Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2015/12/12 21:00

Freno al 'impeachment'

La presidenta brasileña Dilma Rousseff pasó del infierno al limbo en pocas horas la semana pasada.

Primero, el opositor Eduardo Cunha logró que se conformara un comité especial para adelantar su proceso de destitución, pero el mismo día el Supremo Tribunal Federal (STF) emitió una medida cautelar por supuestas irregularidades en el proceso. La medida, solicitada por el Partido Comunista, aliado del gobierno, pone el proceso de impeachment en pausa hasta el 16 de diciembre, cuando el STF se reunirá para analizar la validez de los pasos tomados hasta ahora. Rousseff, que cuenta con apenas un 10 por ciento de popularidad, es acusada de maquillar cuentas públicas en 2014 y 2015 y de autorizar gastos públicos por decreto sin autorización previa del Congreso. De retomarse el trabajo de la comisión especial, el avance del impeachment requerirá el apoyo de dos tercios del plenario de la Cámara (342 diputados); al oficialismo solo le bastan 172 diputados para frenar el juicio político, por lo que la suerte de este es incierta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.