los ojos de la criatura del espacio comenzaron a brillar y todos los espectadores entraron en histeria, lo que hizo que los visitantes desaparecieran.

Pero tras unos 5 minutos todo comenzó de nuevo. Ahora el extraterrestre estaba "armado" con una especie de "pistola" que apuntó contra un muchacho de 16 años, que desapareció como por encanto. Pero cuando los visitantes se perdieron en el espacio, el muchacho reapareció.

Por extraño que parezca, las autoridades locales se mantienen firmes en la afirmación de que todo lo que menciona el reporte del periódico - difundido al mundo por TASS - es absolutamente cierto. Vladimir Lebedev, el corresponsal que escribió el primer reporte, parece estar dispuesto a llevar el asunto hasta sus últimas consecuencias.

El último desarrollo tuvo lugar, según Lebedev, cuando Genrikh Silanov, jefe del Laboratorio de Geofisica de la ciudad de Voroniezh, pidió a los niños que dibujaran en un papel lo que habían visto. Aunque se encontraban separados, todos ellos hicieron un dibujo de algo parecido a una banana que cuando volaba dejaba una marca parecida a una X, algo que, según la extinta publicación norteamericana Saga, es una marca distintiva de la presencia de un Objeto Volador No Identificado.

Se confirme o no la presencia de unos extraterrestres tan defendidos por los soviéticos, la verdad es que el país de Gorbachov ha entrado en una especie de búsqueda de lo esotérico y maravilloso. Las informaciones sobre una niña "imantada", capaz de atraer objetos metálicos a distancia, la expedición de pasaporte diplomático a una famosa "curandera", Dzhuna Davitashvili, para darle carácter oficial a sus visitas "científicas" alrededor del mundo, son sólo unas de las manifestaciones de ese fenómeno. Hay quienes mencionan también la reciente creación de un organismo para el estudio de los Ovnis, uno de cuyos informes reportó sobre la relación existente entre los objetos voladores y los accidentes de tránsito, y otros no olvidan la recién creada "Asociación de amigos del gato": La noticia de una misteriosa "mancha" en un parque de Moscú, que ha dado lugar a toda clase de eruditas especulaciones, conforma con las anteriores manifestaciones el panorama de un pais que parece querer recobrar una fantasía latente que es evidente en la riquísima literatura rusa. Lo único que falta en la URSS es que, a finales del siglo, aparezca allá una reencarnación del genio de las comunicaciones, el misterioso Orson Welles. Entonces sí, señores soviéticos, será hora de ajustar los cinturones.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com