Viernes, 20 de enero de 2017

| 2015/11/20 09:25

Fuerzas de EE. UU. apoyan operativo para liberar a los rehenes en Mali

Durante el operativo se han liberado a más de una treintena de las 170 personas retenidas en el séptimo piso del Radisson, donde los asaltantes congregaron a los rehenes.

Yihadistas se toman un hotel de Malí Foto: AFP

Miembros de las Fuerzas de Operaciones Especiales de EE. UU. están colaborando en el operativo para liberar a los rehenes tomados este viernes por un grupo de personas armadas que atacó el hotel Radisson en Bamako (Mali), causando al menos tres muertos y varios heridos.

Según indicó la cadena CNN, un portavoz del Mando para África explicó que esas fuerzas están ayudando a trasladar a lugares seguros a los civiles que estaban en las cercanías del hotel.

Por su parte, la Gendarmería francesa ha enviado a 40 agentes de las fuerzas especiales de intervención (GIGN) y a "una decena" de agentes de la policía científica a Mali.

Las fuerzas de seguridad malienses lanzaron una operación para liberar a los rehenes que permanecen atrapados en el hotel Radisson en Bamako tras su ocupación por parte de los individuos armados.

Durante el operativo se ha logrado liberar a más de una treintena de las 170 personas retenidas en el séptimo piso del Radisson, donde los asaltantes congregaron a los rehenes.

El presidente de EE. UU., Barack Obama, quien se encuentra este viernes en Kuala Lumpur (Malasia), comentó desde allí a los periodistas que su Gobierno está "monitoreando la situación" en Mali.

Al menos tres muertos


Tres personas murieron en el hotel Radisson de Bamako en una operación comando que tomó 170 rehenes, decenas de los cuales fueron liberados en un asalto de las fuerzas de seguridad malienses.

Tres rehenes, todos extranjeros, resultaron muertos en circunstancias aún sin precisar en este ataque en la capital de Malí, informó el ministro de Seguridad, el coronel Salif Traoré.

Un comando de "dos o tres" miembros llevó a cabo la operación, según el ministerio de Seguridad, pero testigos aludieron a una "decena de agresores armados".

A media jornada del viernes, según la televisión pública maliense ORTM, "unos 80" rehenes fueron liberados.

"Ataque al Hotel Radisson: las fuerzas especiales lanzaron el asalto, primeros rehenes liberados, unos 80", indicó ORTM.

"Las fuerzas de seguridad liberaron a unos 30 rehenes y otros pudieron escapar", dijo por su lado a la AFP el ministro Salif Traoré, sin otras precisiones.

Sin embargo, el grupo hotelero Rezidor, que gestiona el Radisson de Bamako, indicó desde Londres que un total de "125 clientes y 13 empleados" permanecen en este hotel.

Este ataque en la capital maliense se produce una semana después de los atentados en París, reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), con un saldo de 130 muertos y más de 300 heridos.

El presidente francés François Hollande pidió a sus compatriotas que se hallan en "países sensibles" que "tomen sus precauciones".

Unos 40 gendarmes de élite franceses fueron enviados a Malí, tras el ataque al hotel.

Francia lideró en 2013 una operación militar internacional, que aún dura, para rechazar una ofensiva yihadista y expulsar a los grupos armados que ocupaban el norte del país.

Encerrados en habitaciones

Debido a la dimensión del hotel y del número elevado de personas presentes, buen parte de éstas se encerraron en sus habitaciones y no se vieron amenazadas directamente por los secuestradores, según el ministerio de Seguridad.

Los asaltantes ingresaron en el recinto del hotel al mismo tiempo que un coche con matrícula diplomática, contra el que abrieron fuego, según la misma fuente. Ello rectifica una precedente información según la cual habrían llegado a bordo de una vehículo diplomático.

Desde el exterior de este hotel de 190 habitaciones se escucharon disparos de armas automáticas. "Sucede en la séptima planta, unos yihadistas están disparando en el pasillo", declaró una fuente de seguridad. La zona fue acordonada por la policía.

Seis miembros del personal de la compañía aérea turca Turkish Airlines se hallaban en el hotel, indicó una fuente gubernamental turca a la AFP.

Además de policías y militares malienses desplegados en torno al hotel, también se hallaban en el lugar miembros de la fuerza de la ONU en Malí, la Minusma, según un fotógrafo de la AFP.

Según un consultor francés que requirió el anonimato, y que se aloja frecuentemente en el Radisson, este hotel "es un objetivo evidente para los terroristas".

En agosto, un ataque contra un hotel en Sévaré (centro de Malí), causó 13 muertos. El pasado 7 de marzo un atentado contra un bar-restaurante en Bamako costó la vida a 5 personas, entre ellas un francés y un belga.

* Con información de AFP y EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.