Sábado, 25 de octubre de 2014

| 2013/02/01 00:00

España: los Populares al desnudo

Una investigación de 'El País' dio fin al sosiego con que contaba el partido gobernante de España.

El Partido Popular publicó un comunicado, para salir al paso de la información de 'El País' en el que niega que haya una "contabilidad oculta". Foto: EFE / Luis Lavín

El informe desplegado en primera página en El País, el pasado 31 de enero, no podía ser más comprometedora para el actual gobierno español: el anterior secretario general del Partido Popular había guardado, en cuadernos llevados a mano, la relación de pagos efectuados a los miembros del partido a manera de sobresueldos, pagos hechos con base en las cuentas bancarias que aquel mantenía en Suiza, con los aportes realizados por importantes empresas constructoras españolas.

La edición de rotativo madrileño se agotó mucho antes del mediodía y obligó a una temprana conferencia de prensa, citada por la actual secretaria, con el propósito de negar la validez de los documentos publicados por el diario español.

Pero no fue solamente en la capital española donde se generó todo tipo de protestas contra el gobierno de Mariano Rajoy, a quien le pidieron la renuncia por este posible nuevo acto de corrupción, sino en las principales ciudades del país que, igualmente, salieron a las calles convocadas por las redes sociales.

Pese al invierno, muchos protestantes estuvieron apostados hasta altas horas de la noche, frente a las diferentes sedes del Partido Popular, manifestando su descontento por lo que estimaban un verdadero agravio contra la población, teniendo en cuenta los graves problemas económicos y sociales por los que atraviesa en la actualidad la sociedad española.

El asunto no era de poca monta: unos días atrás, El País había sido víctima de lo que en el argot se conoce como un “embuchado”, al haber publicado en su edición digital una foto de Chávez en la clínica donde supuestamente se encontraba en la ciudad de La Habana. En esta oportunidad, los cuadernos que dieron lugar a la publicación eran demasiado explícitos sobre lo que había estado ocurriendo dentro del Partido Popular desde mediados de los años 90.

El riesgo de publicar semejante primicia debió obligar a las directivas del periódico a tomar todo tipo de precauciones y confirmar la autenticidad de los documentos, antes de ser víctimas de un nuevo engaño. Lo evidente es que de haber existido alguna duda sobre los papeles presentados, jamás habrían sido publicados.

Sin embargo, a pesar de los temores que pudieran haber tenido, estos fueron rápidamente desvirtuados cuando el presidente del Senado, que también figuraba en la relación de pagos, reconoció, hacia el mediodía, haber adquirido un préstamo con el Partido Popular para pagar una deuda personal, pero, según él mismo, ya había lo había cancelado. Otros aparentemente utilizaron los pagos para cubrir gastos domésticos o como una compensación salarial mientras volvían a obtener puestos públicos a nivel local.

Como era de esperarse, ante la arremetida política de los partidos de oposición, PSOE e Izquierda Unida principalmente, serán citados al Parlamento el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, y sus principales ministros, así como los demás miembros del partido, para que expliquen sus vinculaciones con Bárcenas, el anterior secretario general del Partido Popular, y por qué figuran sus nombres en tan comprometedora lista. Casi a regañadientes, el fiscal general informó que ya había dado la orden para iniciar las investigaciones pertinentes.

En momentos en que el gobierno español comenzaba a dar esperanzadoras informaciones sobre la recuperación de la economía, la publicación de El País acabó con la aparente tranquilidad de la que hasta ahora había gozado el partido gobernante. Más aún si se tiene en cuenta que la presumible caja menor del PP no solo cubría los gastos para trajes y camisas de Mariano Rajoy, sino que también significó para los jerarcas del Partido Popular varios cientos de miles de antiguas pesetas y de actuales euros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×