Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/15/2014 12:00:00 AM

Igualdad, libertad, infidelidad

A François Hollande, presidente de Francia, no dejan de perseguirlo sus líos de faldas.

A François Hollande, presidente de Francia, no dejan de perseguirlo sus líos de faldas. Esta vez aterrizó en Washington aparentemente soltero y lo que al principio parecía una visita diplomática que se ceñiría a la agenda internacional con Estados Unidos, se ha convertido en la comidilla de los medios gracias a sus escándalos de infidelidad. Tanto así que la Casa Blanca tuvo que destruir discretamente 300 invitaciones para la cena de Estado timbradas con el nombre de Valérie Trier weiller, la antigua compañera sentimental del presidente. Durante la cena de Estado del pasado martes, el puesto tradicionalmente reservado para la esposa del gobernante invitado quedó vacío y Hollande llegó solo a la comida. Sin embargo, lo que sí quedó claro es que el último obstáculo que opacaba las relaciones bilaterales, el de los programas de espionaje de Estados Unidos, ya quedó superado y por ahora ambos países están dispuestos a actuar unidos para impedir la crisis en Siria e Irán.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.