Martes, 24 de enero de 2017

| 1988/01/11 00:00

FINAL DE PARTIDA

En absurdo accidente perece el mejor equipo de fútbol del Perú

FINAL DE PARTIDA

El pasado miércoles 9 al comenzar el partido entre el Cali y el Junior en el estadio Pascual Guerrero, el árbitro Fernando Palacios decretó un minuto de silencio a la memoria de los jugadores del club Alianza Lima, desaparecidos el día anterior en un accidente aéreo en cercanías de la capital peruana. En ese momento el jugador del Cali Jorge Olaechea, quién inició su carrera futbolística en el Alianza, se arrodilló a orar por sus ex compañeros y, en su honor, jugó uno de los mejores partidos que se le hayan visto en canchas colombianas.

Pero junto a Olaechea y a los otros jugadores peruanos que juegan en Colombia, la afición nacional se estremeció con la noticia del trágico accidente. No en vano la historia del fútbol colombiano tiene varias de sus páginas más importantes en los enfrentamientos con los equipos peruanos. Tal vez la más gloriosa para Colombia tuvo lugar en 1962, cuando la selección nacional, con el "Caimán" Sánchez al frente, derrotó a la selección inca de Marcos Calderón y obtuvo por primera y única vez el derecho a asistir a una Copa Mundo. De ahí en adelante, han sido muchas las ocasiones en que los dos países se han enfrentado. La revancha de los peruanos llegó en 1975 cuando Sánchez y Calderón, ahora como técnicos de los seleccionados nacionales, se enfrentaron en la final de la Copa América. Los peruanos ganaron el título en partido de desempate jugado en Caracas y Marcos Calderón vengó como técnico la derrota sufrida como jugador.

En la actualidad, Calderón enfrentaba otro gran reto: salir campeón con el Alianza, el club más popular del Perú, que desde hace 9 años no logra el título. Ese sueño se estaba haciendo realidad el martes 8, cuando el equipo regresaba a Lima después de derrotar al Deportivo Pucallpa y ascender al primer puesto del campeonato peruano.

De acuerdo con las versiones de la torre de control del aeropuerto de Lima, el avión que regresaba de Pucallpa trayendo a los integrantes del Alianza, presentó fallas en el tren de aterrizaje. Los controladores le ordenaron al piloto sobrevolar la zona para quemar el combustible y realizar aterrizaje de emergencia pero, según se desprende de las conversaciones entre la torre y el avión, hubo fallas mecánicas que descontrolaron a la tripulación e hicieron que el aparato se estrellara en el mar. El piloto de la nave fue el único sobreviviente y se esperan sus declaraciones para aclarar las causas del desastre. Al parecer, otros dos jugadores salieron con vida del avión, pero la falta de salvavidas les impidió mantenerse a flote hasta la llegada de los grupos de salvamento.
Hasta el momento se han recuperado seis cadáveres y las posibilidades de encontrar los restantes son remotas dada la profundidad--alrededor de 40 metros--que tiene el mar en este sitio .

En el accidente perecieron 16 jugadores titulares del equipo, entre los que se encontraba un viejo conocido de la afición colombiana, el arquero José González Ganoza, quien en muchas ocasiones se enfrentó a equipos nacionales defendiendo los colores de la selección peruana. De la nómina principal del equipo limeño sólo sobreviven 5 jugadores, que no viajaron a Pucallpa por lesiones o suspensiones que los inhabilitaban para jugar. Entre estos está Juan Carlos Illescas, el más veterano del plantel junto con González Ganoza.
El resto del equipo estaba conformado por figuras jóvenes, llamadas a renovar el fútbol inca.

No es la primera vez que este tipo de tragedias afectan al deporte latinoamericano. En 1962 el equipo boliviano The Strongest perdió a la totalidad de sus integrantes en un accidente similar, cuando se dirigían a La Paz.
La más recordada de todas fue la de un equipo uruguayo de rúgby que, cuando iba rumbo a Santiago de Chile, se estrelló en los Andes en octubre de 1972; varios de sus integrantes sobrevivieron durante 70 días en la nieve alimentándose de sus compañeros muertos, en lo que se conoce como la "tragedia de los Andes". El 31 de diciembre del mismos año, cuando iba a llevar provisiones a las víctimas del terremoto de Managua, pereció en accidente aéreo el mejor beisbolista puertorriqueño de todos los tiempos, Roberto Clemente.

En Europa son varios los casos de accidentes de equipos de fútbol. El más famoso ocurrió en 1958: el equipo campeón de Inglaterra, el Manchester United perdió a su técnico y a 8 de sus integrantes cuando el avión que los transportaba se accidentó despegando de Munich. Uno de los pocos sobrevivientes fue el jugador Bobby Charlton, quien pocos años después sería campeón mundial con el equipo inglés.

Por el momento, el campeonato peruano ha sido suspendido indefinidamente. Los directivos del Alianza Lima afirmaron que su equipo no volverá a jugar en por lo menos un año, y el fútbol peruano perdió muchas de sus nuevas figuras y a un técnico que marcó lo mejor de la historia futbolística peruana.--

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.