Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1993/04/12 00:00

ESPERANDO LA SEMANA SANTA?

El sitio de los fanáticos en Waco, Texas, podría terminar en un apocalipsis particular para su líder.

ESPERANDO LA SEMANA SANTA?

A MEDIDA QUE PASAN LOS días, la situación de los miem bros de la secta conocida como "Branch Davidian" (traducible como Rama o Grupo Davidiano"), sitiados por las autoridades en su sede de Waco Texas, desde hace dos semanas, se adentra en el surrealismo. Su lider, el autoproclamado nuevo Mesías David Koresh, sostiene largas conversaciones con el equipo de especialistas del gobierno que trata de convencerle de que se rinda y entregue el arsenal que motivó el problema. Son charlas que se desarrollan a altas horas de la noche y que la mayoría de las veces se adentran en los vericuetos de su interpretación delirante de la Biblia. Entre tanto el tiempo pasa y las perspectivas de un final sangriento crecen cada vez más.
El problema planteado a los representantes del gobierno es encon trar una oferta que sea atractiva para el fanático, quien tiene un control absoluto sobre sus seguidores, al punto que los hombres le entregan a sus mujeres para que tengan hijos de él. En esas condiciones, encontrar argumentos atractivos es una tarea casi imposible, incluso para los representantes oficiales, que cuentan entre sus filas a especialistas en comportamiento, sicología y religión.
Por ahora, el mayor logro ha sido establecer una relación telefónica casi personal con Koresh, pero lo único concreto que se ha conseguido con ello es agregarle un tono aún más extraño a la situación. Pero los negociadores sólo tienen para ofrecer la seguridad física de sus seguidores y un medio para diseminar su mensaje "al mundo entero". Se trata de ofertas demasiado magras ante las dificultades que deben superar.
No se trata solamente de que ya haya habido un tiroteo con resultados fatales, lo que significaría una larga condena para los seguidores de Koresh. El obstáculo más peligroso es que Koresh está convencido de que una masacre sería la confirmación de sus profecías y la garantía de su salvación eterna. El hombre no ha ocultado que para convertirse en el verdadero Mesías del davidianismo tiene que convertirse en mártir.
Por eso hay quienes piensan que Koresh estaría esperando hasta la Semana Santa para hacer el tránsito hacia la "santidad".
Eso haría que el espectáculo de los tanques de guerra rodeando una finca aparentemente inofensiva, podría prolongarse hasta abril. Entre tanto, las posibilidades de deterioro de la situación crecen día a día.

HILLARY AL ORDEN
FUE UN DURO REVES PARA LA Casa Blanca, aunque el vocero de Bill Clinton lo presentó como un triunfo.
El juez de Distrito Royce Lambert decidió la semana pasada que el Comité para la reforma del sistema nacional de salud -dirigido por la primera dama Hillary Rodham Clinton- no podría sesionar hasta que no cumpliera una ley de 1972 que regula a los comités asesores de la presidencia compuestos por personas que no son funcionarios oficiales. En otras palabras, que no podría funcionar hasta que sus sesiones no fueran abiertas al público.
El revés consiste en que el gobierno consideraba que la ley de 1972 no era aplicable al Comité por que todos los miembros eran funcionarios públicos o, como en el caso de doña Hillary, "equivalentes funcionales" a los mismos. El asunto subraya la de
sacostumbrada posición en que se ha puesto el presidente Clinton al poner a su esposa en la dirección de un tema tan importante como el desarrollo de la política sanitaria de la nación. Clin ton no puede nombrar formalmente a su esposa en un cargo por una ley antinepotismo promulgada después de que John Kennedy designara a su hermano Robert como Procurador General.
La decisión será un inconveniente para el funcionamiento del Comité, porque incluso cuando se reúnan dos o tres miembros, la presencia de la primera dama hará que la reunión sea pública. Pero las razones del juez parecen claras: Cuando hay ciudadanos privados de por medio, "el público tiene derecho a saber qué información se maneja, quién la consigue y cuáles son los costos involucrados".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.