Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/26/2011 12:00:00 AM

Evo Morales se topa con su propio discurso indigenista

El gobierno de Evo Morales parece haberse topado con su propio discurso indigenista.

;
BBC
Defensor de los derechos de los pueblos originarios, se ha encontrado con que éstos están dispuestos a plantar batalla para que sean respetados, incluso a costa de las políticas que impulsa el jefe del Estado.
 
Morales fue precisamente el gran impulsor de una nueva Constitución en la que se reconociera los derechos de las comunidades originarias e incluso de que Naciones Unidas adoptara la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas.
 
Y es quien ahora choca de frente con que entre esos derechos está el de "consulta y cooperación de buena fe" a la hora de adoptar decisiones que afecten a los habitantes de los territorios indígenas.
 
El discurso indigenista y ecologista de Morales no ha cambiado, pero según algunos expertos consultados por BBC Mundo, su apuesta por el desarrollo de infraestructuras sí que guarda poca coherencia con sus palabras.
 
"Los derechos indígenas han sido útiles para sostener el discurso indigenista, pero en el momento de su aplicación, el gobierno ha decidido retroceder a favor del desarrollo", afirmó Gonzalo Colque, director de la Fundación Tierra.
 
De hecho, es justo eso lo que se está escenificando en el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), done los originarios han dicho 'no' al tramo de la carretera bioceánica que pretende construir el Ejecutivo con financiación brasileña.

Represión
 
La represión con la que la policía disolvió la marcha hacia La Paz con la que indígenas protestaban por la construcción de la vía no ha hecho más que sumar adeptos a su causa.
 
La Central Obrera Boliviana, la mayor organización sindical del país, convocó una paro nacional para el miércoles en protesta por la acción del domingo, cuando cientos de agentes abordaron con gases lacrimógenos el campamento instalado por los indígenas en las cercanías de Yucumo, a unos 300 kilómetros de La Paz.
 
Según el ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, la acción policial no produjo ningún muerto, pese a las denuncias de los habitantes de hasta cuatro víctimas mortales.
 
El subcomandante de la Policía, general Óscar Muñoz, aseguró que los agentes actuaron después de haber sido provocados por las amenazas de indígenas armados con arcos y flechas.
 
"La policía actuó en respuesta a una nueva agresión de un grupo de marchistas, usó gases lacrimógenos pero luego la toma del campamento se produjo sin violencia". le dijo a la agencia Reuters el ministro de Comunicación, Iván Canelas.
 
"La marcha ha sido desactivada porque ya se había convertido en un foco de violencia", añadió Canelas.
 
Esa no es la versión del defensor del Pueblo, Rolando Villena, quien dijo que dispone de informes de que los agentes actuaron cuando los indígenas estaban a punto de empezar a cenar.
 
Tanto Villena como la oficina de Naciones Unidas en La Paz pidieron a Morales el cese inmediato de la violencia contra los manifestantes.
 
De momento, ya hay una víctima política: la ministra de Defensa, Cecilia Chacón, porque no comparte la intervención policial. "No puedo defender ni justificar la misma en tanto existan otras alternativas en el marco de diálogo y respeto a los derecho humanos", dijo en su carta de renunica.

Consulta o referéndum
 
El presidente Morales anunció este fin de semana una consulta popular sobre la carretera.
 
"Vamos a consultar a los dos departamentos mediante un referéndum. Ellos que digan sí o no, eso es lo que yo siempre digo, mandar obedeciendo al pueblo. Si ellos dicen sí hay que hacer un estudio por donde va a ser ese camino, más factible, más directo, más sólido, que no haga mucho daño al medio ambiente", dijo.
 
En el caso concreto del Tipnis, la estrategia adoptada por el gobierno fue dividir la carretera en tres tramos, el que pasa por el territorio indígena y otros dos que no.
 
Así fue que La Paz consiguió la licencia medioambiental para el tramo uno que pasa por la región de mayoría cocalera y para tres, el que cruza por el departamento de Beni, donde hay haciendas y agroganaderos.
 
Y con la obra comenzada en los tramos uno y tres, no queda mucho para que queden prácticamente delineadas la entrada y la salida del Tipnis, el tramo dos, al que se oponen los indígenas que habitan esa región amazónica.
 
La socióloga boliviana Patricia Costas, experta en movimientos sociales, le explicó a BBC Mundo que si bien "el gobierno de Morales ha hecho más que ningún otro por los derechos de los indígenas, como incluirlos en la Constitución, el Estado sigue desconociendo en alguna medida la voz de esos pueblos".
 
"Un elemento clave es que sólo existe una regulación concreta de la consulta indígena en la Ley de Hidrocarburos para ese sector y no para los demás, donde no hay regulación y no está claro cómo debe hacerse", dijo Costas.
 
Se haga como se haga, según Colque, "los indígenas llevarán a las instancias internacionales al gobierno por no haber respetado su derecho de consulta y el Ejecutivo tendrá muy complicado demostrar que ha actuado de buena fe".
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.