Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/28/2015 10:00:00 PM

Estadounidenses mentirosos, mentirosos

Dos de los presentadores más famosos de EE. UU. están en el ojo del huracán por mentir en cubrimientos hechos a lo largo de su carrera.

Este no ha sido la mejor semana para el periodismo estadounidense; dos de los presentadores más famosos de la televisión gringa están en el ojo del huracán al parecer por mentir en cubrimientos hechos a lo largo de su carrera. El primero fue Brian Williams de NBC News, suspendido tras descubrirse que falseó una historia durante la guerra en Irak, en la que dijo que el helicóptero en el que viajaba había sido atacado, cuando en realidad la aeronave que había sufrido daños iba delante de la suya. Ahora es Bill O’Reilly, conductor de un programa para la cadena Fox, quien se encuentra en problemas tras las denuncias de la revista Mother Jones.  La publicación denunció a O’Reilly supuestamente  por haber “adornado” varios de sus reportes de la guerra de las Malvinas en 1982 cuando era un joven corresponsal de la cadena CBS. Mientras que NBC realizó la investigación pertinente y terminó por sancionar fuertemente a Williams, la cadena Fox unificó la voz de sus periodistas y dio pleno apoyo a O’Reilly a través de un comunicado. Este espaldarazo ha servido para que  el periodista utilice su programa para hacer amenazas y acusaciones a las directivas de Mother Jones, quienes afirman que mantendrán su postura para garantizar que la ética periodística se mantenga en Estados Unidos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?