Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2015/08/05 22:37

Estos son los detalles del asesinato de la colombiana en México

Las pesquisas de las autoridades de ese país todavía no descartan ninguna línea de investigación, pero las pruebas halladas indicarían que el objetivo del ataque habría sido la connacional.

Decenas de ciudadanos participaron en protestas. Foto: EFE

La escena no podría ser más espeluznante. Cinco jóvenes fueron hallados sin vida en una zona residencial de clase media en Ciudad de México, el pasado viernes. Los cuerpos de Rubén Espinosa, Nadia Vera, Yesenia y dos mujeres más sin identificar yacían en las habitaciones de un apartamento con tiros de gracia.

Aunque las fuentes oficiales han revelado pocos detalles sobre las víctimas del macabro hecho, se ha especulado bastante sobre la identidad de una de ellas. Una mujer extranjera, supuestamente colombiana, de 29 años que, al parecer, trabajaba como modelo.

Este miércoles el fiscal del Distrito Federal, Rodolfo Ríos, aseguró que el consulado de Colombia confirmó la identidad y nacionalidad de la víctima. Sin embargo, el Ministerio de Relaciones Exteriores sigue sin pronunciarse al respecto.

Pese a que los primeros registros de la prensa local la identificaron como Simone o Nicole, el fiscal dejó claro que esos no eran sus nombres y que, siguiendo los protocolos cuando se trata de un feminicidio, no se divulgaría su identidad. Trascendió, a partir de lo que algunos han visto en el legajo judicial, que el nombre real de la mujer sería Mile Virginia, pero nadie se ha atrevido a confirmarlo.

Lo que más ha llamado la atención en el país es que una connacional esté vinculada a este violento episodio. Sobre todo porque las investigaciones de la Fiscalía se centran principalmente en esta mujer, que se convirtió en pieza clave de las pesquisas. De ahí que la Fiscalía se encuentre a la espera de un informe de las autoridades para tener detalles de cuándo llegó al país, su situación migratoria y si desempeñaba algún trabajo.

Era indispensable que la Cancillería confirmara si es o no colombiana, pues con su identificación la investigación tomó un nuevo rumbo. A la línea que sigue la Fiscalía mexicana por las denuncias que habrían presentado Rubén Espinosa y Nadia Vera por amenazas en su contra, se le suma ahora la evidencia con la que se encontraron los peritos en la escena.

La descripción es estremecedora. “La agresión fue directo a esta mujer. Tenía el rostro con huellas de tortura, en los senos algunas marcas de cigarro, fue violada, la asfixiaron y le dieron un tiro de gracia. Encima de eso la empalaron, y así la dejaron, sin ropa, sobre su cama”, narró a Semana.com David Fuentes, periodista del diario El Universal que tuvo acceso al expediente.

Según Fuentes, la Fiscalía intenta establecer si la joven está vinculada a una banda de colombianos que se dedicaba al hurto de residencias y cuentas bancarias. Incluso, el ente investigador busca si el rostro de la mujer coincide con alguno de los miembros de esta banda delincuencial.

Esta hipótesis de la Fiscalía toma gran relevancia en este momento no sólo por los vejámenes de los que fue objeto la connacional –a diferencia de las otras víctimas–, sino también porque su habitación fue la más esculcada por los delincuentes. “Estaba muy desordenada. Era como si estuvieran buscando cosas dentro de su recamara (...) En un video quedó registrado que sacaron tres maletas”, contó.

A esto se agregan las sospechas que despertaba la mujer entre sus vecinos. Según relató el periodista, aunque ella decía que se dedicaba al modelaje, testigos afirman que “nunca la veían trabajar. Ella salía mucho de noche. Creen que a lo mejor se dedicaba a la prostitución”.

Según testimonios, la joven llevaba dos meses viviendo en esa residencia. ‘Nicole’, como se hacía llamar, habría llegado a ese lugar recomendada por una compañera de trabajo conocida como Sandra, quien también está en el radar de las autoridades, pues sería clave para que suministre información.

Sin embargo, esta versión contrasta con el relato que habría entregado la madre de Yesenia, una de las víctimas, al diario La Jornada. En el matutino la mujer señaló que ‘Nicole’ había abandonado el lugar donde vivía porque tuvo problemas con sus compañeras de apartamento y, según le contó su hija, había sido ella quien la recomendó para vivir en la residencia.

El caso está cada vez más complejo. Varias piezas faltan por encajar y las suspicacias están a la orden del día puesto que las amenazas contra Espinosa han sido el principal combustible para las diversas manifestaciones callejeras que han exigido justicia a las autoridades mexicanas. Pero lo cierto es que, por lo pronto, las pruebas indicarían que no iban tras él sino de ‘Nicole’.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.