Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/26/2011 12:00:00 AM

Evacúan a 300.000 personas en Nueva York por el paso de 'Irene'

Dejará de funcionar el transporte público, mientras que los aeropuertos se cerrarán para vuelos internacionales lo que afecta a más de 800 pasajeros de Avianca hacia ese destino y Washington.

Unos 300.000 residentes de Nueva York recibieron el viernes la orden de evacuar sus hogares ante la proximidad del huracán 'Irene', la primera vez en la historia que se emite una orden obligatoria de desalojo en la ciudad.
 
Asimismo se dispuso paralizar el sistema de transporte público el sábado, mientras los vuelos comerciales serán suspendidos a partir del mediodía del sábado. La aerolínea Avianca confirmó la suspensión de su operación a Nueva York y Washington durante sábado y domingo, lo que podría afectar a unos 820 pasajeros que viajan desde y hacia Colombia.
 
A pesar de no saber cómo iba a reaccionar la ciudad, el alcalde Michael Bloomberg confió en que la gente se aparte del paso de la tormenta.
 
"Esperar hasta el último minuto no es algo inteligente", dijo Bloomberg. "Esto pone la vida en peligro".
 
Bloomberg ordenó la evacuación para las 5 de la tarde del sábado en las zonas bajas donde residen unas 270.000 personas. Mientras tanto, el gobernador Andrew Cuomo dijo que los trenes subterráneos, autobuses y ferrocarriles suburbanos en la ciudad, Long Island y los suburbios en el norte harán sus recorridos finales alrededor del mediodía del sábado.
 
Se espera que Irene toque tierra el sábado en Carolina del Norte, y después se desplace a lo largo de la costa este antes de llegar cerca de Manhattan el domingo.  El viernes se emitió un aviso de huracán para la ciudad de Nueva York y Long Island.

Los meteorólogos dijeron que si la tormenta mantiene su curso actual, podría romper las ventanas de los rascacielos y los escombros caerían por los alrededores. Las calles en la punta sur de la ciudad podrían quedar debajo de hasta un metro de agua. Bloomberg instó a las personas a permanecer dentro de sus viviendas cuando golpee Irene.

Varios lugares característicos de Nueva York se encontraban bajo la orden de evacuación, incluyendo la zona de Battery Park City, donde los turistas toman el ferry que va a la Estatua de la Libertad y Coney Island, famosa por su malecón y parque de diversiones. El vecindario de Rockaways frente a la playa y otros barrios de la ciudad también deben evacuar antes del sábado a las 5 de la tarde.

"Yo pensaría que la inmensa mayoría va a cumplir", dijo Bloomberg respecto de la orden de evacuación. "Desafortunadamente, hay un puñado de personas que no van a cumplir hasta que sea demasiado tarde. Y en ese momento, realmente pueden quedar atrapados".
Las autoridades del transporte metropolitano han dicho que no pueden operar el sistema de tránsito una vez que los vientos sostenidos alcancen los 62 kilómetros por hora y que necesitan un período de ocho horas para pararlo. Los funcionarios instaron a los residentes a retirarse temprano a sus casas, pero se desconoce cuántos acatarán las advertencias.

Mientras tanto, se establecieron refugios a medida que la ciudad más grande de Estados Unidos enfrentaba la primera advertencia de huracán desde 1985.

El director estatal de operaciones, Howard Glaser, dijo que la paralización al mediodía debía permitir "capacidad suficiente" para permitir la salida de los residentes en zonas vulnerables. El gobernador agregó que la decisión mantendrá los trenes subterráneos y autobuses fuera de peligro para restablecer el servicio lo antes posible después de la tormenta.

El servicio metropolitano de transporte nunca había paralizado antes todo su sistema —que transporta a unos cinco millones de pasajeros en un día de semana promedio— antes de una tormenta, aunque se vio seriamente afectado por una en agosto del 2007 que paró o demoró todas las líneas de subterráneos.

En los últimos 200 años Nueva York sólo ha sentido los efectos de unos pocos
huracanes.
 
Escasez de gasolina y apagones
 
Residentes de la costa este se prepararon para los eventuales apagones y se apresuraron el viernes a llenar los tanques de gasolina de sus vehículos al acercarse más a la región el huracán Irene.

Había preparativos en plantas eléctricas, refinerías y oleoductos para detener sus operaciones, mientras que cuadrillas de trabajadores de reparaciones reunían equipo para atender el posible derribo de postes de tendido eléctrico.

Estaciones de gasolina a lo largo de la costa este comenzaron a quedarse sin combustible el viernes. Operadores de compañías de servicios públicos y meteorólogos dijeron que millones de personas están en riesgo de perder el suministro eléctrico, algunos por varios días. Analistas no esperan escasez extensa o prolongada de gasolina, ni que suban los precios del hidrocarburo o la electricidad.

No obstante, la amenaza de lluvia y vientos intensos de Irene está golpeando a la industria eléctrica horas antes de que la tormenta toque tierra.

Una cantidad inusualmente grande de personas podrían resultar afectadas por Irene. Ello obedece a que se pronostica que permanecerá justo frente a la costa —reteniendo, por lo tanto, mucho de su poder— conforme se desplaza del norte de Carolina del Norte a Nueva Inglaterra. Cuando un huracán toca tierra, rápidamente pierde fuerza.

Irene podría llegar el sábado a la barrera de islas Outer Banks, frente a Carolina del Norte, con vientos de aproximadamente 160 kilómetros por hora (100 millas por hora), para luego avanzar por la costa. Meteorólogos dicen que Irene no se está fortaleciendo, como temían inicialmente, pero el huracán sigue siendo peligroso.

Toda la costa este se encuentra en la trayectoria prevista para la tormenta, con probabilidades de daño por inundaciones y por el viento. Carolina del Norte, Virginia, Maryland, Nueva Jersey, Nueva York, Connecticut y Rhode Island han declarado estado de emergencia. La ciudad de Nueva York emitió órdenes de desalojo a 270.000 personas en áreas bajas

El viernes, automovilistas que se encuentran en la trayectoria de Irene se apresuraron a las estaciones de gasolina para llenar sus tanques antes de que llegue la tormenta, señalaron analistas. La demanda de gasolina aumentó de 20 a 40% en los estados centrales del Atlántico, dijo el Servicio de Información sobre el Precio del Petróleo, el cual rastrea los suministros y precios de la gasolina en todo el país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.