Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/29/2012 12:00:00 AM

Erik Izraelewicz o la apuesta por las noticias impresas

La gestión del periodista, que murió de un infarto a los 58 años, le permitió a 'Le Monde' registrar números verdes por primera vez tras diez años de pérdidas y en pleno auge de Internet.

El director del diario francés Le Monde, Erik Izraelewicz, falleció el pasado 27 de noviembre a los 58 años. Tras sentirse indispuesto la tarde anterior, el periodista fue trasladado a un hospital donde horas más tarde murió víctima de un infarto.

Diplomado en Periodismo de la Alta Escuela de Comercio (la HEC, por su sigla en francés), Izraelewicz realizó la mayor parte de su carrera en el periodismo económico y dirigió los dos grandes diarios financieros del país, Les Echos y La Tribune. Llegó a la dirección de Le Monde en febrero del 2011.
 
Fue asimismo autor de varios libros. Sus últimos dos textos están consagrados a la China, un país que le apasionaba: Cuando China cambió el mundo (2005) y La arrogancia china (2011). 

Periodismo y sentido económico

Izraelewicz se graduó de la HEC a los 22 años, del Centro de Formación de Periodistas a los 24, y como doctor en Economía internacional a los 25.
 
Convencido de que "la crisis de los medios está ligada al empobrecimiento de la oferta editorial", dentro de sus recientes apuestas estuvo la renovación de la edición impresa de Le Monde, que quiso, además,convertir en "un cotidiano a todo color, más reactivo, mejor jerarquizado y más agradable para leer".
 
Según informa el diario español El País, después de una década de pérdidas para el grupo Le Monde, el balance de 2011 arrojó beneficios por más de seis millones de euros (unos 14.000 millones de pesos), frente a las pérdidas de 1,8 millones (cerca de 4.000 millones de pesos) sufridas en 2010.
 
Junto a los mayores accionistas de Le Monde, su gestión se caracterizó por la mejora en la organización del sistema de impresión y por la apuesta por las nuevas tecnologías. El resultado fue un aumento de la difusión de los ejemplares impresos del 2,2 %, de un 21% de los contenidos en internet, y de un nada despreciable subida del 65% en teléfonos y tabletas. De la misma forma, los ingresos por publicidad registraron un alza del 19%.

Reacciones

Le Monde dedicó su portada del pasado 28 de noviembre a la muerte de Izraelewicz. En una nota firmada por varios redactores, se realiza una semblanza del periodista, recordando que murió en escena como Molière, y se expresa la gran tristeza que su deceso representa para "los periodistas que dirigió sin una onza de arrogancia o de autoritarismo, los lectores a quienes deleitaba con sus análisis picantes y pertinentes (...), los políticos que frecuentó sin amiguismos, y los empresarios que respetó sin dejarse engañar".

El presidente de Francia, François Hollande, realizó un homenaje en un comunicado al periodista que "desde 2011, dirigía las redacciones de Le Monde en la tradición de independencia de ese gran periódico al tiempo que tenía la voluntad de conducir su indispensable mutación. Lo logró con creces”.

El diario madrileño El País señaló por su parte que "la muerte (de Izraelewicz) deja sin un referente moral y profesional al vespertino cuando el vendaval económico europeo azota con fuerza en Francia". Respecto al futuro del periódico la nota pone de manifiesto que “la esperanza de los 300 periodistas de Le Monde y de los 60 que componen la edición digital es que tanto la gestión periodística como la económica han sido solventes en los últimos tiempos".

Con información de EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.