Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2015/09/30 17:23

El colombiano que contribuyó a destapar el escándalo de Volkswagen

Se buscan a los responsables de instalar un mecanismo para engañar las emisiones medioambientales actuaron de “manera delictiva”. Un caleño participó en la investigación que reveló este fraude.

Francisco Posada Sánchez es egresado de Ingeniería Mecánica de la Universidad del Valle. Estudió un doctorado en Estados Unidos y ha trabajado allá la última década. Foto: theicct.org/francisco-posada-sanchez

A raíz al escándalo de los motores diésel, un directivo de Volkswagen acusó de comportamiento “delictivo” a los responsables de esas conductas, al tiempo que la empresa se preparaba a llamar a revisión a millones de carros trucados (equipados con software que engañaba los controles de contaminación).

Por su parte, el 'presidium', un comité del Consejo de Vigilancia de la empresa integrado por sólo cinco personas, se reunió este miércoles en una nueva reunión de crisis. La misma podría continuar hasta tarde en la noche, según la prensa alemana. El órgano de control ha prometido “una investigación sin concesiones”.

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, fustigó este miércoles “la avidez de gloria, de reconocimiento” en Volkswagen y lo comparó con la crisis financiera de 2008. “Cuando se quiere triunfar en los mercados, la competencia es terrible (...) Estamos aturdidos, y veremos cómo termina esto”, añadió.

Este miércoles se anunció en Estados Unidos que Volkswagen había perdido su título de “Automóvil Verde del Año” por dos modelos que usaban la tecnología que ahora está en el corazón del escándalo de los motores diésel contaminantes.

La publicación Green Car Journal anunció que rescinde el premio de 2009 al Volkswagen Jetta TDI y el premio de 2010 al Audi A3 TDI, luego de que la automotora alemana reconociera haber instalado en 11 millones de vehículos un software que falsificaba los controles de contaminación.

Casi 1,2 millones de autos en el Reino Unido y cerca de un millón en Francia fueron equipados con el software de falsificación de los controles de contaminación en distintas marcas de coches diésel del grupo Volkswagen (VW), según las revelaciones de este miércoles.

El caleño detrás de la caída del presidente


Este escándalo provocó la renuncia del presidente de VW, Martin Winterkorn, y del jefe de ventas Christian Klingler, así como el hundimiento de sus acciones en bolsa y un aluvión de demandas e investigaciones en su contra.

Aquí hay un dato interesante: detrás de la salida del presidente Martin Winterkorn estaba un caleño de 38 años. “Francisco Posada Sánchez  puso contra la pared a una de las compañías del sector automotor más poderosas del mundo al encontrar un software  que alteraba las emisiones de gases contaminantes en dos modelos de vehículos que usan motores diésel”, relata El País de Cali.

Posada y su equipo de trabajo descubrieron que las emisiones de gases estaban entre 15 y 35 veces por encima de los estándares normales, lo que generaba una mayor contaminación del medio ambiente.

El colombiano que desató todo este huracán trabajaba como investigador Senior en el  Consejo Internacional en Transporte Limpio (ICCT, por sus siglas en inglés).

Como parte de sus funciones le encargaron una profunda investigación en el 2013. En mayo del 2014 le presentó los resultados a la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos.  

El nuevo presidente, Matthias Müller, prometió actuar sin contemplaciones, para volver a posicionar en el marcado al grupo que en el primer semestre de este año llegó a convertirse en el primer vendedor de coches del mundo.

“No hay ninguna justificación para el engaño y la manipulación”, declaró el ejecutivo el lunes en una reunión con ejecutivos del grupo.

Un miembro del mencionado Consejo de Vigilancia de la firma, Olaf Lies, dio un paso suplementario, al asegurar que los responsables del escándalo “actuaron de manera delictiva”.

No obstante, tras haber perdido el 40% de su valor bursátil a lo largo de una semana, la acción de la empresa se recuperó un poco, este miércoles al cierre de la Bolsa de Fráncfort, con un alza 2,68%, a 97,75 euros por título.

Bajo sospecha


Según el medio Manager Magazin, una decena de ejecutivos han sido suspendidos de sus funciones durante la investigación por sospechas de participación activa en la comisión del fraude o de haber estado al tanto sin intervenir.

“Las personas que permitieron que eso ocurriera, o que tomaron la decisión de instalar este programa, actuaron de manera delictiva. Tienen que asumir su responsabilidad personal”, dijo Lies a la cadena británica BBC.

“Se ha cometido un gran daño porque millones de personas perdieron su fe en Voklswagen. Seguro que muchos presentarán demandas por daños”, agregó.

“Me avergüenza que gente en Estados Unidos que compró autos con completa confianza esté decepcionada”, concluyó.

Millones de carros a revisión


El grupo Volkswagen, con una plantilla de casi 600.000 efectivos en todo el mundo, anunció el martes que llamará a revisión a todos los vehículos trucados, en el marco de un “plan de acción a gran escala” para contrarrestar la peor crisis de su historia.

“Los propietarios de esos coches serán informados en las próximas semanas y meses”, indicó el gigante automovilístico en un comunicado. “Todas las marcas afectadas abrirán páginas internet nacionales, donde los clientes podrán seguir la evolución de los acontecimientos”, añadió.

El gobierno alemán emplazó a la compañía a presentar antes del 7 de octubre un plan para solucionar los problemas de los software fraudulentos.


Con información de AFP.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.