Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/20/2014 12:00:00 AM

¡Viva el rey!

El pasado jueves España amaneció con un nuevo monarca. Felipe de Borbón, ahora Felipe VI, se convirtió en el sucesor del rey Juan Carlos.

El pasado jueves España amaneció con un nuevo monarca. Felipe de Borbón, ahora Felipe VI, se convirtió en el sucesor del rey Juan Carlos. A la pomposa ceremonia asistieron los miembros de las Cortes Generales, el presidente de Cataluña, Artur Mas, y el del País Vasco, Íñigo Urkullu. Brillaron por su ausencia los representantes del Grupo Mixto y de la Izquierda Plural, organizaciones que no están de acuerdo con la institución monárquica. Los aplausos de don Juan Carlos y doña Sofía fueron especialmente nostálgicos, mientras su hijo recibía la Corona, símbolo de la unidad española desde hace siglos. Durante su discurso, el rey aseguró que “la Corona debe buscar la cercanía con los ciudadanos, saber ganarse su aprecio, su respeto y su confianza” y añadió que ofrecerá “una monarquía renovada para un nuevo tiempo”. Felipe VI recibe a un país en crisis y el reto de su reinado será, desde la neutralidad política que caracteriza a la Corona, sacar a España del abismo económico en el que se encuentra desde hace varios años. El monarca se despidió de los asistentes en castellano, catalán, euskera y gallego. Su esposa, la reina Leticia, y sus hijas, Leonor y Sofía, acompañaron al nuevo rey a saludar a su país desde el balcón real y así dar comienzo a esta nueva era en la historia de España.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.