Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/14/2012 12:00:00 AM

Espectáculo patético

Un episodio deplorable protagonizaron la semana pasada Ozzie Guillén -entrenador del equipo de béisbol Miami Marlins-, la comunidad cubana en el exilio y el propio club.

Un episodio deplorable protagonizaron la semana pasada Ozzie Guillén -entrenador del equipo de béisbol Miami Marlins-, la comunidad cubana en el exilio y el propio club. Todo comenzó cuando el deportista dijo en una entrevista: "Amo a Fidel Castro. Le tengo respeto [porque] mucha gente ha tratado de matarlo en los últimos 60 años, pero sigue acá". Semejante atrevimiento produjo una violenta reacción de los cubanos de Miami, que pidieron la cabeza del entrenador, mientras el equipo anunció que lo suspendería por cinco fechas. Para empeorar las cosas, Guillén, en una demostración vergonzosa de falta de carácter, pidió perdón en todos los tonos por algo que evidentemente opinaba y había expresado. Nadie niega que los cubanos exiliados en Miami resultaron duramente afectados por el régimen comunista, pero su reacción los puso a la altura de la falta de libertad de expresión que tanto critican en la Isla. Y el equipo no debería tener derecho a sancionar a uno de sus miembros por sus opiniones, así sean impopulares. En ese episodio todos quedaron como un zapato.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?