Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1994/11/21 00:00

EXPLOTA EL ODIO

El atentado en Tel Aviv se convierte en la antesala del fracaso del proceso de paz en Israel.

EXPLOTA EL ODIO

EL ESPECTACULO DE LA CALLE DIZENGOFF (llamada asi en recuerdo del primer alcalde de Tel Aviv) era dantesco. Del bus afectado por la bomba manaba un fuerte olor a sangre, y partes de cuerpos colgaban de las ramas de los arboles, o yacian en las terrazas de los apartamentos. Gracias a lo temprano de la hora no hubo mas victimas, porque la Dizengoff es la vía más popular y risueña de la ciudad, y no es raro ver cientos de personas sentadas en los cafés, disfrutando del goce mundano de ver gente y dejarse ver.
Pero esa manaña todo fue dolor y muerte. El primer ministro Yitzhak Rabin anunció que grupo que reivindicó el crimen recibiría todo el peso de la represión.
"Creo que encontraremos la forma de que los terroristas suicidas de Hamas, como el que cometio este atentado, sepan que su muerte causará dolor a su propia gente, porque destruiremos sus casas y las casas de sus familiares ".
"Hamas quiere que los israelies perdamos la cabeza y detengamos el proceso de paz", dijo el primer ministro Shimon Peres. "Pero nada en el mundo lo logrará". Esa declaración, sin embargo, no pasó de las buenas intenciones, porque lo cierto es que el atentado terrorista de Tel Aviv se convirtió en un preaviso para la paz entre los palestinos e Israel. Para nadie es un misterio que si se repite una acción de estas características, podra darse islámica sepultura a ese proceso tan esperanzador.
Lo más paradójico es que, dentro del intrincado mundo de la política del Medio Oriente, Hamas fué visto por el gobierno israeli como un elemento desestabilizador para quien percibía como su peor enemigo: la OLP.
En efecto, ese movimiento fundamentalista nació en diciembre de 1987, a tiempo que empezaba la Intifada, el levantamiento a piedra que conducirla, con el correr de los años, a las conversaciones de paz entre Israel y la OLP. El gobierno israeli de turno consideró que el nuevo grupo podría hacerle contrapeso a la organización de Arafat, y no le prestó mucha atención.
Al comienzo, los fundamentalistas de Hamas se unieron a la rebelión, pero en 1989 comenzaron a usar armas de fuego, en abierta contradicción con el espiritu de la Intifada. Las balas fueron usadas inicialmente para ejecutar palestinos sospechosos de colaborar con Israel, y más tarde, para secuestrar y asesinar israelies.
El movimiento fue fundado por un clérigo cuadrapléjico llamado Ahmed Yassin, en la Franja de Gaza. Su nombre se basa en las iniciales arábigas de 'Movimiento de Resistencia Islámica', y la palabra propiamente dicha significa fervor o celo. Si bien inicialmente la financiación provino de fuentes privadas de Arabia Saudita, hoy se considera que los fondos no solo corresponden a 'impuestos' cobrados a los pobladores de los territorios palestinos, sino a la ayuda directa o indirecta del gobierno fundamentalista de Iran.
No fue, sin embargo, sino hasta 1990 cuando se fundó propiamente el ala militar, las 'Brigadas Qassam', llamadas así en homenaje a un clérigo muerto por los británicos en 1935. Desde que se firmó la paz entre Arafat y Rabin en septiembre de 1993, sus operaciones terroristas se han centrado en tratar de descarrilar el proceso, en un crescendo en el que 62 israelies -sin contar el ataque de la semana pasada- han muerto y que alcanzó su climax a partir del 9 de octubre pasado En esa fecha, guerrilleros de Hamas dispararon indiscriminadamente contra una calle de restaurantes de Jerusalen, con resultado de dos muertos y numerosos heridos. Y dos días más tarde, el mismo grupo anunció el secuestro de un soldado israeli, Nahshon Waxman, quien murió pocos días más tarde en medio de una operación fallida de rescate lanzada por el Ejercito de su país .
La figura central sigue siendo Yassin, a pesar de que está preso desde 1990 y condenado a cadena perpetua desde 1991, acusado de ordenar el asesinato de palestinos. Pero desde la carcel sigue siendo el jefe, y la prueba es que cuando se produjo el secuestro del soldado, una de las demandas era la liberación del invalido.
La fuerza de Hamas se basa en buena parte en la misma dinámica que alimenta los grupos que en otros paises arabes luchan porque el poder sea ejercido estrictamente de acuerdo con la ley del Coran y que en este caso no se transan por nada diferente de la destrucción total del Estado de Israel y la constitución de una Palestina fundamentalista. No se trata solamente de un asunto religioso, pues sus seguidores son en su mayoria jóvenes desempleados, que han pasado la vida esperando la concreción del Estado palestino, y que ven en los acuerdos de paz muy poco beneficio concreto e inmediato.
Por lo pronto, con el atentado de Tel Aviv, Hamas ha logrado enfurecer al pueblo israeli y poner en peligro la permanencia del gobierno de Rabin, a quien muchos acusan de ser demasiado blando. Yasser Arafat entregó la condenamas explicita que jamas haya hecho contra un acto terrorista, y prometió descargar toda la fuerza de su Policia palestina contra Hamas. Pero lo cierto es que la paz en Medio Oriente pende de un hilo . -

UN FLAGELO INTERNACIONAL
EL GRUPO QUE SE ATRIBUYO EL atentado de Tel Aviv es una expresión más de un fenómeno que se esta presentando por lo menos en 15 paises del mundo musulman. Se trata del fundamentalismo islamico, también llamado integrismo, que expresa, casi siempre con violencia, el deseo de que la observancia estricta de la ley del Coran sea la columna rectora de la vida de sus paises. "Actitud de ciertos sectores religiosos ideológicos o políticos partidarios de la inalterabilidad de sus doctrinas", dice el diccionario de la Real Academia para definir un fenómeno complejo, que asume muchas facetas, pero que en el fondo es el mismo.
En el caso de Israel, la organizacion llamada Hamas quiere evitar por todos los medios que florezca la paz entre Israel y los palestinos, porque considera que cualquier movimiento a favor de aceptar la existencia del Estado de Israel es una blasfemia. Por eso, el presidente de la Organización para la Liberación de Palestina, Yasser Arafat, esta entre sus principales objetivos militares, porque nadie como el es un traidor a sus principios. Los dos paises donde se libra un combate mas encarnizado entre los musulmanes seculares y los fundamentalistas, son los dos más cercanos espiritualmente a Europa. Se trata de Argelia y Egipto, cuyas economías comienzan a sentir el efecto del odio desatado por los integristas.
En el caso de Argelia, el país esta envuelto en una verdadera guerra civil desde que el gobierno socialista anuló las selecciones de 1991, cuyo resultado hubiera seguramente favorecido al integrista Frente de Salvación Islámica. Ese hecho ha desatado una ola de violencia sin precedentes, en el que las principales victimas han sido los extranjeros residentes en el país, incluso un ingeniero colombiano que trabajaba para una empresa petrolera. Laguerra civil parece complicarse porque una minoria étnica, los bereberes (que son musulmanes sunitas), se ha levantado en armas en reacción contra los fundamentalistas.
En Egipto, la ofensiva terrorista se ha concentrado contra la industria del turismo, que representaba uno de los rubros más importantes de la economía. En agosto, un comando terrorista disparó contra un bus de turistas, hirió a cuatro personas y dio muerte a un niño español de 13 años. Al día siguiente el Grupo Islámico, como se conoce a la organizacioón del terror, advirtió a los extranjeros mantenerse fuera de Egipto "por su propia seguridad ". Los terroristas tienen tambien entre ojos a la minoria cristiana copta del sur del pais, y ya han muerto varias decenas de sus miembros.
Practicamente no hay ningún país que no experimente alguna manifestación integrista, y se puede decir que Irán, Sudán, Pakistán y Afganistán tienen regímenes de esa tendencia. Allí las mujeres no pueden salir sin su vestimenta tradicional, los robos se castigan cortando la mano culpable, y la lapidación es un medio comun de pagar los crimenes.
Pero los analistas del fenómeno advierten contra la sobresimplificación y la incomprensión. Porque no todos los fundamentalistas son terroristas, y porque cuando se habla de invariabilidad de principios, bien podría aplicarse ese fenómeno a la visión eurocentrista imperante, sin ningun respeto por los extraños, desde hace varios siglos en el mundo.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.