Martes, 21 de febrero de 2017

| 2009/01/10 00:00

Europa: a la espera del gas ruso

Europa: a la espera del gas ruso
;
BBC

La Unión Europea (UE) espera la reanudación del suministro de gas ruso, una vez que se firme un acuerdo alcanzado por Rusia y Ucrania sobre el despliegue de observadores que controlará el tránsito del hidrocarburo por territorio ucranio.

El presidente de turno de la UE, el primer ministro checo Mirek Topolanek, está reunido este sábado con su homólogo ruso Vladimir Putin para lograr la firma que espera el gigante energético ruso Gazprom para reabrir los grifos del suministro.

Con anterioridad al encuentro, Topolanek le dijo a su homólogo ruso que no abandonará la región hasta que se reanude el suministro de gas ruso a Europa. El líder checo ya se reunió con el presidente ucraniano, Viktor Yushenko, el viernes por la tarde, y aseguró que Moscú y Kiev ya habían llegado a un acuerdo verbal y sólo hacían falta algunos detalles para firmar el pacto.

El viernes, la Comisión Europea también anunció que los observadores europeos ya habían llegado a Ucrania y estaban listos para trabajar. Una vez que se reanude el abastecimiento, sin embargo, Europa no podrá recibir gas ruso inmediatamente, tal como explicó el corresponsal de la BBC en Kiev, Gabriel Gatehouse.

"Una vez que abran el grifo, tomará por lo menos 36 horas hasta que los consumidores europeos vuelvan a tener gas", señaló el corresponsal. El despliegue de los observadores, cuya misión es verificar que el gas ruso transite sin problemas a través del territorio ucraniano, era una de las condiciones impuestas por Gazprom, que asegura que Ucrania está "robando el combustible".

Yushenko declaró que permitirá la entrada de observadores rusos a petición de la UE, pero aseguró que las acusaciones de Moscú de que Ucrania "roba" el gas destinado a Europa son falsas.

Sin calefacción en pleno invierno

La guerra energética que enfrenta a estos dos países desde el 1º de enero ya ha causado graves problemas en varias naciones europeas. La UE importa de Rusia un 25% del gas que consume y un 80% de ese gas transita por Ucrania.

Por eso, miles de hogares se encuentran sin calefacción tras días de racionamiento en plena ola de frío. La escasez afecta seriamente a una docena de países, especialmente a Bulgaria, Rumania, Serbia, Bosnia, Macedonia y Eslovaquia.

En Bulgaria, se inició el pasado jueves el racionamiento del consumo de gas y las autoridades han cerrado las escuelas por falta de calefacción. En Eslovaquia, por ejemplo, las empresas automovilísticas, que son un pilar de su economía, han detenido su actividad por falta de energía.

En Bosnia, un tercio de la población de Sarajevo, la capital, se ha quedado sin calefacción con temperaturas de 15 grados centígrados bajo cero. Una solución a corto plazo.

Aunque Europa pueda ver restablecido el suministro, la disputa entre Kiev y Moscú no tiene aún una solución a largo plazo.

El corresponsal de la BBC enfatizó que el problema fundamental entre ambas partes sigue pendiente, ya que no se ha logrado un acuerdo sobre las tarifas a aplicar para el abastecimiento de gas ruso a Ucrania en 2009.

Según el gigante energético ruso, Ucrania debe renunciar a las tarifas preferenciales de las que se beneficia por el gas ruso y además debe pagar una deuda de US$2.000 millones.

Kiev dice que no tiene ninguna deuda con Moscú, rechaza las acusaciones y asegura que las tarifas que quiere cobrar Gazprom son excesivas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.