Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/08/05 00:29

Buen viento en la frontera colombo-venezolana

La reunión de las cancilleres fue calificada de "exitosa". Acordaron una cédula fronteriza y medidas contra el contrabando, así como una apertura paulatina de la zona limítrofe.

La decisión de normalizar el paso entre ambas naciones quedará en manos de los jefes de Estado. Foto: Prensa Presidencial de Venezuela

Los 2.219 kilómetros de frontera que comparten Colombia y Venezuela han sido sinónimo de discordia en el último año.

Sin embargo, los países han buscado momentos de diálogo para resolver la tensa situación. Este jueves María Ángela Holguín y Delcy Rodríguez se reunieron para analizar la situación y tratar de buscar una salida.

Tras un encuentro a puerta cerrada celebrado en Caracas, las ministras de Exteriores acordaron "unas acciones preliminares que pueden ir creando el ambiente para una apertura de la frontera progresiva, gradual".

Además, informaron que se creará una "cédula fronteriza para los ciudadanos venezolanos y colombianos de la frontera, donde va a estar contenida la información fundamental de las actividades que se desarrollan" en la zona, declaró Rodríguez tras el encuentro.

La decisión de normalizar el paso entre ambas naciones quedará en manos de los jefes de Estado, que se reunirán y acordarán las decisiones al respecto, en fecha y lugar que las cancilleres dijeron que anunciarán "en su momento".

Sin embargo, por parte del presidente venezolano Nicolás Maduro la situación se torna positiva. El mandatario manifestó a la canciller María Ángela Holguín su compromiso por fortalecer las relaciones de ambos países.

¿Y el contrabando?

Por otra parte, se aceptó la propuesta venezolana de instalar estaciones de servicio para el abastecimiento de combustible de Venezuela en territorio colombiano, una medida que podrá contrarrestar el contrabando de combustible que viene denunciando el país petrolero.

El siguiente paso tras el acuerdo de hoy será la reunión de los equipos de seguridad para abordar los temas de criminalidad de la zona, punto fundamental para la reapertura, con un encuentro que se celebrará el próximo martes.

"El mensaje tiene que ser claro, la lucha contra el contrabando, la lucha contra la criminalidad la haremos de los dos países de la manera más enfática, de la manera más convencida para que sea de verdad una frontera de paz", aseguró Holguín.

Rodríguez por su parte explicó que el objetivo de estas mesas de trabajo de los equipos de seguridad será "ambientar la cooperación internacional en el marco militar, en el marco policial que permita atacar la organización delictiva trasnacional, que permita combatir definitivamente a los agentes internacionales del delito".

Para la ministra venezolana la frontera se había convertido en un sitio desbordado de la institucionalidad tanto de Colombia como de Venezuela, razón por la que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, justificó su cierre a mediados de agosto del año pasado.

Holguín aseguró que se trataron todos los temas que darán a los ciudadanos "la tranquilidad de que la frontera va a ser un lugar donde solamente van a pasar cosas positivas" y dejar "esa criminalidad y ese contrabando que ha azotado por tanto tiempo en ese sector".

Con información de EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.