Sábado, 25 de octubre de 2014

| 2013/02/07 00:00

Escándalo por la niña que dio a luz en México

Las autoridades investigan el entorno familiar de la menor de 9 años de edad.

Hospital General de Occidente de la ciudad mexicana de Guadalajara, donde una niña de nueve años de edad dio a luz a un bebé el pasado 27 de enero. Foto: EFE
;
EFE

Las autoridades mexicanas investigan el entorno familiar de una niña de 9 años que dio a luz a un bebé en enero pasado para establecer responsabilidades, dijo este jueves el secretario de Salud de Jalisco, José Antonio Muñoz.

"Ya se tomaron muestras de ADN del recién nacido" para determinar la paternidad al cotejarlas con la información genética de los familiares cercanos, afirmó Muñoz, convencido de que en estos casos "hay que sospechar de quienes están cerca de la menor".

El funcionario manifestó su preocupación por las "irregularidades" detectadas en el caso, entre ellas el hecho de que sus padres no hayan presentado una denuncia ante el Ministerio Público.

El informe de sicología revela que la pequeña dio cuenta a sus padres cuando tenía "tres meses de gravidez y lo preocupante es que no hubo ninguna denuncia", apuntó.

"También nos llama la atención" el hecho de que "hasta el 2011 hayan registrado a esta niña", según la copia del acta de nacimiento que está en el expediente de la Secretaría de Salud y donde consta que "tendría nueve años", añadió.

Muñoz explicó que la menor, quien se embarazó cuando tenía ocho años, empezó su ciclo menstrual a los siete años, de acuerdo con la información brindada por sus "padres, la inspección clínica" y la propia niña.

Una vez que empieza a ovular "mes con mes desde los siete años, si hay una relación sexual es posible un embarazo", dijo el funcionario, quien destacó que ello mostraba "algún posible desorden hormonal" que nunca fue atendido.

"Esto debió haber sido el primer síntoma de atención de los padres, que no se dio. Ante tal descuido, encontramos que esta menor de nueve años es madre de un niño que afortunadamente tuvo un buen peso, de 2,1 kilos", afirmó.

La identidad de la niña, originaria del poblado de Ixtlahuacán, se mantiene en reserva debido a que posiblemente sufrió un abuso sexual.

Los médicos del Hospital General de Occidente, ubicado en Guadalajara y que pertenece a la Secretaría de Salud de Jalisco, le practicaron una cesárea el 27 de enero pasado y tanto la menor como el recién nacido fueron dados de alta el fin de semana pasado.

"Por su edad, su cuerpo no se encuentra apto y en las mejores condiciones para tener un bebé", por eso el bebé nació "vía cesárea", explicó un médico a los periodistas, quien aclaró que la menor recibió atención psicológica antes y después del parto, además de que se le dará seguimiento en las próximas semanas para valorar posibles trastornos emocionales.

La pequeña también recibió un implante subdérmico para evitar otro posible embarazo, procedimiento que fue aprobado por la madre, reveló el jefe del servicio de ginecología del hospital, Raymundo Serrano.

Aconsejada por el equipo médico del hospital, la madre de la niña acudió ante la agencia especializada en agravio de menores de la fiscalía estatal para denunciar el caso, que podría ser catalogado como violación, abuso sexual y corrupción de menores.

De acuerdo con la madre de la niña, una trabajadora de intendencia con 10 hijos más, cuando se percató del embarazo a los siete meses de gestación, acudió al supuesto padre para pedirle que asumiera su responsabilidad. Según su versión, el chico aceptó que la menor viviera con él, a lo que ella se negó y éste decidió salir del estado para buscar trabajo, sin que hasta ahora se sepa sobre su paradero.

El ente acusador abrió una investigación "para determinar responsabilidad, calificar el delito y tomar acciones" que permitan a instituciones de asistencia social "proteger a esta menor", quien ya regresó a su casa "a un entorno violento". Además, se encuentra en la búsqueda del joven, quien podría enfrentar cargos por abuso sexual infantil, cuya pena va desde uno hasta 20 años de prisión, según las circunstancias en que ocurrió.

La familia de la niña es de escasos recursos, desintegrada,  y "no tiene un entorno favorable" para el crecimiento y el desarrollo de la menor, insistió Muñoz, quien dijo que están realizando visitas periódicas a la menor de edad. 

Pero "el papel fundamental lo va a desempeñar la Procuraduría del Estado", que es probable que siga varias líneas de investigación, entre ellas la del menor de 17 años como probable responsable del embarazo, pero también la "supervisión de los padres", concluyó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×