Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/25/2004 12:00:00 AM

Europa versus Israel

La resolución de la ONU contra el muro de Cisjordania, un duro golpe al gobierno de Sharon, evidencia el alejamiento del Viejo Mundo frente al Estado judío.

Un duro golpe, si bien de carácter simbólico, recibió Israel con la resolución en su contra adoptada por la Asamblea General de Naciones Unidas. El organismo pide en el texto que Israel obedezca el concepto de la Corte Internacional de Justicia dictada hace dos semanas, suspenda la construcción del muro que la separa de los territorios palestinos e indemnice a los afectados. Es claro que el gobierno de Ariel Sharon no aceptará la decisión, que no tiene carácter obligatorio. Pero en el comunicado emitido por su Ministerio de Relaciones Exteriores está uno de los aspectos más interesantes del episodio. Allí se dice que Israel está "particularmente molesto por la posición europea", que respaldó unánimemente el texto.

La escaramuza se produjo solo días después de que Sharon y el presidente francés Jacques Chirac intercambiaron frases agresivas, cuando el primero dijo que los judíos franceses deberían emigrar a Israel y el segundo declaró, ofendido, que Sharon no era bienvenido en Francia. Y lo cierto es que la imagen israelí en Europa anda por niveles muy bajos, lo que ha producido una ola de antisemitismo de nuevo cuño. La prensa del Viejo Continente llama a la famosa cerca de Cisjordania "el muro de la vergüenza" y, según algunos analistas, la construcción de este muro y la ocupación de Irak han sido los mayores detonantes de los actos de antisemitismo y racismo, que han aumentado en los últimos meses en Europa.

El antisemitismo europeo de hoy no es el mismo de los años 90, cuando sólo partía de reductos de la ultraderecha. "Este 'nuevo' antisemitismo se nutre de la aparente solidaridad con el pueblo palestino, por lo cual las comunidades de árabes culpan a todos los judíos, vivan donde vivan, de los errores que pueda cometer el gobierno de Israel, y llama la atención que tanto las víctimas como los atacantes en estos actos que se están extendiendo por toda Europa son principalmente jóvenes", comentó a SEMANA desde Londres Kamal Samari, investigador de Amnistía Internacional.

Sin embargo, el problema es más de fondo, ya que para el ciudadano medio europeo la imagen del judío víctima del holocausto ha dado paso a una visión relacionada con la actualidad del conflicto Israel-Palestina. "La radicalización de este enfrentamiento también ha radicalizado a Europa, donde creemos que el gobierno de Sharon da un trato injusto e inhumano a los palestinos, pero las autoridades israelíes y las organizaciones judías creen que todas nuestras demandas por el respeto a los derechos humanos en Palestina son críticas antisemitas", dijo a SEMANA la eurodiputada socialista María Izquierdo Rojo.

Este cambio de mentalidad sobre Israel también se apoya en el enorme flujo de información sobre el conflicto Israel-Palestina. En Europa han hecho mella traducciones de la prensa de Tel Aviv como estas declaraciones ofrecidas al periódico israelí Ma'ariv por el soldado Isaf, de la unidad 'Gafaani': "Si uno se levanta en la mañana con mal humor, uno puede matar a un palestino, armado o no, y si hay un niño desarmado de menos de 14 años hay que matarlo. También uno puede matar a una mujer para que deje de parir y a una pequeña para que no crezca, se case y dé a luz a por lo menos 10 niños".

La reciente declaración de ilegalidad del muro por el Tribunal de La Haya ha echado más leña al fuego, y destacados intelectuales judíos como Isi Leiber (vicepresidente del Congreso Mundial Judío) y Gustavo Perednik (autor del libro Judeofobia) alegan la falta de "autoridad moral" de Europa para pronunciarse sobre Israel ante la actual oleada de actos antisemitas en el Viejo Continente. En defensa del muro de Cisjordania, los voceros judíos esgrimen los 925 israelíes que han sido asesinados por terroristas palestinos desde el comienzo de la Segunda Intifada, en septiembre de 2000, mientras la prensa y los analistas europeos no dejan de citar a los 3.175 palestinos muertos por tropas israelíes en este mismo período.

"Lo más grave es que el gobierno de Sharon ha puesto las cosas de tal forma que si no eres su amigo, eres su enemigo, y este enfrentamiento con Europa no ayuda demasiado a resolver el peligroso problema de antisemitismo y xenofobia que estamos viviendo", dijo a SEMANA, Carlos Varea, experto en el mundo árabe de la Universidad Autónoma de Madrid.

Para muchos analistas como Varea, la intervención norteamericana en Irak alentó los movimientos radicales entre los europeos de origen árabe, y la solución a las agresiones antisemitas no dependerán sólo de una mejor educación, solidaridad ciudadana y medidas policiales en Europa, sino de que el gobierno de Israel se vincule y cumpla los acuerdos internacionales sobre derechos humanos.

Mientras la brecha entre Europa e Israel no hace más que crecer, los diplomáticos del Viejo Continente señalan la amplitud del voto que aprobó la resolución, 150 países votaron a favor, 10 abstenciones y sólo seis en contra: Israel, Estados Unidos, Australia, las islas Marshall, Micronesia y Palau.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.