Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/9/2011 12:00:00 AM

Exagente del FBI secuestrado en Irán pide auxilio

En un video del rehén que la familia recibió en 2010, Robert Levinson le pide al gobierno norteamericano que satisfaga las demandas de las personas que lo tienen secuestrado.

La familia del agente retirado del FBI, Robert Levinson, quien desapareció hace años en Irán, presentó el viernes una petición al grupo no identificado que lo tiene secuestrado y por primera vez difundió un video que les fue entregado de la víctima.

El mensaje de video dado a conocer en el sitio de internet de la familia, sacó a la luz la misteriosa desaparición de un estadounidense que se convirtió en un caso complicado de secuestro que ha carecido de una pronta solución.

Sin embargo, a pesar de la prolongada investigación, el gobierno de Estados Unidos carece de pruebas para identificar al grupo que tiene en su poder a Levinson, de 63 años y padre de siete hijos.

"Por favor indíquennos sus demandas para que nosotros podamos accionar a fin de traer a mi padre (de regreso) a casa de manera segura", dijo el hijo de Levinson, David, sentado al lado de su madre, Christine.

La petición de la familia presentada en video representa un cambio abrupto en la estrategia en un caso que, por años, Estados Unidos había tratado como un asunto diplomático y no como un caso de secuestro.

Christine Levinson, quien vive en Coral Springs, Florida, había hecho durante años diversas declaraciones públicas pero con frecuencia las dirigía a su esposo desaparecido o al gobierno de Irán.

En el video del rehén que la familia recibió en noviembre de 2010, Levinson solicita al gobierno estadounidense que satisfaga las demandas de las personas que lo mantienen secuestrado y a las que no identifica.

El video dura 54 segundos y en el Levinson se ve demacrado pero sin daño alguno, sentado frente a lo que parece una pared de concreto. Ha perdido considerable peso, lo cual se le nota en particular en la cara. Tiene una playera blanca que le cuelga y no hay señales de maltrato físico reciente.

Sin embargo, Levinson, quien tiene un historial de diabetes y presión sanguínea alta, implora la asistencia del gobierno estadounidense.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.