Lunes, 23 de enero de 2017

| 2009/03/11 00:00

España conmemora quinto aniversario del 11 de marzo

España conmemora quinto aniversario del 11 de marzo

Una ola de rabia y dolor contenido recorrió el miércoles España en los diferentes actos programados para conmemorar el quinto aniversario de los atentados terroristas contra los trenes de Madrid en los que murieron 191 personas y 1.800 resultaron heridas.

En el Congreso de los Diputados, el presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y los parlamentarios guardaron un minuto de silencio para recordar a las víctimas de la matanza provocada por terroristas islamistas el 11 de marzo de 2004.

"Estoy fatal, con rabia, con dolor, desesperada y desesperanzada", dijo a AP Angeles Pedraza, cuya hija Miriam falleció uno de los trenes. "El recuerdo permanece ahí todos los días".

Pedraza participó en una de las ceremonias convocadas para conmemorar aquel fatídico día. En el Parque del Retiro, unas 200 personas se congregaron en el Bosque del Recuerdo, un espacio en el que cipreses y olivos recuerdan a los 191 fallecidos en el ataque.

Entre aplausos y gestos de apoyo, familiares de las víctimas fueron colocando claveles blancos en cada uno de los árboles de este jardín de la memoria.

Después se guardó un emotivo minuto de silencio, mientras el músico Manolo Carrasco interpretaba al piano la pieza "Por ellos", compuesta por él mismo en recuerdo de todos los afectados.

En el centro de Madrid, otro grupo de víctimas depositó coronas de flores en el monumento de cristal erigido en la glorieta de Atocha, muy cerca de la estación de ferrocarriles de Madrid donde estallaron algunas de las bombas.

"Despues de cinco años, cada vez nos cuesta más trabajo, y cuando llegan los aniversarios lo pasamos muy mal", explicó Javier Gilmero, uno de los supervivientes. "Me hubiera gustado poder montarme en el tren con los amigos que van a hacer una ofrenda, pero no soy capaz".

En 2007, 28 personas, fundamentalmente islamistas de Marruecos y el norte de Africa, fueron juzgados y 21 de ellos condenados por su relación con los ataques. Quince siguen en prisión.

Los terroristas colocaron 10 bombas escondidas en mochilas en diferentes trenes de la red de cercanías de Madrid que explotaron en plena hora punta, con los vagones llenos de pasajeros.

Poco después, los autores dijeron ser activistas islamistas que atentaban en España por la presencia de soldados del país en misiones de paz en Irak y Afganistán.

Los siete líderes de la célula islamista responsable de la matanza se suicidaron menos de un mes después de los atentados detonando una gran cantidad de explosivos en la casa que tenían alquilada en la localidad madrileña de Leganés, causando la muerte de un agente de las fuerzas especiales.

Este quinto aniversario es el primero en el que el gobierno no organizó ninguna ceremonia o conmemoración oficial.

No obstante, en el Parlamento, Rodríguez Zapatero recordó que las víctimas y sus familiares cuentan con el apoyo total de su gabinete. 

 
Con información AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.