Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/8/2017 3:46:00 PM

¿Qué tan grave fue lo que dijo el exdirector del FBI sobre Trump?

James Comey acusó al gobierno de Donald Trump de difamarlo y mentir y aseguró que Rusia intervino en las elecciones presidenciales. Semana.com habló con la analista Sandra Borda sobre los puntos clave del explosivo testimonio.

Semana.com: ¿Hubo revelaciones importantes en el testimonio de James Comey en el Congreso?

Sandra Borda: Si se compara el escrito que él pasó ayer y la audiencia no hay muchas revelaciones. Está transcrito muy al pie de la letra cuál fue la naturaleza de esos intercambios que tuvo Comey con el presidente. Creo que hay dos aspectos fundamentales ahí. El primero es el argumento grueso, que es lo que él siente como obstrucción a la justicia, entendió como una instrucción del presidente parar la investigación que se estaba haciendo a Michael Flynn por los vínculos con el gobierno ruso. El segundo es lo que tiene que ver con su despido; Comey lo deja claro y dice que lo siente como algo directamente relacionado con la investigación que estaba adelantando el FBI de los vínculos de la campaña presidencial de Trump y el gobierno ruso.

Contexto: "Administración Trump decidió difamarme": exdirector del FBI

Semana.com: Comey dijo que no había duda en cuanto a la intervención de Rusia en las elecciones...

S. B.: Aunque ya se sabía un poco, porque ya lo había dicho en otras ocasiones, está claro para el FBI que efectivamente hubo una intervención de Rusia en la campaña presidencial pasada. La pregunta es qué tipo de intervención, porque de lo que sí están absolutamente seguros es que sí hubo hackers que filtraron varios de los sistemas y que difundieron información falsa que terminó afectando el resultado de la campaña presidencial. Lo que sigue es si hubo, además de eso, una intervención directa del gobierno ruso a través de vínculos directos con la campaña presidencial de Trump. En ese contexto la última pregunta verdaderamente esencial es si eso pasó con algunos miembros de la campaña y si Trump estaba enterado o no, en definitiva si él directamente participó.

Fotografía: AFP

Semana.com: ¿Usted cree que Comey en la reunión privada que hará con el grupo de investigadores podrá hablar al respecto y dar detalles?

S. B.: Sí, esa reunión es muy importante, porque Comey no está autorizado para hablar públicamente sobre investigaciones en curso en el FBI, pero sí lo puede hacer con el Comité de Inteligencia de la Cámara. Lo que va a pasar ahora es que allí ellos van a poder establecer de acuerdo con la información clasificada que les dé Comey hasta dónde la decisión de Trump de buscar parar la investigación alrededor de Michael Flynn es un intento por parar la investigación de los vínculos con Rusia que finalmente iba a terminar beneficiándolo a él mismo. Van a lograr determinar si hay algún interés directo del presidente.

Contexto: Trump despidió al director del FBI por no cerrar la investigación sobre los nexos con Rusia

Semana.com: Eso nos lleva a la discusión sobre si el "I hope" de Trump fue una orden de frenar la investigación. El hijo del presidente dijo en Twitter: “Uno diría que un tipo como Comey” sabría la diferencia entre “esperar y ordenar”.

S. B.: La traducción más directa de la expresión que utiliza Trump en la conversación como la describe Comey es ‘desearía, quisiera‘, que se parara esta investigación. Lo que le preguntan a Comey es si él entendía eso como una instrucción del presidente y él dice que sí. El debate no es solamente semántico, la cuestión es importante porque lo que están tratando de demostrar algunos republicanos es que esa manifestación abstracta del deseo del presidente no necesariamente constituye una instrucción y por cuenta de eso no habría obstrucción a la justicia. El otro argumento, que se contradice con el anterior, es que incluso si eso fuera una instrucción no constituiría -legalmente hablando- una obstrucción a la justicia y que de hecho el presidente tiene el mandato legal de iniciar investigaciones u ordenar que se cierren investigaciones del FBI porque este pertenece al Departamento de Justicia y este último está al mandato del presidente. Entonces ahí también hay un arreglo institucional que hace muy difícil saber hasta dónde llega la autoridad del presidente sobre el director del FBI.

Semana.com: ¿Qué tan delgada es esa línea?

S. B.: Esto inclusive es sujeto de un debate en la Corte Suprema. Hay varias reglas que no son tan claras sobre la independencia investigativa y acusatoria del FBI. Por un lado está bajo el mandato del presidente, pero por el otro también se sugiere que el FBI tiene una independencia orgánica del Ejecutivo que le permite estar bajo su mando y al mismo tiempo hacer investigación independiente. Es una discusión difícil, lo que dice alguna gente es que el presidente tiene las prerrogativas de iniciar o parar investigaciones, el problema se da cuando la razón por la cual la está terminando es porque esta lo puede afectar a él directamente.

Sugerimos: Las demoledoras revelaciones del exdirector del FBI sobre su relación con Trump

Semana.com: Cuando le preguntaron a Comey por qué no le dijo nada a Trump cuando lo abordó él dijo que en el momento no sabía qué responder, que estaba perturbado. Usted puso un tuit al respecto que decía que era como cuando a una mujer violada le preguntaban que por qué no había hecho nada…

S. B.: La analogía surge del hecho de que lo que hay ahí, según algunos demócratas, es también abuso laboral. Trump es el jefe de Comey y lo que está haciendo es utilizando su poder y su autoridad para pedirle que haga algo que no debería hacer porque la función del director del FBI es continuar con una investigación si cree que tiene indicios fuertes de que esto lo llevará a alguna parte. Adicionalmente, creo que los republicanos lo que están intentando hacer con ese argumento es decirle a Comey ‘ni siquiera usted mismo tenía claro que el presidente estaba sobrepasando los límites de la independencia del FBI, porque ni siquiera usted fue capaz de contestarle que no podía hacer eso’. Y si no lo hizo entonces es porque Comey tampoco tenía claro si el presidente podía hacerlo o no, argumentan ellos.

Semana.com: ¿Qué tan grave es que Comey haya dicho que compartió con amigos memorandos que le había dado Trump?

S. B.: Él dice que compartió solamente con una persona que es un profesor amigo de él de la facultad de derecho de Columbia. Comey dice ‘yo no le filtré a la prensa, yo lo que hice fue entregárselo a mi amigo para que me diera su concepto. Y después me dijo que eventualmente lo entregara a alguien para que supiera qué hacer’. Eso no es ilegal, más teniendo en cuenta que él ya estaba afuera de su puesto, y que además esos memorandos que escribió transcribiendo las conversaciones particulares que él tenía con Trump son memorandos desclasificados. Solamente hay un memorando clasificado que lo escribió al comienzo.

Consulte: Yerno de Trump en líos por ‘Rusiagate‘

Semana.com: ¿Qué tan bien parado quedó Comey después de esa audiencia pública?

S. B.: Creo que lo hizo bien en la medida que es un tipo que conoce cómo funcionan los procesos perfectamente y que estos son casos en los que hay que saberse mucho el libreto, no exagerar nada, no interpretar demasiado sino simplemente ceñirse a los hechos. Creo que hay algo muy importante: nadie de la administración Trump, ni su familia ni él mismo han negado lo que dicen supuestamente esos memorandos. Cómo se interpreta eso legalmente es otro asunto, pero no están diciendo que Comey es un mentiroso y eso es una gran ganancia para él.

Semana.com: Pero Comey sí está diciendo que Trump es un mentiroso y que lo engañó a él y al país.

S. B.: Sí, esa puede ser una interpretación de los hechos pero hay múltiples interpretaciones que a mí tampoco me sorprenderían. Tengo la impresión de que Trump no tiene conocimiento profundo de cómo funciona el gobierno y las instituciones estadounidenses y de verdad que no me sorprendería que eso que hizo de encerrarlo, aislarlo, hablar con él en privado e intentar manifestarle su deseo de que pasen ciertas cosas es algo que él no entendió como algo que estuviera mal.

Ha pasado muchas veces en otras circunstancias, me parece la típica falta de conocimiento de Trump sobre el funcionamiento de las instituciones del Estado. Él todavía siente que está dirigiendo una empresa y para él Comey era su empleado.

Lea: Christopher Wray sería el nuevo director del FBI

Semana.com: Trump se quedó callado durante la audiencia, no trinó como acostumbra, pero en una reunión con gobernadores y alcaldes dijo “vamos a pelear y a ganar”. ¿Qué piensa de esas palabras?

S. B.: Para él esto es una demostración de pulso fuerte, esto va a tener un impacto importante en las elecciones de congresistas, es un tema que va seguir martillando a los demócratas y que él va a seguir defendiendo y es una buena medida de pulso político que va a decidir si las mayorías en el Congreso se van para los republicanos o si por el contrario se van para los demócratas.

Semana.com: ¿Qué sigue en este caso?

S. B.: Ahora hay que esperar la audiencia privada, que va a tener un comité de inteligencia con Comey, dependiendo de lo que salga de allí se sabrá si alguna de esa información y conclusiones que ellos saquen de eso son sujeto de implementación de los artículos del impeachment, básicamente es la pregunta que está en el aire.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.